Sigue a

CD de Ubuntu

Cuando se hablaba del lanzamiento de Ubuntu 12.04 ya se intuía que tarde o temprano dejarían de crearse imágenes de 700MB, listas para grabarse en un CD desde el que instalar el sistema operativo. Finalmente para ese lanzamiento (que, además, era LTS) se descartó la idea, parece que acabará por hacerse real para Ubuntu 12.10, que aparecerá en octubre.

En lugar de editar una imagen de CD (de casi 700MB) y otra imagen de DVD (con los idiomas y algunas aplicaciones extra) se editará una imagen única, de 800MB, lista para almacenarse en un DVD o un disco USB. Esto se aplica únicamente a las ediciones de escritorio de Ubuntu: la edición de servidor seguirá distribuyéndose en una imagen de 700MB. Tiene sentido: no incluir aplicaciones de escritorio (ni escritorio, al fin y al cabo) da más espacio para incluir las herramientas más propias de este tipo de sistemas operativos.

¿Es una buena decisión? Depende del punto de vista desde el que se mire. En los países en vías de desarrollo, actualmente y por desgracia, la banda ancha no es tan barata ni tiene tanto alcance como en un país como España o Estados Unidos, y 100MB suelen resultar en descargas sustancialmente más largas. Por otra parte el sistema tampoco puede quedarse estancado a causa de un motivo tan trivial como este.

Por otra parte, desde el punto de vista del ordenador… Casi toda máquina con 6 o 7 años disponen de una unidad lectora (y grabadora) de DVD, y/o pueden arrancar desde un disco USB. Probablemente una máquina que no disponga de unidad de DVD ni pueda arrancar desde USB no podrá ejecutar la nueva versión de Unity (recordemos que en Ubuntu ya no se incluirá Unity 2D), y haya otra distribución más idónea (como Xubuntu o Lubuntu, por ejemplo, que sí podrán seguirse editando para CD).

Más información | Ubuntu Mailing List
En Genbeta | Cinco detalles que Ubuntu debería solucionar lo antes posible
Imagen | Blyzz

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios