Grooveshark y su estrategia de actuar a posteriori: Universal Music destapa correos internos de la compañía

Sigue a Genbeta

universal

Grooveshark, una de las principales alternativas a Spotify, está metida en un buen lío. Universal la ha demandado, y por lo que parece no tiene pinta de terminar bien. La novedad es que ahora se han destapado correos internos entre empleados de la compañía, que revelan una estrategia de actuar y luego disculparse ante las discográficas para evitar pagos.

Lo que podéis leer a continuación es el fragmento de un correo escrito por Gina Simantob, la presidenta de Grooveshark, a su director tecnológico:

Lo único que quiero añadir es: estamos consiguiendo todo este crecimiento sin pagar un céntimo a las discográficas. [...] Usamos sus canciones hasta que tenemos cien millones de escuchas, momento en el que podemos decir a las discográficas quién y desde dónde está escuchando esas canciones, y entonces cobrarles por todos esos datos que hemos recopilado asegurándonos que les pagamos menos por el streaming que lo que nos pagan por recopilar esos datos. Mantengámonos así tanto tiempo como sea posible.

Y aquí tenéis otra carta de Simantob, esta vez dirigida a un inversor:

Apostamos por la compañía con el hecho de que es más fácil pedir disculpas después que pedir permiso antes. Cuando EMI nos demandó todo el mundo creía que iba a ser el fin de la compañía. Cuando resolvimos la demanda dijeron que EMI era débil y que el verdadero Goliath a vender era Universal Music. [...] Creo que tenemos oportunidad de sellar un trato con Universal Music Group en cuestión de un año, y para entonces tendremos 35 millones de visitas únicas y una potencia con la que se verán obligados a negociar.

La demanda que les ha impuesto Universal puede llegar a los mil millones de dólares, una suma de dinero que perjudicaría Gravemente a Grooveshark si ésta se viese obligada a pagar. El argumento que usan ahora es que están protegidos por la DMCA, aunque ésta misma ley de Copyright da por sentado que los responsables de distribuir música sean conscientes de lo que hace falta para quebrantar la ley.

El tiempo dirá si la estrategia de Grooveshark habrá servido para algo, pero ahora por ahora sólo se ven nubarrones en el horizonte. Estaremos atentos a la evolución de esta demanda contra Universal.

Vía | CNET

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios