Una tendencia para los próximos años: la auto-publicación de libros electrónicos

Sigue a Genbeta

La auto publicacion de libros electronicos

Amanda Hocking es una joven escritora de 26 años que, cansada de tener que lidiar con editoriales para poder publicar los libros que ella misma había escrito, se decidió a utilizar las herramientas que empresas como Amazon (y su Kindle) ofrecen para auto-editar sus propias creaciones. Con esta estrategia vendió cerca de 150.000 e-books en el 2010 y sólo en enero de este año alcanzó la increíble cifra de 450.000 copias vendidas.

Algo similar lo hemos visto en los últimos años en el mercado de la música, donde el cada vez más fácil acceso a herramientas de grabación, edición, publicación y difusión han provocado una oleada de grupos y artistas que, de tener que pasar por el aro de las discográficas, muchos se habrían quedado sin la posibilidad de ver sus obras publicadas.

Ejemplos como el de Amanda son excepciones en el mercado de los libros electrónicos, pero no sería de extrañar que con el paso de los meses y los años veamos más y más obras auto-editadas. Y lo que es más importante, obras de éxito que supongan un apoyo económico o una forma de vida para sus creadores.

Y con esto no quiero decir que los precios de dichas obras tengan que ser abusivos, como muchos de los que vemos hoy en día tanto en libros de papel como electrónicos, si no que pasemos de un modelo de negocio basado en el margen de beneficios a uno que se base en el volumen de ventas, en detrimento del precio; aspecto que casi todos los consumidores valoran como positivo y que asegura que un público muy variado pueda acceder a tus libros.

Algo así es lo que Amanda decidió hacer hace aproximadamente un año, cuando veía como sus obras eran rechazas por editores que seguramente no se molestaban en leer más allá de las primeras páginas que había escrito. Ayudándose de las herramientas que Amazon y el Kindle ponen a disposición de los usuarios, una estrategia de marketing apoyada en plataformas como Twitter o Facebook, y unos precios que variaban entre los $0.99 y $2.99 dólares, vio como de la noche a la mañana lo que había sido un hobby se convirtió en una forma de ganarse la vida.

La auto-publicación: del mercado de la música al del libro electrónico

Como la explosión que la música vio hace unos años con la proliferación de MP3, iPods, Spotifys, Groovesharks y demás, no sería extraño pensar que en un futuro no muy lejano los libros y la lectura se encuentre de nuevo en la cresta de la ola. Según un estudio publicado por FutureSource en Enero de este mismo año, en el 2010 el mercado de los e-books experimentó un crecimiento del 200%, superando la cifra de 90 millones de obras de pago puestas a disposición de los usuarios.

Aunque la mayor parte de este crecimiento es atribuible al mercado de EEUU, en la propia consultoría apuestan a que en los próximos dos años serán regiones como Europa Occidental o Asia las que aporten un mayor porcentaje al total del mercado. En España seguimos esperando esta explosión: las iniciativas nacionales que se han creado todavía no han conseguido la masa crítica necesaria tanto a nivel de títulos disponibles como de usuarios que los consuman.

Cada vez los rumores apuntan más a un desembarco de Amazon en nuestro país que por fin presente a los consumidores una oferta de libros atractiva y un sistema de compra cómodo y entendible por todos. No quiero repetirme, porque ya lo he escrito en otros artículos, pero seguro que ese día veremos cómo las iniciativas nacionales se quejan de que tenga que ser uno de fuera el que llegue para explotar el mercado. Algo que, por desgracia, ya no es sorprendente.

Vía | USAToday
Más información | Informe Future Source Enero 2011
En Genbeta | El libro electrónico florecerá en España este año con la ayuda de Amazon y Amazon vende ya más libros electrónicos que de papel y pasta dura o blanda: ¿a qué esperan las editoriales españolas?
Imagen | Ben Waggener

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios