Síguenos

Opera

Opera es uno de los navegadores que más tiempo llevan por Internet. Lleva funcionando desde 1994, con cada vez más mejoras e innovaciones. A pesar de eso, nunca ha pasado de tener una cuota marginal en el escritorio. Hoy, han hecho un anuncio sorprendente: dejarán de desarrollar su motor Presto para pasarse a WebKit. Aunque Opera ya había anunciado Opera Ice, un proyecto con WebKit, no esperábamos que abandonasen su propio motor de renderización.

¿Las razones? Que WebKit es código abierto y que pueden dedicarse a mejorarlo y colaborar con Google y Apple en lugar de simplemente hacer un desarrollo paralelo. A cambio, podrán dedicar más recursos a mejorar la experiencia de usuario: mejor interfaz, más características… Además, WebKit soporta la gran mayoría de estándares (y no estándares también).

Según Opera, la migración será gradual, y llegará tanto al escritorio como a las versiones de tablet y móvil de sus navegadores. Y prometen sorpresas dentro de unos días, en el MWC, donde mostrarán lo que tienen preparado en Opera para Android.

Para los usuarios de Opera, es una noticia muy buena. Se acabaron las ventanitas de “este sitio no es compatible con tu navegador”. El motor de renderizado será el mismo que el de Chrome, así que todas las páginas deberían funcionar sin ningún problema (o, mejor dicho, con menos problemas que antes).

Ahora bien, para el resto de usuarios de Internet, no creo que sea una noticia tan buena. No porque WebKit sea malo, no, sino porque se está convirtiendo en lo que muchos llaman el nuevo Internet Explorer 6. No os tiréis a mi yugular todavía: se dice en el sentido de que los desarrolladores web están empezando a centrarse únicamente en que las webs funcionen en WebKit. Veréis muchas páginas web, sobre todo las que hacen uso intensivo de HTML5, CSS3 y demás tecnologías de última hora, que sólo funcionan en Chrome o Safari.

De momento no es un problema muy grande, porque como digo la mayoría de cosas funcionan a la perfección en todos los navegadores, y WebKit no se está separando demasiado de la senda de los estándares. Sin embargo, es algo a lo que deberíamos estar atentos para no repetir los errores del pasado.

Vía | The Verge
Más información | Opera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios