El hackeo de @BurgerKing: Twitter tiene que mejorar sí o sí su seguridad

Síguenos

Burger King Hack

Imagínate qué ocurriría si, de un minuto para otro, perdieras el acceso a tu cuenta en Twitter y otro publicara tweets obscenos en tu lugar. Ahora, piensa qué pasaría si en lugar de ser tu cuenta fuera la de tu marca, con más de 100.000 seguidores y que es la sede de tu compañía en esta red social. Situación complicada, ¿verdad? Pues es lo que le ha pasado hoy a @BurgerKing.

La conocida cadena de comida rápida vio como alguien con acceso a su cuenta cambió el fondo, el nombre y la imagen de perfil para hacer que se asemejara lo más posible a su competencia, @mcdonalds. Además, se sucedieron tweets desagradables contra la marca y los retweets de otras personas que se burlaban del suceso. Y todo esto durante más de una hora.

Ése fue el tiempo que le llevó a Twitter darse cuenta del problema y suspender temporalmente la cuenta (mientras escribo estas líneas, la cuenta sigue suspendida). En ese breve periodo de tiempo, @BurgerKing consiguió superar 100.000 seguidores. Para que os hagáis una idea, a la media hora del hackeo, que fue cuando realicé la captura que podéis ver sobre estas líneas, “tan sólo” tenían 85.000.

Twitter y su lenta reacción

¿Qué quiere decir esto? Pues que seguramente en Twitter fueron de los últimos en enterarse. Un tiempo de reacción de una hora, cuando hablamos de una marca verificada con miles de seguidores, es inadmisible. Desconozco el protocolo que habrán seguido desde el equipo de Social Media de Burger King, pero seguramente al poco tiempo de haber perdido acceso se habrán dado cuenta.

Este caso pone de manifiesto uno de los grandes problemas de Twitter: la seguridad. Ante la ausencia de sistemas más seguros de identificación (como la verificación en dos pasos) y de gestión (como los múltiples administradores), todos somos muy vulnerables a sufrir ataques de este tipo. Y las marcas no son una excepción, es más, son el blanco perfecto por la visibilidad que otorga una cuenta de estas características.

Por mucho que sigamos consejos básicos de sentido común sobre seguridad, el peligro sigue estando ahí. ¿Tomará partido ahora Twitter, cuando son sus grandes anunciantes y cuentas verificadas los que cada vez suelen ser más protagonista de este tipo de problemas? Debería. Por su bien, por el de las marcas que se gastan miles y miles de dólares en su red social y por el del usuario final, que ya empieza a cansarse de estas cosas.

En Genbeta Social Media | Diez consejos básicos de seguridad para evitar que te roben la cuenta de Twitter

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario