Sigue a

fb

Facebook no ha cambiado demasiado en los últimos 4 ó 5 años. Aspectos superficiales como Timeline o Graph Search no han cambiado la forma en la que utilizamos la red social ni ha modificado sustancialmente el comportamiento de los usuarios durante este tiempo.

Dos características que son en estos momentos pilares claves en su futuro son Facebook Platform (Connect, Open Graph) e Instagram. Aunque Platform ha recibido importantes actualizaciones en los últimos años fue presentada por Dave Morin, hoy CEO de Path, en 2007, hace casi seis años. Instagram, por otra parte, probablemente será recordada como uno de los mejores movimientos de Zuckerberg como empresario: la adquisición de un competidor que por entonces pocos veían como tal. Pero, ¿qué mas queda del Facebook innovador?.

A diferencia de muchos otros que llevan anunciando el fin de Facebook desde hace años (que tuvo su punto más álgido con la aparición de Diaspora, una idea que no llegó a ningún lado por tratar de resolver un problema que a la gran mayoría no le importa), no creo que el fin de Facebook esté cerca.

La creación de Zuckerberg es hoy en día una de las principales formas de identificación online para millones de personas, tanto en la web como en apps móviles. Sus usuarios no dejan de crecer y todavía tienen mucho margen de mejora en el mercado africano y asiático. Las marcas y empresas invierten cada año millones de dólares en Facebook en forma de publicidad y en la gestión de las Páginas (otro gran pilar además de Instagram y Platform). Todas las anteriores razones demuestran la important presencia de Facebook en dichos segmentos.

Pero, ¿qué queda del Facebook innovador?, ¿del ‘Hacker Way’?

La salida a bolsa de Facebook aceleró los planes de monetización de la plataforma y puso el móvil en el centro de la diana. Desde entonces la gran mayoría de iniciativas llevadas a cabo por la empresa han estado relacionadas con alguno de esos dos aspectos: más negocio y/o más presencia móvil. En el primer caso lo vemos reflejado todos los días con 3 ó 4 anuncios (en muchos casos irrelevantes) en nuestro newsfeed web y móvil y en el segundo lo vemos con iniciativas como Facebook Home que poco a poco toman la forma de ‘mitad fracaso mitad atrevimiento excesivo’ por parte de la empresa.

Muchos argumentan que el futuro de Facebook está lleno de fuegos artificiales porque cada vez más usuarios utilizan la plataforma en todo el mundo. Esto es hasta cierto punto normal y no debería servir como razón para jusitificar el esplendoroso futuro que le espera a Facebok, si tal es el caso. Millones de personas en mercados emergentes tienen su primera experiencia online a través de terminales móviles y Facebook continúa siendo uno de las mejores herramientas de comunicación. Pero, ¿qué piensa un usuario en India o Camerún que lo primero que prueba son unas apps móviles que arrastran la herencia de la web?, ¿es la actual experiencia móvil (lentitud, múltiples anuncios) la que Facebook quiere que sus usuarios tengan?

Probablemente la respuesta a la segunda pregunta sea que no. Aunque la app móvil continúa mejorando (el paso de HTML5 a app totalmente nativa ha ayudado) sigue arrastrando características de la web, el entorno original de Facebook y que poco tiene que ver con lo móvil. Utilizar Facebook sigue siendo en ocasiones mucho más sencillo a través de la web que en apps móviles, y el futuro de la comunicación está en el segundo grupo.

Cabe entonces preguntarse si Facebook se guarda un as en la manga o si lo que vamos a ver en el futuro serán pequeñas actualizaciones aquí y allí, como Graph Search. Estamos cerca del décimo aniversario de la empresa que Mark Zuckerberg creó y podría decirse que el reto al que se enfrenta Facebook es el mayor de los últimos cinco años; desde que Facebook lanzase Facebook Platform al mercado, uno de sus actuales pilares.

Imagen | Taco Ekkel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios