Line: ¿puede un servicio de mensajería japonesa desbancar al todopoderoso WhatsApp?

Síguenos

line

Seguro que al menos una parte de vosotros lo habréis visto: últimamente se empieza a hablar de Line, un servicio de mensajería creado por la compañía japonesa Naver, que está consiguiendo amasar una buena cantidad de usuarios más allá del país del sol naciente. 73 millones de personas en 230 países nada menos, una cifra que debería empezar a preocupar a los responsables de un tremendamente establecido WhatsApp. ¿Estamos ante una fuerte competencia? ¿Tiene Line posibilidades para derrotar a un servicio que se ha convertido en algo tan cotidiano como el WhatsApp?

Cómo WhatsApp ha conseguido ser lo que es

WhatsApp

Lo primero que hay que encontrar son las claves por las que WhatsApp se ha adueñado de centenares de millones de teléfonos móviles alrededor del mundo. Fue el primer servicio ampliamente conocido por todos con el que nos ahorrábamos el precio de los SMS, con una idea de negocio que evidenciaba el ahorro: paga un euro en iOS o un euro anual en Android y tienes capacidad para enviar mensajes ilimitados donde y cuando quieras usando los datos en vez de la red de telefonía actual.

Además, WhatsApp es compatible con todos los sistemas operativos móviles clave para que todo el mundo se lo pudiese instalar sin el temor de perder contacto con los usuarios que tenían móviles más limitados. Más de uno se ha podido instalar WhatsApp en un móvil con Symbian, sistema muy presente en muchos terminales Nokia, Samsung o Sony Ericsson con un precio mucho más asequible que un smartphone último modelo. WhatsApp consiguió, así, la simpatía de muchas personas que creían que lo de enviar mensajes gratis requería gastarse una buena cantidad de dinero en un teléfono avanzado.

El efecto de WhatsApp ha sido fulminante: lleva el estandarte de la transición del SMS al mensaje gratuito, convirtiendo el negocio de los mensajes tradicionales y los MMS en algo absurdo y anticuado. Compañías como Movistar se han visto obligadas a ofrecer el envío de SMS como un servicio gratuito, pero no ha servido de nada. WhatsApp forma parte ya incluso de nuestro día a día, con usuarios de todas las edades que lo consideran como algo esencial en sus vidas.

Los ases bajo la manga de Line para conseguir nuestra atención

line

¿Qué puede hacer Line para poder plantarle cara a WhatsApp? El servicio japonés nació a raíz del terremoto y el tsunami de Fukushima, donde las líneas telefónicas se colapsaron y los mensajes por la red de datos funcionaron perfectamente facilitando muchísimo las cosas. Veamos una lista de las ventajas de Line sobre WhatsApp:

  • Presencia en los ordenadores. Siempre me ha resultado incómodo el tener que usar el móvil a propósito para responder a mis mensajes de WhatsApp estando delante de mi Mac. Line está disponible para Windows y OS X, con lo que podremos responder ágilmente sin apartar los dedos del teclado y el ratón. Además, es compatible con todas las plataformas móviles más usadas del mercado incluyendo el nuevo Windows Phone.
  • Es divertido. Esto ya deriva un poco al estilo japonés y no va a gustar por igual a todo el mundo, pero tenemos una serie de imágenes y emoticonos disponibles con los que podemos darle un toque de humor a nuestros mensajes.
  • Servicio de llamadas VoIP incluido. Line integra llamadas por VoIP, con lo que podemos charlar por voz con los contactos de este servicio sin necesidad de recurrir a otras aplicaciones. Esto hace que además de WhatsApp, Skype también se convierta en un competidor.
  • Capacidades sociales. En Line puedes tener una especie de perfil donde puedes compartir “momentos”, muy al estilo de Path. Sólo tus contactos pueden ver ese perfil, de modo que queda como algo privado que sólo tus contactos pueden ver. Más rivales que Line se lleva a la saca, unificando varias actividades en una sola aplicación.
  • Es gratuito. El precio de WhatsApp es bajísimo, pero todos sabemos el efecto que causa al usuario la palabra gratis. Line se monetiza con contenido opcional para los mensajes, pero tanto la aplicación como el uso del servicio no cuesta nada.

Line se presenta como una solución de mensajería móvil pero puede terminar siendo mucho más: perfiles sociales, llamadas VoIP… el efecto carambola que pueden tener estos servicios puede hacer daño. Siempre que la aplicación consiga tener éxito, claro. Además también tenemos una serie de aplicaciones adicionales con las que podemos modificar fotografías, enviar postales virtuales y tener una herramienta de dibujo. El número de apps que rodean a Line puede agobiar un poco, pero la ventaja es que estamos ante un ecosistema de herramientas la mar de completo.

Muy bien, Line, pero aún tienes deberes pendientes

line mac os x La aplicación para ordenadores de Line es completa y cumple con su objetivo, pero hay demasiadas ventanas separadas y el rendimiento podría ser mejor.

A priori Line tiene todo el arsenal que necesita para poder rivalizar en condiciones con WhatsApp (punto clave: la sincronización entre dispositivos es impecable), así que todo depende de la respuesta que le den los propios usuarios. De todas formas hay que advertir algunos puntos donde Line puede mejorar, y bastante.

La aplicación de escritorio, al menos en su versión para OS X, trabaja bien pero usa muchas ventanas y puede agobiar un poco al usuario. Tenéis la prueba en la imagen superior, donde tenemos ventanas separadas para la lista de contactos, para los chats y para los emoticonos y pegatinas con reacciones más detalladas. No estaría mal que con el tiempo la interfaz se unificara un poco y la aplicación ganase algo más de rendimiento. Sobretodo al iniciarse, donde tarda más de cinco segundos con un Mac de tres años de vida.

También hay que tener en cuenta que el estilo de la aplicación está muy orientado al mercado japonés, lo cual no implica que no tenga éxito en occidente pero significa que quizás no todo el mundo simpatice con los gráficos de la aplicación. Aún así, es tan sencillo como ignorar esa parte y enviar mensajes como con cualquier otra aplicación.

line chat mensajes Lo confieso: algunas imágenes de Line he hacen reír bastante. Las hay hasta de Evangelion y el puño de la estrella del norte.

Y quizás lo más importante de todo: hay que garantizar la privacidad de los mensajes. WhatsApp se ha llevado más de un varapalo por no cifrar lo que enviamos, dejándonos completamente vulnerables ante posibles ataques. Promocionar la seguridad de esos mensajes no sería una mala estrategia comercial por parte de Line, y para mí sería el motivo principal por el cual animaría a cambiar de servicio.

En definitiva, Line lo tiene todo para convertirse en un servicio ampliamente conocido y usado plantando cara a WhatsApp, pero al mismo tiempo depende de la recepción de los usuarios. Cambiar de aplicación de mensajería instantánea no es una cosa a la que muchos se animen, sobretodo cuando los familiares sin conocimientos de internet o informática se han acostumbrado ya a usar WhatsApp. Y a ver quién les dice que ahora toca cambiar para estar al día.

Alea jacta est, que se suele decir.

Sitio oficial y descarga | Line
En Xataka Android | Line, el todo en uno de mensajería que triunfa en Japón y empieza a establecerse en occidente

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios