¿Pagarías por suscribirte a las actualizaciones de un usuario en una red social? Pheed cree que sí

Sigue a Genbeta

Pheed

Seguro que muchos por aquí utilizáis Twitter y seguís a alguna que otra celebridad. Incluso conoceréis Tumblr, la plataforma social que permite compartir fotos, vídeos y otros materiales multimedia de manera sencilla. ¿Qué ocurriría si, por ejemplo, ahora un usuario quisiera sacar partido a sus actualizaciones estableciendo una suscripción mensual para todo el que quiera leerlas? Pues que tendríamos un servicio similar a Pheed.

Durante los últimos días, Pheed ha sido mencionado en numerosos medios internacionales. Incluso alguno de ellos se ha atrevido a compararlo con Twitter. Su funcionalidad es, como decíamos, similar a la de Tumblr, permitiendo compartir material de casi todo tipo. La novedad es que ofrece al usuario la posibilidad de establecer una cantidad de dinero mensual que otros deberán pagar si quieren leer lo que éste postea. Es más, también permite hacer retransmisiones en directo por las que el protagonista puede cobrar si así lo desea.

Y tú, ¿pagarías?

Ésta parece ser, de momento, la única fuente de ingresos de Pheed. El 50% del dinero obtenido por las suscripciones y los eventos va a parar al usuario final, mientras que la otra mitad se la queda la página para hacerse cargo de los temas técnicos (tráfico transferido, almacenamiento, etc.). Las cantidades permitidas por la plataforma oscilan entre 1.99 y 34.99 dólares para las suscripciones mensuales y también para los eventos retransmitidos en directo. Para los pheeds individuales (nombre horroroso donde los haya, pero es el que han escogido para referirse a las actualizaciones) por ahora no existe la posibilidad de cobrar, todo lo más que permiten es marcarlo con un copyright que poco o nada parece hacer.

Pheed 2

Pheed ya ha conseguido convencer a diversas celebridades para unirse a su red, un grupo donde sin duda quizás pega más el modelo de suscripción. A fin de cuentas, sí que creo que la gente podría pagar por ver un vídeo en directo de sus artistas favoritos en el que se vea cómo ensayan. O quizás incluso suscribirse a un canal en el que éstos vayan publicando material exclusivo que no está disponible en ningún otro sitio. Por ahora, artistas como David Guetta y Chris Brown ya tienen perfiles con suscripción, a un precio de 4.99$ y 2.99$ mensuales.

Pero, ¿estaría el usuario medio interesado en suscribirse, pagando, a las actualizaciones de sus amigos? Personalmente no lo creo. Pheed puede tener éxito dentro del mundo de los famosos y artistas, pero no creo que vaya a cambiar el actual panorama de las redes sociales en lo que a relaciones personales se refiere. Dicho esto, tampoco me extraña que acabe de nacer y cuente ya con tantas celebridades de su lado. De tener éxito, éstas podrían llevarse también una considerable cantidad de dinero por algo que, hasta ahora, hacían gratis en otras redes sociales.

La suscripción y poco más

Dejando de lado las suscripciones y las retransmisiones en directo, Pheed parece tener poco que aportar al ya de por sí saturado mundo de las redes sociales. Lo único distinto a lo que estamos acostumbrados a ver es que, además de existir un botón “me gusta” y otro para guardar en favoritos, también han incluido uno para marcar como “no me gusta”. Existe también un límite de caracteres, que han fijado en 420 frente a los 140 de Twitter.

Pheed

El funcionamiento de la página no es del todo intuitivo. Si bien importa algunos elementos que estamos acostumbrados a ver en Twitter (por ejemplo, las menciones con el @ y los hashtags que utilizan el símbolo #), las respuestas o pheedbacks, como ellos lo llaman (en serio, ¿quién ha pensado estos nombres?) no se muestran en el perfil del usuario que las realiza, sólo en el que las recibe. Si a eso le sumamos un diseño recargado, anticuado y que necesita mejorar, nos encontramos con que Pheed puede tener una buena idea detrás pero sin duda falla en la ejecución de la misma.

Pheed, Twitter y la polémica

A pesar de que Pheed acaba de lanzarse, como quien dice, la red social ya ha sido protagonista de una polémica bastante significativa. Pheed, para facilitar el registro, permite que los usuarios se identifiquen con su cuenta de Facebook o su cuenta de Twitter. ¿El problema? Que si se elige esta última opción, la plataforma envía automáticamente un tweet al perfil del usuario haciendo publicidad de su página sin consultarlo.


Además de enfadar a los usuarios, con este comportamiento ya se han ganado un bloqueo por parte de Twitter. Desde ayer, tan sólo es posible registrarse utilizando un correo (registro tradicional) o una cuenta de Facebook. Desde Pheed se excusan diciendo de que ofrecen al usuario la posibilidad de desactivar los tweets automáticos, pero no entienden que el problema es que esta opción venga activada automáticamente.

Pheed, necesita mejorar

Por ahora, Pheed puede resultar atractivo a un determinado grupo de usuarios interesados especialmente en las celebridades allí presentes, pero le veo poco futuro respecto al resto. Antes de nada tienen cuatro aspectos que mejorar: ofrecer algo distinto y revolucionario que llame la atención a todos, lanzar alguna aplicación para móviles, cambiar ese horroroso nombre y mejorar su descuidado diseño. Hasta entonces, me da a mí que Pheed acabará como tantos otros que intentaron quitarle el trono a las grandes redes sociales actuales: escondido en el cajón de los proyectos fallidos de Internet.

Enlace | Pheed

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios