Compartir
Publicidad
Publicidad
Varios youtubers se quejan: ¿medidas demasiado estrictas ante avisos por copyright?
Redes sociales y comunidades

Varios youtubers se quejan: ¿medidas demasiado estrictas ante avisos por copyright?

Publicidad
Publicidad

Algo está ocurriendo en YouTube, algo que muchos usuarios están calificando como "absurdo" o "irreal". Resulta que varios canales de popularidad media (del rango de varios centenares de miles de suscriptores) han visto cómo eran cerrados o privados de derechos para monetizar el contenido que publicaban, una reacción fuera de lo común ante las causas que lo provocan.

Los youtubers responsables de esos canales se han lanzado a protestar de la única forma que han podido hacerlo dentro de la plataforma: publicando un vídeo. Y viendo la cantidad de autores que lo han hecho, es como si en YouTube alguien hubiera puesto en marcha un mecanismo no muy certero para encontrar violaciones de copyright.

Los "strikes" como método de aviso

Pongámonos en antecedentes explicando cómo suele funcionar YouTube al detectar vídeos que aparentemente no respetan los derechos de autor de algún tipo de contenido. Cuando ocurre, el servicio manda al autor un aviso o "strike" junto con instrucciones para resolver la incidencia de alguna u otra forma.

Es lo equivalente a los avisos de tu madre: "cómete las lentejas, primer aviso"

Estos avisos son como cuando tu madre te mandaba advertencias: "pórtate bien y cómete las lentejas, este es el primer aviso. A la tercera, te castigo". Sólo que en nuestro caso a la tercera nuestra cuenta de YouTube con todos sus vídeos es cancelada y retirada. De hecho, antes de eso ya se pueden aplicar ciertas limitaciones de gestión en la cuenta a modo de sanción.

Con este sistema, los youtubers no pueden ignorar cualquier violación de copyright que hayan hecho y pasan a solucionarla con urgencia. El problema viene cuando por lo visto en YouTube aplican este mecanismo de forma algo indiscriminada.

"El sistema está increíblemente roto"

Sabiendo esto, miremos uno de los casos como ejemplo. En el vídeo que podéis ver justo encima aparece Doug Walker, quien desde hace años ha interpretado al personaje Nostalgia Critic analizando películas con un tono de humor. Su canal en YouTube cuenta con más de 350.000 suscriptores, y su estudio depende de los ingresos que consigue del portal para seguir existiendo.

En el vídeo, Doug explica cómo un strike fruto de una advertencia de Studio Ghibli hizo que de repente sólo pudiera publicar vídeos de hasta 15 minutos en el canal además de no poder monetizar nada. Nunca les había ocurrido esto a raíz de sólo un aviso, y comenta que ha habido ocasiones en las que arrastraban dos avisos y no les habían aplicado estas medidas.

Las quejas de Doug son varias:

  • Parece ser que el canal había respetado todos los derechos de autor en ese vídeo.
  • No han podido acceder a las preferencias de su canal hasta dos horas después de haber recibido el aviso.
  • No parece que otros canales que han copiado y re-subido el vídeo sin mencionarles hayan sufrido las mismas medidas.
  • Mientras que el servicio de atención al usuario de YouTube promete una respuesta en un día laborable, la espera ha sido de tres semanas.
  • Todo parece haberse hecho por algoritmos y no personas.
  • Han intentado rellenar varias veces el formulario para responder al aviso pero en todos los casos han recibido un error del servidor, y en YouTube se han limitado a señalar otras formas de respuesta ignorando que la principal no funciona. Además, otro administrador de la cuenta tiene formularios completamente diferentes para hacer esto.

Pero lo peor para Doug es que durante estas tres semanas de odisea para resolver el problema (y la cosa aún sigue), no hay monetización en sus vídeos. Y como es su forma principal de sustento, el estudio no está generando ningún ingreso en estos momentos.

Este caso es sólo uno de tantos: el canal Alternate History Hub (500.000 suscriptores) también tiene la monetización bloqueada, Eli The Computer Guy (263.000 suscriptores) tiene un aviso por un vídeo de dos años y medio de antigüedad que le impide seguir trabajando, I Hate Everything (533.000 suscriptores) vio como su canal era borrado sin ningún motivo aparente, RiceGum vio su canal suspendido 24 horas, Your Movie Sucks se ve saturado de avisos...

Todo lo que se está haciendo ahora mismo lo están haciendo algoritmos. No hay ningún ser humano vigilando nada de esto. Y parece que la única forma de llamar la atención y provocar que respondan ante esto es escalarlo. Hay muchos youtubers ahora mismo haciendo vídeos quejándose de lo que les ha ocurrido y de la nula respuesta.

¿Hay alguna alternativa?

Que varios youtubers hayan protestado por esto es una doble señal: que un cambio de política en cuanto a esto ha ido tremendamente mal en YouTube (automatizar estas cosas nunca puede salir bien) y de repente muchos autores están siendo injustamente afectados, y que esto es lo que ocurre cuando YouTube y sólo YouTube es el portal en el que una persona puede aspirar a ganarse la vida con sus vídeos.

De ahí a que muchos de esos autores tomen la postura de "tener derecho" a ganarse la vida con sus vídeos. Para muchos de estos autores afectados lo ingresado con los vídeos se convierte en su sustento económico, y no es algo que puedan hacer con el mismo éxito en portales como Vimeo o DailyMotion. ¿Quizás Facebook? La audiencia de sus vídeos no para de crecer... aunque no me veo a los más veteranos de YouTube cambiando de plataforma. Esperemos que todo esto se solucione pronto.

Imagen | Tori Rector
En Genbeta | El youtuber mejor pagado del mundo tiene ahora su propia productora de contenido online

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos