Síguenos

RSS

Con el cierre de Google Reader surgieron muchos lectores alternativos de RSS: en Genbeta ya recopilamos varios. Sin embargo, la mayoría de estos servicios tienen un problema, el mismo de Reader. Dependemos de un tercero.

Hemos visto cómo ha pasado hace poco también con The Old Reader: se acaban los recursos y los usuarios se quedan “tirados”. Este caso no fue tan grave como el de Reader, ya que de The Old Reader no dependía casi todo el ecosistema RSS, pero aun así ha dejado a muchos usuarios sin el que probablemente fuese su lector favorito.

Para evitar esto, la primera posibilidad que surge es usar clientes locales. Aunque la empresa que los desarrolla cierre, nosotros podremos seguir usándolo. El único problema es precisamente que son locales: no podemos sincronizar los datos entre varios ordenadores.

La segunda opción, la que vamos a revisar en este artículo, son los lectores RSS para alojar en nuestro propio servidor. Gratuitos o con una licencia, obtienes el código y lo subes a un servidor que controlas tú. Es accesible desde cualquier ordenador a través de Internet, y lo podrás seguir usando pase lo que pase. Además, tiene la ventaja de que sabes perfectamente cómo se están gestionando tus datos.

Eso sí, estos lectores requieren más dedicación que un cliente normal. Además de que la instalación es más complicada, pueden surgir más problemas y tendréis que preocuparos de mantener el servidor en funcionamiento.

Si no tenéis un servidor propio en el que podáis instalar el lector, Amazon ofrece servidores virtuales con todo lo necesario de forma gratuita (siempre que no excedáis la cuota de uso, que debería ser suficiente para un uso individual). Y si no queréis un servidor, también podéis montarlo en vuestro propio ordenador, aunque perdéis la posibilidad de acceder desde cualquier punto de Internet.

Miniflux, minimalista y centrado en el contenido

Miniflux

Empezamos con uno muy minimalista: Miniflux. Podemos importar y exportar nuestros feeds en OPML y añadir suscripciones con sólo la URL del sitio web (no hace falta bucear para encontrar el canal RSS). Está optimizado para ser lo más cómodo posible, descargando incluso del contenido completo de los feeds truncados, y además soporta los atajos de teclado de Google Reader.

En general está bastante bien, aunque está planteado como un lector “antisocial” y no permite compartir artículos. Además, no soporta carpetas y es poco dinámico (cualquier acción, como añadir un feed o cambiar de carpeta recarga toda la página y lo hace más lento).

Miniflux es gratuito, liberado bajo licencia AGPL. Necesita un servidor con PHP 5.3.7 o superior, con las extensiones de SQLite y XML. No necesita configuración inicial: con copiar el código al servidor ya empezará a funcionar.

Más información | Miniflux

Tiny Tiny RSS, acercándose a una aplicación de escritorio

Tiny Tiny RSS

Tiny Tiny RSS pretende acercarse a la interfaz de una aplicación de escritorio. Hay tres vistas posibles: una de tres paneles (suscripciones, lista de artículos y vista de artículo individual), otra de dos paneles con sólo los titulares de cada artículo en el panel derecho y una tercera donde los artículos están expandidos.

Soporta importación y exportación de nuestros feeds con OPML, compartir a redes sociales a través de varios plugins, temas, podcasts y filtrado de artículos. Incluso tiene una API para que podáis comunicaros con vuestro servidor a través de otras aplicaciones.

Tiny Tiny RSS no es, desde luego, el lector con la interfaz más atractiva, pero el buen número de características sí que lo hacen interesante. La configuración no es demasiado complicada: sólo requiere PHP 5.3 o superior y PostrgreSQL o MySQL (en el primero funciona más rápido).

Más información | Tiny Tiny RSS

Fever, seleccionando lo más importante de tus feeds

Fever

En su web comentan que Fever va al revés que el resto de lectores RSS: funciona mejor cuantos más canales RSS tienes. Tienes que distinguir entre feeds de lectura obligada y otros suplementarios, más prescindibles. Puedes verlos en dos categorías separadas o en “Hot”, los temas candentes del momento.

Fever tiene en cuenta las veces que se repite un tema y en qué blogs aparece para darle una temperatura, y así tratar de darte sólo lo más interesante sin que tengas que deshechar demasiado ruido de otras publicaciones. Muy interesante, más aún teniendo en cuenta que la interfaz es muy fácil de usar y soporta los atajos de teclado de Google Reader.

Para ejecutarlo, necesitáis un servidor con PHP 4.2.3 o superior y MySQL 3.23 o superior. El único problema es el precio: la licencia cuesta 30 dólares, y hay que pagar las actualizaciones mayores.

Más información | Fever

Stringer, minimalista y antisocial

Stringer

Stringer tiene un propósito similar a Miniflux: minimalista, con sólo las características necesarias para leer feeds y nada más. El diseño es muy bueno y fácil de usar, y al igual que el resto de alternativas soporta los atajos de teclado de Reader.

El principal punto malo (aparte de no permitir compartir artículos) es que no soporta carpetas y los feeds pueden quedar algo desorganizados. Por lo demás funciona bastante bien.

Stringer es gratuito y funciona con Ruby, aunque por suerte está preparado para funcionar a la primera con Heroku. La guía de instalación es una serie de comandos que hay que ejecutar en la terminal y que no deberían dar ningún problema ni dificultad.

Más información | Stringer

Hay más lectores RSS por ahí (incluso un plugin para OwnCloud), pero hemos escogido sólo los más interesantes. Por supuesto, podéis dejar vuestras sugerencias en los comentarios.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios