Síguenos

Cinco sistemas operativos para sustituir a Windows XP


Ayer os comentábamos que sólo queda un año para que Microsoft finalice el soporte de Windows XP. Más allá de pasar a Windows 8, tal y como propone Microsoft, queremos ofrecer otras alternativas. Por eso vamos a ver cinco sistemas operativos para sustituir a Windows XP en vuestros ordenadores.

Por la misma razón que descartamos Windows 8 también vamos a descartar otros sistemas como podrían ser Windows 7 o cualquier sistema de Apple. En todos estos casos supondría una renovación del hardware prácticamente seguro. Los equipos que funcionan con Windows XP pueden mantenerse por distintos motivos, pero en su mayoría seguramente ya llevan unos años funcionando. Procesadores pentium o menos de 1GB de memoria RAM pueden ser dos características que nos encontremos frecuentemente.

¿Entonces que nos queda? Tenemos distribuciones Linux que pueden funcionar muy bien para los usuarios de Windows XP. Vamos a ver algunas de ellas:

Cinco alternativas a Windows XP

  • Linux Mint siempre ha sido una de las distribuciones Linux mejor orientada a facilitar el paso de los usuarios desde e Windows XP. El MintMenu, muy similar al que utilizan Windows, o aplicaciones puente, que están en ambos sistemas pretenden suavizar la curva de aprendizaje de los usaurios. En mi opinión era más efectivo cuando usaba GNOME 2 como escritorio. Ahora mismo, sólo elegir entre Cinnamon o MATE ya puede suponer un problema para los usuarios que llegan desde Windows y no están acostumbrados a poder elegir escritorio, más allá del fondo de pantalla. MATE sería la mejor opción para los usuarios que vienen de Windows XP
  • Xubuntu es otra de las opciones interesantes. Podríamos haber elegido Ubuntu, pero lo cierto es que Unity no es lo más parecido a Windows XP y sus menús. Además que el consumo de recursos que implica puede ser un impedimento para que el sistema vaya fluido. Por eso Xfce es un escritorio más que adecuado para conseguir un uso adecuado de los recursos y que funcione realmente bien. También podemos optar por una versión de Mint que utilice este escritorio.
  • Lubuntu utiliza LXDE un escritorio aún más ligero que Xfce. Esto significa que en equipos con pocos recursos va a funcionar realmente bien, y será aquí donde nos ofrezca lo mejor de este sistema. Es un derivado de Ubuntu, por lo que contaremos con una gran comunidad a la hora de resolver cualquier duda. Instalé este sistema a un usuario que jamás había utilizado otra cosa que Windows XP y se adaptó perfectamente, pudiendo alargar la vida de su equipo unos años más.
  • ReactOS es un sistema operativo de código libre, del que hemos hablado en alguna ocasión, que se planteó para que fuera compatible con aplicaciones y controladores de Windows NT. Su interfaz recuerda mucho a Windows y esto se nota mucho. Lo cierto es que parece que el proyecto lleva un tiempo estancado, por lo que tampoco podemos pedir muchas actualizaciones y soporte, por lo que casi nos quedamos igual que con XP, sin soporte.
  • Windows XP, si, habéis leído bien. Para muchos me temo que esta será la única alternativa viable, ya sea porque no pueden cambiar determinados programas a otros sistemas de Microsoft más modernos o por distintos motivos. Una vez finalizado el soporte XP seguirá funcionando. No recibirá actualizaciones de seguridad, pero al tener una cuota de mercado mucho más baja también dejará de centrar la atención de los ciberdelincuentes. El mayor inconveniente puede estar en la actualización de programas que ya no sean compatibles, pero por lo demás se podrá seguir utilizando con las debidas precauciones por los temas de seguridad que vayan apareciendo.

Windows XP es un sistema operativo que nos ha acompañado durante muchos años. Esto significa que para muchos usuarios puede ser el único sistema operativo que han conocido en su vida. Para otros, simplemente por un tema de longevidad se va a producir una resistencia al cambio mayor, sólo por el hábito o costumbre. Llegado el momento cada uno tendrá que tomar la mejor decisión según sus intereses.

Quizás una opción que no hemos contemplado también pueda ser una solución, la virtualización. Podemos crear una máquina virtual de nuestro equipo y que trabaje sólo cuando necesitemos algo que sólo podamos hacer por cualquier motivo con Windows XP. Es una buena solución para casos puntuales.

En Genbeta | El soporte de Windows XP terminará definitivamente el 8 de abril del 2014

Deja un comentario

Ordenar por:

50 comentarios