Del PC clásico a la era móvil: ¿Cómo ha cambiado el precio de los sistemas operativos en veinte años?

Sigue a Genbeta

etiqueta precio

Muchos recordamos con nostalgia la época en la que todos teníamos un PC clásico con Windows XP en algún rincón de nuestras casas, pero lo cierto es que han pasado muchos años desde entonces y todo ha cambiado por completo. Cada vez somos más móviles, y la potencia de los teléfonos más recientes le da decenas de vueltas a esos Pentium III de los que tanto presumíamos.

Hay un aspecto en concreto de este cambio que cobra especial interés desde que la nube se ha impuesto en nuestras vidas: el precio de esos sistemas operativos. Sólo hace falta recordar los precios de los Windows de esos ordenadores clásicos y ver cómo hemos pasado de pagar verdaderas fortunas a sacar los palos y las antorchas porque en WhatsApp se disponen a cobrarnos 0,89 euros anuales. ¿Pero ha sido así siempre?

Los primeros Windows no eran tan caros como muchos piensan

Lo lógico es pensar en precios muy altos cuando miramos hacia las primeras versiones de Windows. Pero lo cierto es que, tal y como podemos ver en el anuncio teletienda que protagonizó Steve Ballmer en la época, el primer Windows costaba 99 dólares. Para la época era una suma importante de dinero, pero contando la inflación sigue siendo menos que las licencias de 300 o 400 dólares de las versiones más modernas.

Windows 2.0 se lanzó al mismo precio como una actualización de la primera versión, pero el primer cambio importante llegó con el primer Windows que empezamos a usar: Windows 3.1. Fue con esa mítica versión con la que Microsoft empezó a comercializar una versión completa y una actualización por separado. La versión completa costaba 149 dólares, mientras que actualizarse desde una versión anterior de Windows costaba 79 dólares. Una subida de precio para los nuevos clientes, pero una buena forma de cuidar a los fieles.

Windows 95, con novedades en la interfaz que todavía duran en las versiones actuales del sistema, volvió al modelo de los cien dólares por versión nueva haciendo favor a todos los usuarios de los ordenadores que querían dar el paso. Estábamos ya en una época en la que el ordenador empezó a entrar en muchísimos hogares.

De Windows 98 a Windows 7: la cuesta arriba de los precios

Versiones Upgrade de Windows 7

A partir de Windows 98 Microsoft empezó a desmadrarse con los precios: versión completa por 209 dólares y 109 dólares para las actualizaciones, con un complemento de 19,95 dólares para actualizarse a Windows 98 Segunda Edición y librarse de los errores que poblaban la primera. Windows 2000 subió todavía más de precio: 319 dólares para la versión completa y actualizaciones con precios que variaban desde los 149 a los 219 dólares.

Windows Millenium, que se vendió a 209 dólares supuso un gran desastre para la compañía y un empujón para que en Redmond espabilaran con Windows XP. Ésta versión de Windows sigue funcionando en muchísimos ordenadores y su versión más completa se vendía por 300 dólares en su lanzamiento.

Con Windows Vista llegó el pico: infinidad de versiones, con la más completa vendiéndose por nada menos que 400 dólares. Su sucesor, Windows 7, bajó un poco de precio con su versión Ultimate vendiéndose por 319 dólares. Con Vista y 7 habia versiones mucho más baratas, pero los usuarios querían todas las características de Windows y el tráfico de versiones pirateadas aumentó sustancialmente. La reacción de Microsoft, poniendo más y más barreras para asegurar la autenticidad de las licencias, no fue muy bien que digamos.

Linux, los precios regulares de Mac OS y el gran cambio de la Mac App Store

os x mountain lion

El precio de las versiones de Linux es más fácil de recordar: gratis desde siempre. Siempre que nos centremos en las versiones orientadas al consumidor y no a empresas que necesitan soporte, claro. Apple tampoco nos lo puso difícil: 99 dólares para las versiones clásicas de su sistema y 129 dólares para las versiones nuevas de Mac OS X, con la ventaja de que podías conseguir la licencia gratuita si te comprabas un nuevo Mac con el sistema preinstalado.

Pero a partir de OS X Snow Leopard Apple hizo un giro total para contrarrestar la piratería, que podéis ver en el minuto 29:20 de este vídeo:

Rebajar de 129 a 29 dólares Snow Leopard comportó dos cosas: un aumento de las ventas de ese sistema y todo un desafío a Microsoft, que por esa época vendía sus sistemas a precios por una cantidad de dinero diez o incluso quince veces mayor.

Una segunda fase se consumó con OS X Lion y Mountain Lion abandonando el soporte físico para instalar el sistema operativo. Pasábamos a depender de nuestra cuenta de Apple, y más que adquirir licencias para ordenadores comprábamos el derecho a usar el sistema en todos los ordenadores que quisiéramos. Mountain Lion pasó a venderse a un precio aún más agresivo: 19,99 dólares.

La estrategia dejó otro efecto positivo: la gran mayoría de usuarios que podían se actualizaban, asegurándose un buen porcentaje de adopción en el mercado.

Windows 8 y los efectos de las tiendas de aplicaciones

windows 8 caja

Sin darnos cuenta, el concepto de licencia de sistema operativo había cambiado del todo. El turno de Microsoft llegó, y lanzó el gran cambio de Windows 8 por 39,99 euros. Seguía siendo algo más caro que OS X, pero desde luego era una inmensa mejora respecto a sus antecesores y unos ánimos tremendos para que todo el mundo se actualizase.

Pero las ventas del nuevo Windows no han ido como se esperaba, y Microsoft ha subido el precio de la actualización a 199 dólares ya que esos 39,99 dólares eran sólo temporales en una promoción de lanzamiento. El desafío para la compañía de Redmond ahora mismo es convencer al mercado de que Windows 8 vale lo que cuestá, aún habiéndose desmarado de ese descenso en los precios que la nube nos ha traído.

De hecho y señalaría otro culpable de esos precios: las tiendas de aplicaciones. Nos hemos acostumbrado a pagar 1, 2, 3 o 4 euros por programas móviles e incluso de escritorio, con lo que ver una suma de tres cifras en las etiquetas de las cajas de los sistemas asusta todavía más que antes.

El precio de los sistemas móviles y el futuro

samsung galaxy s4

¿Qué pasará a partir de ahora? Falta ver hacia dónde vamos encaminados en esta época donde las tabletas y los smartphones proliferan cada vez más. Android ha sido gratuito desde siempre, y iOS pasó de costar unos 10 dólares a ser gratuito. La clave está más que clara: los verdaderos beneficios de los sistemas móviles están en el porcentaje que se saca de la tienda de aplicaciones y no al vender el sistema operativo.

Con los sistemas de sobremesa cada vez más obviados y los servicios en la nube dando más importancia a los navegadores, éstos se centrarán cada vez más en la potencia de la web. Mientras tanto, los sistemas móviles serán cada vez más y más potentes para sacar tajada de las aplicaciones que se venden y no de sus propias licencias. Desde luego, un panorama radicalmente diferente desde que Ballmer anunciaba con tanto ímpetu Windows 1.0 en ese anuncio.

Imagen | Twicepix, eplus-gruppe

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios