Sigue a Genbeta

LiveMinutes un servicio completo de videoconferencia con pizarra compartida

Tener a mano, o en nuestros favoritos, un buen servicio de videoconferencias debería ser imprescindible para todos nosotros. Seguro que no hace mucho habrías deseado poder compartir un mapa interactivo con un compañero mientras le explicabas dónde aparcar por una zona en concreto, o tal vez sólo querías comentarle algo sobre un documento que te había enviado.

LiveMinutes es un servicio de videoconferencias basado en Flash ligero, gratuito y muy completo. Una aplicación online realmente recomendable, de estas que desde el momento en el que las descubres, siempre acabas utilizando alguna vez y te ahorra unos valiosos minutos (u horas). Echémosle un vistazo más cercano.

Un primer vistazo a LiveMinutes


LiveMinutes: Ejemplo de uso de la pizarra compartida

Y es que uno de los puntos fuertes del servicio es una apariencia sencilla a la vez que atractiva y simplicidad de uso. Desde que entras a la página web tienes muy claro, aunque esté en inglés, que le tienes que dar a Start Sharing. Te dan una URL para que la compartas con aquellos con los que querías realizar la videoconferencia y ya está.

Una vez iniciada la videoconferencia ni siquiera empiezas a emitir audio o vídeo, sino que simplemente podrás utilizar las diferentes utilidades que te proporciona. Pero si quieres emitir, a través de un pequeño asistente se configurarán tus dispositivos de captura de audio y vídeo para empezar la comunicación.

La estructura de la ventana no es espcialmente novedosa, asistentes y un chat a la izquierda, y la parte principal de la ventana a la derecha donde se realizará la acción. Pero entre ambas secciones podremos encontrar una barra vertical con todas las tareas o actividades que habíamos ido abriendo según transcurría la videoconferencia, de forma que podemos retomar una explicación justo donde la habíamos dejado para explicar otro punto. Un gran punto a su favor.

Y en cuanto un asistente se conecta podremos ver (con un color diferente y su nombre) el cursor de su ratón, de forma que podremos seguir las modificaciones que realiza, o incluso quién las está realizando. Desde luego, el creador de la sesión puede permitir, o no, que el resto de usuarios puedan interactuar con las aplicaciones.

¿Qué podemos hacer en LiveMinutes?


LiveMinutes: Ejemplo de uso de la pizarra compartida

La respuesta debería ser rápida: mantener una videoconferencia (o sólo conferencia) con una o más personas al mismo tiempo. Pero en este caso, y como comentábamos anteriormente, podremos apoyarnos en varias herramientas que se nos facilitan en la interfaz de LiveMinutes.

Como no podría ser de otra forma la primera aplicación que podemos probar es una pizarra colaborativa compartida. Pero la cosa no se queda ahí, sino que nos permite subir una fotografía desde nuestro ordenador para poder realizar marcas y comentarios sobre la misma; e incluso tiene integrado un buscador en Google Imágenes, con lo que tienes acceso a un sinfín de imágenes a un clic de distancia.

Si te planteas situaciones en las que necesitarías una herramienta para visualizar algo a la vez con otra persona, la posibilidad de hacerlo con un documento y un mapa compartidos seguro que serían algunas de tus primeras ideas. Y es que, desde que lo descubres, te ahorra mucho tiempo, y ni siquiera hace falta utilizar el audio, porque con algún comentario en el chat y las anotaciones con el ratón es más que suficiente.

En cuanto al audio de la videoconferencia, el servicio permite la utilización de Skype para establecer la comunicación entre los diferentes asistentes, pero así pierdes una característica importante para según que conferencias. En este caso el usuario que crea la sesión se considera el profesor y puede hablar libremente, pero el resto de los usuarios tiene que apretar un botón en la interfaz para poder hablar. Además existe un modo en el que sólo un estudiante puede hablar al mismo tiempo, para así evitar un caos asegurado.

Fortalezas y debilidades


Características de LiveMinutes

Primero vayamos a por las malas noticias, y es que alguna vez he tenido problemas a la hora de entrar a una videoconferencia, pero siempre se ha arreglado volviendo a cargar la URL que compartimos para entrar en la sesión. Además faltan todavía algunas aplicaciones para enriquecer la experiencia de usuario, como por ejemplo, poder compartir el escritorio del profesor.

En la parte de la balanza de los puntos fuertes, sin duda alguna, tiene que estar la posibilidad de abrir, por ejemplo, varias pizarras compartidas y poder cambiar entre ellas recuperando el estado en el que se habían quedado, con lo que puedes explicar con una pizarra limpia cualquier aspecto, tener varios mapas apuntando a sitios diferentes o ver varias páginas de un documento al mismo tiempo.

Por último destacar la posibilidad de recuperar una especie de log visual de lo acontecido en la sesión de videoconferencia, ya que al finalizar puedes visualizar (y descargar si te habías registrado) el estado de las diferentes aplicaciones abiertas durante el proceso.

Enlace | LiveMinutes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios