Sigue a Genbeta

Pantalla de bloqueo de Windows 8

El soporte para secure boot, una de las nuevas features de Windows 8, sigue estando de actualidad. Si ya os comentamos que gracias a esa característica era posible que los fabricantes dificultaran la instalación de Linux en equipos portátiles y de sobremesa (aunque no creo que ningún fabricante se atreva a eso), ahora nuestras miradas deben dirigirse hacia las tabletas.

Y es que si bien Microsoft comentó que el secure boot en ordenadores podría ser desactivable siempre que el OEM quisiera, parece que en el caso de las tabletas ARM el Secure Boot es necesario, obligatorio y no desactivable. Y la información viene de la mano de la propia Microsoft, recogida en un documento con las directrices para los fabricantes de software.

No estoy diciendo en ningún caso que Microsoft impida activamente la instalación de Linux en tabletas con Windows 8 ni nada parecido: el secure boot agrega una capa de seguridad que se hace necesaria para evitar ciertos tipos de ataques. Y está claro que tarde o temprano van a acabar apareciendo distribuciones de Linux con instaladores actualizados que permitirían ser instaladas en estos sistemas. El secure boot no es una característica propia de Windows: es una especificación que cualquier fabricante puede adoptar.

Hoy, con el documento que tenemos entre las manos, lo que sabemos y podemos decir es que las tabletas u ordenadores con ARM que quieran estar certificadas para funcionar con Windows 8 (es decir, tener la pegatina con el logo, como solemos ver) no podrán incluir una opción para desactivar el Secure Boot. Y eso puede dificultar la instalación de una distribución de Linux de hoy: dentro de no mucho tiempo seguro que veremos distribuciones que lo facilitan.

Vía | OMG! Ubuntu
Más información | Windows 8 Hardware Certification Requirements

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios