Microsoft describe detalles de la integración de Windows 8 con Windows Live ID

Sigue a Genbeta

Si habéis instalado Windows 8 al menos en una máquina virtual probablemente os habréis dado cuenta de que, en un momento de la configuración, se nos sugiere (no se nos obliga) introducir un Windows Live ID, para teóricamente sincronizar ciertas configuraciones entre equipos (como los favoritos de Internet Explorer, las contraseñas o la configuración de algunas aplicaciones).

Microsoft, finalmente, ha decidido aclarar con detalle cómo será la sincronización de Windows Live ID con Windows 8. Para empezar muchas configuraciones de Windows (punteros del ratón, fondo de escritorio, avatar, favoritos, contraseñas, configuraciones de accesibilidad…) se sincronizarán entre todos los equipos en los que inicies sesión con tu Windows Live ID. Pero aún hay más.

Una de las características más interesantes, a mi parecer, es la sincronización de configuración de aplicaciones (siempre aplicaciones Metro), incluyendo, atención, el estado en el que dejamos la aplicación. Eso significa que podremos, por poner un ejemplo, empezar una película en nuestro tablet PC y continuarla en nuestro PC de escritorio por donde la dejamos.

Esto es extensible a los libros electrónicos, al nivel de un juego, o a la Web que estábamos visitando. IE10, de hecho, ya incluye esta funcionalidad. También facilitará el inicio de sesión en sitios Web (y aplicaciones) que utilicen Windows Live ID, aplicándose automáticamente las configuraciones sincronizadas en los servidores de Microsoft.

Por supuesto es posible seleccionar qué queremos sincronizar con cada equipo (por ejemplo, probablemente no queramos nuestro historial de navegación en el ordenador del trabajo). Y de hecho, por ejemplo las claves de los PC que forman parte de un dominio (en una red corporativa) no son enviadas a nube alguna.

Todos los datos son cifrados en el cliente y no están accesibles desde otros servicios de Microsoft ni de terceras partes, y para autorizar la sincronización con otros equipos, de regalo, necesitamos confirmar que somos nosotros mediante un mensaje enviado a nuestro móvil o a una dirección de e-mail alternativa, estableciendo ese equipo como “de confianza”.

Sin duda una característica muy atractiva esta que nos enseña Microsoft, y queda por ver si los desarrolladores aprovechan sus posibilidades al máximo o no.

Más información | Building Windows 8

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios