Sigue a

¿Qué se juega Microsoft con Windows 8? El liderazgo en la próxima década


Podría entonar Microsoft la famosa canción de José Alfredo Jiménez, y decir aquello de: “Sigo siendo el Rey” tras la presentación de Windows 8. Que entramos en la era post-PC y los equipos de sobremesa pierden protagonismo, pues me reinvento y saco Windows 8, un sistema con el que la experiencia de usuarios será similar tanto en sobremesa como en portátiles y tablets. Y de paso Windows Phone 8, el próximo lunes, para sumar los móviles a la fiesta. Pero, ¿qué se juega Microsoft con Windows 8? El liderazgo en la próxima década es la respuesta, veamos porqué

Se reducen las ventas de PC


En los últimos años hemos asistido a una reducción de las ventas de PC, el equipo de sobremesa y también el portátil pierden importancia en el hogar. Una parte de este movimiento ya lo hemos visto en el pasado. Ocurrió con el equipo de sobremesa, que comenzó a molestar más en casa y muchos fueron los que se pasaron a los portátiles. Hablamos siempre de usuarios de propósito general, consulta de Internet, consumo de música y vídeo, como funciones principales.

Por este lado Microsoft tiene la guerra perdida, seguirá siendo el rey en los equipos de sobremesa. Seguirá siendo líder, con Windows 8 y con Windows 7, pero no volverá la época dorada del sector. Con los portátiles si puede dar más guerra. Recuperar impulso, el portátil con Windows 8 es un gran competidor de tablet. Sobre todo en la gama de los híbridos y los táctiles.

El único sitio donde los equipos de sobremesa siguen siendo predominantes es en las empresas. Pero aquí el ritmo de adopción de los sistemas operativos es mucho más lento, ahora están en plena migración de Windows XP a 7 muchas de ellas, y no pueden esperar grandes cifras de ventas en el área corporativa. Además es Windows 8 significa un cambio demasiado grande respecto a todo lo precedente, con un periodo de aprendizaje muy alto que muchas no están dispuestas a asumir, aunque plantee soluciones interesantes a sus problemas para usuarios en movilidad.

Y Microsoft quiere parte del pastel de los tablets y teléfonos


Nuevos equipos táctiles
Si en los equipos de sobremesa Microsoft verá reducidos sus ingresos por la contracción del mercado, en tablets y teléfonos sólo puede crecer. En tablets es insignificante lo que tiene ahora. Y en teléfonos móviles, a pesar de sus esfuerzos no acaba de arrancar. Y aquí los usuarios están en un punto muerto. Windows Phone 8 todavía no está y los terminales tardarán un poco. Y los que hay ahora no se podrán actualizar al nuevo sistema. Esto me parece un gran error por parte de Microsoft. Si lanzas algo nuevo tiene que estar disponible para todos al día siguiente.

En los tables pasa lo mismo. El producto estrella, el Surface, tardará en llegar a España. Afortunadamente el mercado estará bien cubierto con los socios tradicionales de Microsoft y la multitud de modelos que se han ido presentado a lo largo de estos días. Después de todo no parece que Microsoft con su propio hardware vaya a tener una parte importante de ventas, sobre todo si llega tarde a la fiesta.

Los tablets con Windows 8 me parecen de lo mejor hoy en día. Tanto en versiones con Windows RT como con Windows 8. Aquí Microsoft ha orientado muy bien su estrategia comercial. Al sector de consumo, al que va orientado Windows RT le doy Office instalado, y al sector profesional, el que quiere ser más productivo y quiere un tablet pero le gustaría trabajar como un portátil, le doy soluciones de empresa como Windows To Go.

Sólo me queda un punto de duda. Todas las tablets que se presentan van hacia las 10”, justo en el momento donde parece que el mercado de las tablets se populariza el tamaño de las 7”. De este modo tenemos equipos magníficos, con precios entre 500 y 600 € en un mercado que ha cambiado y tiene tablets de gran calidad por 200 €. Aquí Microsoft debería ponerse las pilas junto con los fabricantes de hardware para sacar pronto un modelo a competir en esta gama.

Si la Windows Store sale bien…


Windows Store
La gran apuesta de Microsof debe ser la Windows Store. Y aquí han empezado muy bien, mimando a los desarrolladores, dando facilidades. Pero también siendo exigentes con la calidad de las aplicaciones. Que cumplan unos parámetros mínimos. De momento sale con un buen punto de partida, la tienda con más aplicaciones en su lanzamiento.

Las tiendas de aplicaciones se han convertido en una fuente de ingresos que ninguna compañía quiere despreciar. Microsoft siempre ha estado con su negocio enfocado hacia la venta de licencias del sistema operativo y MS Office, como sus dos grandes pilares. Si consigue un gran éxito con la tienda los ingresos por licencia no serán tan importantes y le permitirá ser más competitivo en precio, sobre todo con tablets.

Pero también tienen que ponerse las pilas en el sector del software, acomodado a ir cambiando de versiones de forma periódica, ahora con Windows 8 tienen que reinventar sus productos. Adaptarlos a un manejo táctil y puede que veamos sorpresas. Programas que hasta ahora eran líderes en su sector se quedan atrás y surgen otros nuevos, aunque más bien creo que veremos como grandes compañías compran a pequeñas que aportan buenas soluciones en su gama para ayudarles a dar el salto táctil.

Windows 8 no será éxito instantáneo, pero consolidará el futuro de la compañía


Con todos estos datos creo que habrá un antes y un después de Windows 8. La presentación de Windows 8 lo cambia todo, cambia las reglas del hardware con la entrada de Microsoft, pero también del software con la tienda de aplicaciones y la adaptación de todos los programas a una interfaz táctil. Para bien o para mal, nada será igual a partir de ahora.

Windows 8 es revolucionario en este sentido. Pero como en toda revolución puede que no todo salga tal y como todos esperan. No creo que sea un éxito instantáneo, le costará arrancar, pero garantizará el futuro de la compañía en la próxima década. La experiencia de uso que conseguiremos con Windows 8 – Windows Phone hoy por hoy no nos la puede ofrecer nadie más. Ya no importa donde trabajemos, ni desde dónde lo hagamos que la experiencia será muy similar. Y aquí hoy por hoy Microsoft tiene una gran ventaja. Veremos si no la deja escapar.

En Genbeta | Windows 8, repasamos todo lo necesario de cara al lanzamiento

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios