Síguenos

Windows 8

Windows 8 será lanzado el próximo 26 de octubre (con un acto especial que comenzará a medianoche en Madrid). La próxima versión de Windows, para bien o para mal, es siempre un acto muy importante en el mundo de la informática. ¿Os parece que hagamos un repaso básico?

¿Windows 8, Windows 8 Pro?

En Windows 8 se acabó aquel batiburrillo de ediciones, Home, Home Premium, Proffesional, Ultimate… Los consumidores podremos acceder a dos (estamos obviando siempre Windows RT, que ya vimos que hay que echarle de comer aparte).

En Windows 8 “a secas” podremos acceder a muchas características del sistema (y suficientes para la mayoría), como la interfaz Modern UI (con todo lo que conlleva, como las Live Tiles), a Internet Explorer 10, a la Windows Store, a las aplicaciones incluidas por defecto (correo, calendario, contactos…), a la integración con Microsoft Accounts y al escritorio clásico (con instalación de aplicaciones anteriores a Windows 8).

También se incluyen los Storage Spaces, Windows Media Player, File History, la capacidad de montar imágenes ISO y VHD, las mejoras en el manejo de conexiones móviles y SmartScreen, por poner algunos ejemplos.

Windows 8 Pro incluye absolutamente todo lo que incluye Windows 8, e incluye algunas características extra como BitLocker y BitLocker to Go, la capacidad de iniciar el sistema desde una imagen VHD, el cliente Hyper-V, la posibilidad de que el equipo forme parte de un dominio, la posibilidad de cifrar el sistema de ficheros, las políticas de grupo y la capacidad para ejercer de servidor de Escritorio Remoto.

Hay una tercera edición para clientes de empresas grandes (Windows 8 Enterprise), con otras características extra como la posibilidad de instalar aplicaciones Metro sin pasar por la tienda de aplicaciones, más características para equipos en movilidad y demás.

Requisitos mínimos de Windows 8

Anunciando el lanzamiento de Windows 8

Windows 8, por supuesto, puede instalarse en cualquier ordenador que cumpla los requisitos mínimos del sistema. Sabed que en tiendas, en principio, sólo va a poderse adquirir Windows 8 Pro, quedando relegado Windows 8 “a secas” a las máquinas donde venga preinstalado.

A grandes rasgos, Windows 8 va a poder instalarse en prácticamente cualquier ordenador que funcione con Windows 7, y sabed que Windows 7 se pudo instalar en casi todos los ordenadores que podían ejecutar Windows Vista. Me parece un muy buen gesto por parte de Microsoft que no aumenten demasiado los requisitos mínimos desde el sistema que lanzaron en 2007.

Detallamos:

  • Procesador Intel o AMD que funcione con una frecuencia de reloj de 1Ghz. Importante: debe estar equipado con PAE, NX y SSE2. Hay procesadores Pentium III que funcionan a 1Ghz y que no cuentan con esas características.
  • 1GB de RAM, 2GB para la edición de 64 bits.
  • 16GB de espacio en disco para la edición de 32 bits, 20GB para la edición de 64 bits.
  • Resolución de pantalla de 1024×768 para utilizar aplicaciones Modern UI (o como se llamen ahora), de 1366×768 para poder ver dos aplicaciones Modern UI a la vez.
  • Tarjeta gráfica compatible con WDDM y DirectX 9.

Podéis saber si vuestro procesador soporta esas características ejecutando la herramienta Coreinfo de Microsoft en una línea de comandos, buscando las líneas NX (que se refiere a si el procesador soporta DEP), PAE (que permite a sistemas de 32 bits utilizar más de los 4GB de RAM que tienen por límite) y SSE2 (que es un conjunto de instrucciones del procesador), y asegurándoos que (como es mi caso) aparezca un asterisco a su derecha.

Coreinfo

Actualizarse a Windows 8: ¿duele?

En absoluto. Podemos actualizar nuestro equipo a Windows 8 conservando, mínimo, nuestros archivos. Todo depende del sistema operativo desde el que actualicemos.

  • Windows XP: cuentas de usuario y sus archivos.
  • Windows Vista (debe estar actualizado al SP2): cuentas de usuario, archivos, muchas configuraciones. Aplicaciones deben reinstalarse.
  • Windows 7: cuentas de usuario, sus archivos, muchas configuraciones, incluso las aplicaciones que tengamos instaladas.
  • Versiones previas de Windows 8: no se conserva nada; si hacemos instalación limpia sin formatear el disco, los archivos quedarán en Windows.old.

Proceso de actualización a Windows 8

Para iniciar el proceso de instalación deberemos ejecutar el asistente de actualización de Windows 8, que lo hará todo a través de Internet (descargándose todos los archivos necesarios para el proceso), o bien introducir nuestro DVD o disco USB convenientemente montado cuando Windows esté iniciado. Si iniciamos el sistema usando el medio de instalación únicamente podremos hacer instalación limpia.

Importante saber que, si usamos el asistente de actualización a Windows 8, en un paso podremos crear un DVD o disco USB de instalación de Windows 8. También es importante saber que Windows 8 incluye características que nos permiten devolver el equipo a su estado de fábrica (o de “recién instalado” si el equipo no traía Windows 8 originalmente).

Precios de Windows 8

Aquí viene la parte un poco más espinosa. Windows 8, como dijimos, en principio no podrá adquirirse en tiendas por separado; es decir, va siempre preinstalado en un equipo. Windows 8 Pro, por su parte, tendrá una amplia gama de precios, según, sobre todo, el momento y cómo queramos adquirirlo:

  • Con un ordenador con promoción de actualización (comprado a partir del 2 de junio) y sin Windows 7 Starter: depende del fabricante. Por ejemplo, Acer se hará cargo de su coste si el equipo es un ultrabook. Máximo cinco licencias por cliente, máximo una por equipo.
  • Como actualización desde XP, Vista o 7 (no Starter), como descarga online y si no se aplica promoción de actualización (y hasta el 31 de enero): $40 que en España son 29,99€ (¡gracias, diegoml!).
  • Actualización física, en tiendas, promoción de lanzamiento (hasta el 31 de enero): en Amazon 53,99€, queda por ver a qué precio lo venden en tiendas físicas.
  • A partir del 31 de enero de 2013: el precio será mayor. No puedo precisar cuánto, pero en Amazon US se habla de 199 dólares por la edición física.

Todos estos precios, reitero, se aplican únicamente a Windows 8 Pro. Nadie ha hablado de actualizaciones a Windows 8 “a secas”.

En Genbeta | Cuatro claves para elegir entre Windows 8 y Windows RT
En Xataka Windows | Windows 8 a fondo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios