Compartir
Publicidad
Publicidad

CiU y la ley Sinde: "Le hemos dicho al PSOE que estamos dispuestos a acercarnos si se atrae al PP"

CiU y la ley Sinde: "Le hemos dicho al PSOE que estamos dispuestos a acercarnos si se atrae al PP"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vuelven. Inasequibles al desaliento y al pálpito digital de la libertad, los convergentes se vuelven a ofrecer, nunca han dejado de hacerlo, para sumar sus votos en la casilla del SÍ al control estatal de la red. Algún día se cuantificará el daño que una bisagra conservadora adosada al tinglado industrial y financiero español y catalán (lobbistas en despacho de abogados cinco estrellas y el famoso 3%) le ha supuesto a la modernización del Estado español.

Por mucho que los historiadores, los medios de papel y los periodistas de la transición nos hayan vendido que representaban la modernidad. Otro cuento más. Recuérdese que hasta Jiménez Losantos apoyó la candidatura del nacionalista Roca a la presidencia del gobierno español. Es el extraño embrujo del nacionalismo catalán.

Si tendrán poder los de la bisagra nacionalista que cuenta Vidal Quadras que Cascos lo envió al paro por exigencia de Pujol. Ahora, por cierto, el hijo del ex President es el nuevo secretario-general. Mañana, por lo pronto, pactarán (todos) una ampliación del plazo de enmiendas, como mínimo una semana más, para negociar competencias autonómicas, más prebendas y sillones como hizo el PNV que se puso especialmente pesado con lo de ampliar la representación de su "nación" en los organismos del Estado (ojo a la CMT).

Convergencia tiene un voto o más bien un puesto clave en todo este barullo senatorial que es nada más y nada menos que la la presidencia de la Comisión de Economía que "verá" las enmiendas antes de pasarlas al pleno donde se votará la LES que arrastra el control estatal de la red con la dichosa y magullada Ley Sinde, que nunca muere, la condenada. Un optimista nos dice que Jordi Vilajoana, el presidente de la Comisión, es otra cosa. Todo un caballero. Pues ya veremos. Ojalá tenga razón el optimista con el presidente Vilajoana al que puedes ver en la foto que encabeza este post con Bono y Anasagasti en Afganistán.

Hay que insistir, cuando ya llega la Sinde al Senado, que el objetivo único de los primos del embajador con delegación y despacho adosado al del presidente del gobierno de España es repetir lo que hicieron con Brown, aprobar la ley antidescargas aunque sea "un día" antes de dejar el poder. ¿Cómo lo hicieron?. Con el apoyo de los conservadores.

Van a piñón fijo a por el objetivo según Brown. Produce y dirige: Serrano y sobrevuela Rubalcaba que "hacen lo que tienen que hacer". Por cierto que hoy la SER con Francino era un ruego de tertulianos pocos menos que clamando por la candidatura del Vicepresidente y Ministro del Interior para salvar los muebles e incluso ganar. A ZP ya solo lo quieren para hacer un par de trabajos que les han encargado los americanos y los poderosos lobbies, pleonasmo.

Aunque sea con un descaro indecoroso pues ya todo el mundo sabe que el diseño es de la embajada y los lobbies de la vieja industria. Algo que conocemos al detalle por la desclasificación que de los cables diplomáticos ha hecho WikiLeaks. Lo publicó El País que alguno ya se ha olvidado y va contando por ahí que eso es un invento de Internet:

EE UU ejecutó un plan para conseguir una ley antidescargas. La Embajada estadounidense en España diseñó una minuciosa estrategia en 2007 y colocó la propiedad intelectual como tema prioritario en su agenda.

Pero la presión ciudadana y el favor civil de Assange hicieron posible, para asombro del mundo, que un plan de la embajada de los EE.UU fuese tumbado como ayer se hizo con su web. Símbolo del desprecio al pueblo español. Centro de la conspiración para enterrar la investigación del asesinato de Couso, dañar a las empresas españolas (salvo a las que son de ellos) y torre de control política de los vuelos de la CIA. También club de topos y políticos indignos que se desabrochaban los pantalones mientras entregaban el control del espacio aéreo nacional y se involucraban en extrañas operaciones de armas o de lobby del transgénico.

Pues a pesar de ser una prioridad en la agenda del embajador la ley fue derrotada en el Congreso. Como bien sabes. Les quedaba resucitarla en el Senado y desgraciadamente parece que la operación de reanimación va muy bien. La prueba es que el PP menos transparente de las últimas semanas ya no considera innegociables sus enmiendas y CiU adelanta que si hay "consenso" (todos al suelo) ellos también apoyaran la Sinde en el Senado.

Además Artur Mas ha dejado en manos de Unió (los democristianos no son los mejores amigos de la red) la negociación "Estado a Estado" (cosas de la jerga nacionalista). Aquí puede ser clave (para mal) el nombramiento del nuevo delegado de la Generalitat en Madrid, Jordi Casas.

Os dejamos para amenizar con un párrafo del artículo que Carlos Sánchez Almeida, fichado por el Departamento de Estado como enemigo público del plan del embajador, les dedicó a políticos e intermediarios:

Es la misma oligarquía blindada que ha destruido, en el sector privado, toda apuesta por un modelo distinto de país. Son los intermediarios de la infamia, los abogados del dólar, aquellos a los que Neruda retrató en su Canto General. Intermediarios bien cebados, el objetivo a extinguir. La sociedad española que hay más allá de la brecha digital aún no lo sabe, pero a este lado de la frontera ya no tienen nada que hacer. Hoy los hemos visto en acción. La democracia representativa es eso que hemos visto en streaming: los representantes del pueblo dando la espalda a las cámaras, bisbiseando en un rincón, chalaneando con nuestros derechos fundamentales como cambistas de bazar. Con razón les da miedo un simple tweet.

Hoy mismo han quedado para negociar. CiU pedía, entre otras cosas, algo sobre los seguros privados (?) y el PNV un puesto más para su "nación" en cada uno de los órganos del Estado en los que quepa un sillón más. Asuntos de la LES sin ninguna relación con Internet. Pero que para nosotros, desde el momento en que son parte de una negociación para tragar con el apoyo al control estatal de la red, si que tienen relación.

Afortunadamente, todo esto se hace con un ojo en las encuestas, por eso parece ser que las jóvenes direcciones de los conservadores vascos y catalanes no parecen dispuestos a tragar con la Sinde si el PP no se moja y se quema con ellos en la línea de lo que le piden a Pons los lobbistas amigos del embajador y de los consejeros del grupo PRISA. Si oyes la palabra consenso piensa en el despacho de Roca, recomienda un camaleón que también nos dice que Vilajoana es otra cosa. Aunque eso es irrelevante pues es el PP el que debe decidir (ya) si está con la libertad o con otorgar poderes al Estado para controlar la red. Además tiene la mayoría en el Senado.

Foto | mde.es

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos