Compartir
Publicidad
Publicidad

El 51% de Orange en Túnez es propiedad del yerno del dictador

El 51% de Orange en Túnez es propiedad del yerno del dictador
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo gobierno tunecino ha anunciado la incautación de todos los bienes y activos de la familia del depuesto presidente Ben Ali. Entre las propiedad susceptibles de ser incautadas estaría el 51% de la "franquicia" de Orange en Túnez que es propiedad del yerno del depuesto dictador. Marwan Mabrouk, todo un hombre de negocios que controla la mayoría del operador a través de Investec, su compañía de inversiones, es el marido de Cyrine Ben Ali, la hija menor de Ben Ali.

Un sindicato tunecino ha mostrado su preocupación por la difícil situación en la que queda la compañía naranja en el país que intenta recuperar el legado de corrupción, paro y despilfarro que deja como pesada herencia la Familia. Desde París Jean-Bernard Orsoni, director de Comunicación de Orange explica que todavía no han sido contactados por las nuevas autoridades.

En uno de los últimos comités de empresa se trató el asunto y en especial la "inseguridad jurídica" en la que quedaba la compañía. Si bien desde Francia se les aseguró a los trabajadores que mantendrán su presencia en el país. Orange emplea a 1.100 personas y tiene 800.000 clientes en Túnez. France Telecom, propietaria de Orange y también participada por el Estado francés, pagó 130 millones de euros por la licencia de telefonía cuando fue ofrecida por el gobierno de Túnez en 2009.

Al propietario de Orange en Túnez se le investiga por corrupción en varios casos relacionados con las privatizaciones en sectores estratégicos y la banca pública que "casualmente" siempre beneficiaban al yerno. Lo llamativo del caso es que EE.UU, como prueban los cables desclasificados por WikiLeaks, ya conocían las andanzas del "empresario" que descansa sus "reales" en conocidos bancos.

Por otro lado, ayer dimitía la ministra de Asuntos Exteriores de Sarkozy, Michele Alliot-Marie, que también disfrutó de la generosidad de la familia del dictador tunecino y que en "justa" reciprocidad ofreció agentes antidisturbios franceses para frenar las protestas. Michele Alliot-Marie estaba considerada como la potencial sucesora de Sarkozy en la UMP, el "gran" partido de la derecha francesa obsesionado, entre otras cosas, por controlar Internet.

Algo huele a podrido en el Mediterráneo. Política y negocios.

Foto | businessnews.com.tn

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos