Compartir
Publicidad
Publicidad

La policía usa mensajes de texto invisibles para localizar y rastrear móviles

La policía usa mensajes de texto invisibles para localizar y rastrear móviles
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Varios cuerpos de policía y de seguridad europeos utilizan mensajes de texto invisibles para localizar y rastrear la posición de teléfonos móviles. El sistema envía un SMS invisible, sin texto, que el aparato del destinatario rechaza pero que, en cambio, facilita la geolocalización del gadget. En palabras de Silent Services, la empresa desarrolladora del software:

El Silent SMS permite al usuario enviar un mensaje a otro teléfono móvil sin el que el propietario de éste lo sepa. El mensaje es rechazado por el móvil de destino y no deja ningún rastro en él. En respuesta, el remitente recibe un mensaje de la operadora móvil confirmando la recepción del SMS invisible.

Lo más curioso es que, en algunos de los países donde se ha recurrido a este método, la legislación lo permite debido a un vacío legal. Por ejemplo, en el caso de Alemania, la constitución federal protege el secreto de telecomunicaciones, pero como estos SMS no contienen mensaje alguno, escapan de la ley.

En un principio, los SMS invisibles se crearon para dar servicio a las operadoras móviles en las tareas de comprobación de red. Se utilizaban para asegurar que el teléfono en cuestión estaba en funcionamiento y, así, proceder a hacer las comprobaciones oportunas de la red. Sin embargo, los servicios de seguridad y espionaje les han dado otro uso: localizar a personas y sospechosos.

Los países que se sabe que han recurrido a este método son, por ahora, Alemania, Francia y Holanda. En el caso alemán, la diputada Anna Conrads planteó una pregunta en el parlamento regional de Renania-Westfalia para conocer mejor el uso de los SMS invisibles y se dio a conocer que durante el 2010 se enviaron más de 255.000 mensajes invisibles en 778 investigaciones. Además, el ministro del Interior alemán, Hans-Peter Friedrich, afirmó en diciembre que se envían 440.000 SMS silenciosos de media cada año.

Pero la localización no es la única funcionalidad de los SMS invisibles: también ofrecen la posibilidad de agotar la batería al teléfono móvil destinatario. De esta forma, mediante un ataque de denegación de servicio (DDoS), se bloquea el dispositivo hasta que se drena por completo la batería.

Vía | El Economista Foto | Febelix

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos