Compartir
Publicidad
Publicidad

La red se enfrenta al apagón informativo del terrorista Gadafi

La red se enfrenta al apagón informativo del terrorista Gadafi
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según testigos del grupo Feb17voices, un colectivo que está haciendo llamadas a ciudadanos libios y colgando los audios en la Red para dar testimonio de lo que está pasando, los hombres del régimen ya atacan incluso a los médicos en los hospitales. Es la denuncia que encuentra el altavoz necesario e inmediato en la red global que Gadafi ha bloqueado en Libia.

Porque internet está movilizado y volcado. Por ejemplo con el llamamiento urgente de Avaaz para lograr que las protestas no sufran ningún apagón informativo, a través de módems y telefónos por satélite seguros, mini-cámaras de vídeo, y radio transmisores portátiles, además de equipos de apoyo formados por expertos en el terreno que se enviarían a los activistas para que puedan seguir difundiendo mensajes y vídeos en directo incluso cuando internet o los teléfonos son bloqueados. Se pedían un mínimo de 15.000 donaciones. Ya falta poco.

Pero ahora la noticia son los bombardeos de la aviación en lo que es un paso definitivo hacia el abismo que señalaba el horizonte biográfico de un terrorista sin escrúpulos. Sí, Gadafi fue y es un terrorista pero con aviación y armamento diverso. Siempre lo ha sido, incluso cuando le visitaban los estadistas x negocios en la Jaima. ¿No tenían noticias?. Quizás tampoco las tengan ahora de los aviones con mercenarios que están aterrizando en los aeropuertos de Libia.

Por cierto que en ningún cable de WikiLeaks relatando las visitas a Gadafi aparece el término habitual y tan manoseado estos últimos días para salvar a régimenes en apuros: transición ordenada. En aquellas veladas con el enfermo y psicópata de la escolta delirante de sus 200 vírgenes y las cuentas multimillonarias en Suiza y las Islas Caimán si que hablaban de caballos pura sangre y quizás de perdices. ¿Todavía tendrá el caballo que le regaló Gadafi?.

Mientras, hoy, ahora, vecinos de la capital libia aseguran que hay numerosos cadáveres tirados por las calles y que el sonido de disparos y bombas es ya permanente. Esta tarde-noche dos cazas libios han aterrizado sin previo aviso en Malta y los pilotos han pedido asilo político. Según han relatado decidieron exiliarse tras recibir la orden de bombardear a los manifestantes y descargar las bombas en las consideradas "zonas rebeldes". La artillería pesada se hace presente en lo que no es más que el efecto lógico de lo que haría cualquier terrorista demente y bien armado.

Pero Italia se dice preocupada por el posible impacto inmigratorio de la crisis y su ministro de Asuntos Exteriores se ha enfrentado a alguno de sus colegas que pedían más dureza contra Gadafi. Claro que éste es íntimo de Berlusconi. Hoy su ministro Frattini además de conseguir que no se aprobasen medidas enérgicas contra Libia ha sacado a relucir, ¡ahora!, lo de la transición:

Lo que debe hacer la UE es apoyar la transición pacífica a la democracia

Las cancillerías de Alemania, Reino Unido y Finlandia han intentado pero no conseguido endurecer la tibia posición de la UE. El secretario de Estado alemán de Exteriores, Werner Hoyer, ha declarado que en Libia, igual que en Túnez, hay "gente valiente que quiere tomar las riendas de su destino", en respuesta al intento de algunos países de condenar la violencia de ambas partes. Fuentes de la dirección de un partido minoritario europeo pero con responsabilidades de gobierno denuncian que lo que ha vivido hoy Europa no tiene calificativo posible.

Trinidad Jiménez, por su parte, ha rechazado las críticas vertidas en las últimas semanas contra la UE y los Gobiernos de los Veintisiete por haber tenido relaciones, en aras de la estabilidad regional, con los regímenes autocráticos de países árabes sacudidos por revueltas y protestas democráticas en las últimas semanas.

"La UE no escoge a los gobernantes", ha explicado la ministra de España. Además ha insistido en la rueda de prensa posterior a la reunión de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE en su esperanza de que la situación "revierta". Sí que quiso hacer, Jiménez, algo de "autocrítica" al anunciar que a partir de ahora "debemos tomarnos más en serio" la región. Sin comentarios. Además señaló que el Gobierno no prevé organizar una evacuación de ciudadanos españoles en Libia, ya que no existe esa necesidad "por el momento". Una horas después caían las bombas sobre Trípoli.

En el mapa de la corrupción de No les Votes falta señalar el agujero negro desde el que se escapaba el dinero público que sufragaba las fiestas flamencas que le organizaban al terrorista libio cuando visitaba España.

Foto | Global VoicesMás Información | libyafeb17.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos