Compartir
Publicidad
Publicidad

Los blogueros y activistas digitales de Irán no se amilanan a pesar de las ejecuciones

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la crisis en las elecciones presidenciales de 2009 la república islámica de Irán se ha convertido en la mayor cárcel para blogueros del planeta. Pero estos, no se amilanan, a pesar de las ejecuciones. Son blogueros y activistas digitales que denuncian los execrables crímenes del régimen iraní. Pero también la escasa atención de los medios occidentales.

Buscan el apoyo de la blogosfera internacional de la que ellos forman parte. Sus relatos son un grito de desesperación que necesita del altavoz solidario de los ciudadanos digitales de todo el mundo. Ellos piensan que se pueden hacer más para que no se repitan casos como el de la jovencísima Delara Darabi. Ejecutada hace un año.

Desde Stop Tortura comparan el caso de Debora, antes de ser ejecutada, con el de la joven Nazanin Fatehi que también se enfrentaba a una ejecución. Sin embargo después de más de 350.000 firmas online y la atención del mundo fue declarado inocente y pudo abandonar la cárcel.

Cada día son más los blogs que "abandonan" debido a la represión que sufren, pero hay, como en toda lucha, héroes que se la juegan. Como todos aquellos que graban las imágenes de las manifestaciones o los bloueros que reclaman la atención para los condenados a la pena capital.

Es el caso de blogs como Rotten Gods, Teheran Post, Under Underground o View from Outside Iran que relata como el día de la madre al levantarse y abrir su correo electrónico tenía un mail de un colega que le escribía sobre la ejecución que tendría lugar ese mismo día de personas que habían llegado a conocer: "No puedo dejar de llorar", escribió. "No sé qué hacer." Una de las ejecutadas sería Shirin Alam Holi, una joven kurda que fue acusada de colocar una bomba y que le había hecho llegar un escrito dirigido a los jueces que le habían juzgado, y en la que narraba los pormenores de su detención... pocos días antes de su ejecución:

Mi idioma es el kurdo, el idioma que uso para comunicarme con mi familia, amigos y la comunidad, y el lenguaje con el que yo crecí. Pero no se me permite hablar mi idioma o lo leen, no se me permite ir a la escuela en mi propio idioma y no me permite escribir en él. Me están diciendo que tengo que hacer negación de mis orígenes kurdos, pero si lo hago, eso significa que tienen que negar lo que soy
Cuando me estaban interrogando, no podía entender el idioma en el que me hablaban ni responder a los jueces. Aprendí persa en los últimos dos años en la sección de mujeres de la prisión gracias a mis amigas. Pero usted, señor juez, me interrogó y me sentenció en su propio idioma, aunque yo no lo entendía y no podía defenderme
La tortura a la que me sometieron a se ha convertido en mi pesadilla. Estoy en constante dolor debido a la tortura que fue objeto. Los golpes en la cabeza durante el interrogatorio han causado grandes problemas en mi cabeza, y sufro de fuertes dolores de cabeza, que me hacen perder el sentido completamente. Mi nariz empieza a sangrar por el dolor que dura varias horas hasta que consigo sentirme algo mejor
Otro "presente" de su tortura es el que me ha dejado un daño en mis ojos que empeora cada día. Mi solicitud de unas gafas ha quedado sin respuesta. Los interrogadores eran hombres y yo estaba atada a una cama con esposas. Usaron sus puños, pies, porras eléctricas y cables para vencer a la cabeza, cara, cuerpo, y las plantas de mis pies. Cuando sus preguntas quedaron sin respuesta, me pegaron de nuevo hasta que me desmayé
Cuando entré en esta prisión mi pelo era negro, ahora después de tres años de prisión, mi cabello ha comenzado a encanecer. Sé que usted ha hecho esto, no sólo a mí sino a todos los kurdos como Zeynab Jalaliyan y Safarzadeh Ronak ... Los ojos de las madres kurdas están llenos de lágrimas, a la espera de ver a sus hijos. Ellos están en un estado de constante preocupación, el temor de que cada llamada de teléfono puede llevar la noticia de la ejecución de sus hijos
Hoy es 2 de mayo 2010 y de nuevo me llevaron a la Sección 209 de la prisión de Evin durante los interrogatorios. Me pidieron cooperar con ellos para que yo sea perdonado y no ejecutada. No entiendo qué quieren decir con lo de la cooperación, cuando no tengo nada más que decir que lo que ya he dicho.

El pasado 9 de mayo, día de la madre en Irán, Shirin Alam Holi, fue ejecutada. Desde Internet nos piden ayuda. Los ciudadanos digitales, que mantienen en todo el mundo una lucha contra los lobbies y los gobiernos que les sirven, son en gran medida la última esperanza de los activistas digitales de Irán. La Revolución digital en defensa de la libertad en la red, es la revolución de los Derechos Humanos. Somos más.

Vídeo | Studenti Iraniani InPiazza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos