Compartir
Publicidad
Publicidad

Rebelión en la Red: "Nosotros no volamos"

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

John Tyner, un programador informático de 31 años de San Diego, se ha convertido en un héroe para todos aquellos ciudadanos que consideran que la obsesión por la seguridad ha llegado a límites intolerables. Todo empezó cuando Tyner se negó a pasar por el escáner láser que “desnuda” a los pasajeros antes de subir a los aviones, y que es objeto de una campaña nacional de boicot.

El agente le ofreció una alternativa, un cacheo manual. A lo que el amigo Tyner, siempre queda alguien con lo que hay que tener, respondió:

Si me tocas el paquete, te hago arrestar

El agente hizo llamar a un supervisor al considerar su declaración una falta de respeto. Entonces llegó una supervisora que le explicó a John en qué consistía el cacheo, Tyner ni por esas:

No entiendo como un acoso sexual se convierte en una condición para que pueda volar

Esto no es acoso sexual, respondió la supervisora. Respuesta de John Tyner: “Lo sería si usted no fuera del gobierno. Sólo me gustaría que mi mujer, y quizás mi doctor me tocaran ahí”, replicó Tyner, que acabó abandonando el aeropuerto sin subirse al avión que debía llevarle Dakota del Sur, y se enfrenta a una multa de 10.000 dólares por “abandonar una zona de seguridad restringida al público”.

Tyner grabó la cámara oculta discusión con los agentes de seguridad y luego la colgó en Youtube. La grabación se ha convertido en toda una sensación, alcanzando cientos de miles de visitas en pocos días.

Internet ya tiene otro héroe y una causa que crece por momentos. Un movimiento digital que se ha unido a Tyner en la web y crece sin parar. Un grupo ha declarado el 24 de noviembre, el de mayor actividad viajera (al día siguiente es Acción de Gracias) como National Opt-Out Day. Otros ciudadanos han creado el sitio We Won’t Fly (Nosotros no volaremos), donde otro de los lemas es "Viajar con dignidad".

La amenaza de rebelión ciudadana ha obligado a Janet Napolitano, la secretaria de Seguridad Interior, a intervenir, pidiendo “paciencia”. Según Napolitano, además de completamente necesarias, las nuevas medidas para detectar objetos peligrosos no metálicos son “seguras, eficientes, y protegen la privacidad de los pasajeros

Antes del "caso Tyner", el sindicato de pilotos de avión también había denunciado los escaneos completos. Pero también su preocupación por la radiación excesiva que sufren los trabajadores o viajeros asiduos que se exponen a los mismos. Varios investigadores de la Universidad de California han advertido seriamente sobre los riesgos de esta radiación .

Además desde Israel, que algo saben de esto, aseguran que es absurdo explorar todo el cuerpo porque es muy fácil engañar a la máquina que no capturararía los explosivos escondidos en ciertas cavidades. Un destacado experto israelí se ofrece a demostrar esta aseveración.

Más Información | VentureBeat

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos