Compartir
Publicidad
Publicidad

#SpanishRevolution ¿de la transición a la revolución democrática española?

#SpanishRevolution ¿de la transición a la revolución democrática española?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Del kilómetro cero de la Puerta del Sol de Madrid a la plaza de Cataluña de Barcelona, la plaza del Ayuntamiento de Valencia, la plaza del Carmen de Granada, la plaza de la Candelaria en Tenerife, la plaza de la Constitución de Málaga o el obelisco de los cantones en La Coruña.Del parque de San Telmo de Gran Canaria, la plaza del Pilar de Zaragoza, la plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela, el teatro Arriaga de Bilbao, la plaza porticada de Santander, la subdelegación del Gobierno de Salamanca y la plaza de España de Palma de Mallorca a la embajada de España en Londres, en Berlín, Amsterdam.

No faltan Buenos Aires, Bogotá o México donde el sábado se concentrarán los amigos de la revolución española, que será también mexicana, frente a la embajada española en Galileo 114 (esquina Horacio), Col. Polanco de 16:00 a 18:30.

Pero volvemos a España donde las concentraciones han llegado también a la plaza del Ayuntamiento de Gijón, la plaza de la Constitución de Huelva, la plaza de la Montañeta de Alicante, la calle del Príncipe de Vigo, la plaza porticada de Santander, la plaza de la Encarnación de Sevilla, La Glorieta en Murcia, la plaza Mayor de Burgos, el Gran Capitán en Córdoba, la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, la plaza de Zocodover de Toledo, la plaza Escandalera de Oviedo, el Azoguejo en Segovia (junto al acueducto), la plaza Mayor de Orense, el quiosco del Bulevard de San Sebastián, la avenida Huelva de Badajoz, la plaza del Mercado en Logroño o la plaza Mayor de Cádiz.

De la plaza de la Fuente de Tarragona a la plaza del Palillero en Cádiz, la plaza La Leche de Almería, el Bulevar de Córdoba, la plaza Juan XXIII de Cartagena (sentada), la plaza de la Constitución de Zamora, la plaza de Armas de Ferrol, la parte delantera de la biblioteca pública de Menorca, la plaza Mariagustina de Castellón, la plaza Ricard Vinyes de Lleida, la plaza Botines de León o la plaza de la Constitución de Jaén.

De la plaza Mayor de Ciudad Real, a la plaza de la Encarnación de Sevilla, la plaza del Altozano de Albacete, la plaza del Arenal de Jerez, la plaza Fuente Dorada en el centro de Valladolid, la plaza Mayor de Guadalajara, la plaza Mayor de Palencia, la plaza de la Hispanidad de Cuenca, la plaza de la Peregrina de Pontevedra, la plaza del Meracadal de Reus, la plaza del Ayuntamiento de Elche, la plaza de España de Mérida y Santa Ana en Mataró.

Se mueve Menorca, se mueve Soria, Albacete, Lanzarote, Gerona, Benidorm, Vitoria, Torrevieja, Huesca, Avilés, Ponferrada, Lugo, Murcia, Ceuta, Tarragona, Teruel, vila y Talavera de la Reina, Lisboa, París, Gotebrg, Estocolmo, Birmingham, Bruselas, Estambul, Budapest, Hamburgo, Sydney, Bruselas, Florencia, Roma, Milán, Turín...

Dicen que el modelo de transición española fue y es un ejemplo para el mundo, no dicen que su artífice señaló, después de dejar la presidencia, cuando era ninguneado por los medios que ahora lo ensalzan, que fracasarán los que quieran convertir a España en una democracia bancaria. Han pasado 25 años de aquellas palabras. La #spanishrevolution contra los banqueros y políticos, que han querido apropiarse de la democracia, ha comenzado. Pueden llamarle segunda transición, pero esta vez la impulsó la ciudadanía que quiere hacer fracasar la democracia bancaria.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos