Los NFTs, esas propiedades digitales que pueden 'robarte' con una mera captura de pantalla

Los NFTs, esas propiedades digitales que pueden 'robarte' con una mera captura de pantalla
39 comentarios
HOY SE HABLA DE

@SaeedDiCaprio es un usuario de Twitter con más de 28.000 seguidores que, a juzgar por sus publicaciones, es 'algo crítico' con la moda de los NFTs (o 'tokens no fungibles'), ficheros multimedia cuya 'autenticidad' está respaldada por la cadena de bloques o blockchain, el mismo sistema que acredita la propiedad de las criptomonedas.

Pero, claro, ser propietario de un cierto número de bitcoins, por ejemplo, es algo muy distinto a ser propietario de una imagen, por mucho que dicha propiedad esté 'respaldada' por la blockchain. En torno a eso ironizaba hace tres días en Twitter @SaeedDiCaprio:

"Tú eres el dueño de esa estúpida imagen de un mono que compraste por 120.000 dólares, incluso si alguien hace clic con el botón derecho y se la guarda".

Sin embargo, han sido las conversaciones que @SaeedDiCaprio ha mantenido mediante mensaje directo a raíz del tuit anterior las que han viralizado definitivamente su crítica a los NFTs.

Después de que nuestro protagonista hiciera una captura de pantalla de uno de los múltiples NFTs vendidos en alguna de las múltiples plataformas surgidas a tal efecto, el propietario del mismo le envió un mensaje privado que rezaba así:

"¿Crees que es divertido hacer capturas de pantalla de los NFT de las personas, ¿eh? ¿Robar propiedad es una broma para ti? Que sepas que la blockchain no miente: es mío. Incluso si te lo guardas, es de mi propiedad. Estás cabreado porque no eres dueño del arte que yo poseo. Elimina esa captura de pantalla".

Me Parto
No es broma, no.

Obviamente, no ha necesitado acompañar dicha diatriba de ningún comentario al margen de un "LMFAOOO" (expresión coloquial internetera que podríamos traducir como 'Me parto la caja') para convertir el correspondiente tuit en un éxito viral (más de 8000 retuits, casi 900 tuits citados, más de 81.000 likes).

No contento con eso, su interlocutor ha proseguido 'argumentando': "Sólo hay uno así en todo el mundo; te fastidias". Obviamente, a @SaeedDiCaprio le ha bastado con adjuntar una captura de pantalla de la galería de imágenes de su móvil para rebatirlo:

Galeria

Para redondear su crítica, @SaeedDiCaprio ha decidido empezar a vender como NFTs capturas de pantalla de otros NFTs ajenos, aunque insertando el menú de captura de imagen, para que no sean idénticos al original. "¿Qué me impide hacer esto?", se pregunta retóricamente; "Literalmente, nada". Un cachondeo, vamos:

Collection

¿Qué nos enseña George Bernard Shaw?

El debate sobre qué es realmente la propiedad de un material multimedia y hasta dónde consideramos que puede extenderse legítimamente su protección legal ha sido una constante de la historia de Internet desde hace décadas. Gran parte de la polémica en torno a las descargas legales e ilegales ha girado en torno a eso, de hecho.

Pero ahora hemos pasado de activistas anti-SGAE citando a George Bernard Shaw (dramaturgo irlandés fallecido en 1950) para argumentar que propiedad intelectual no equivale a propiedad material

… a estos postadolescentes con los que debate @SaeedDiCaprio, que se gastan miles (o —sí— millones) de euros en una imagen y no entienden que, metadatos al margen, cualquier representación gráfica de su propiedad es idéntica a la propiedad misma. Y tanta importancia no le darán a la blockchain si les ofende que circulen por ahí copias no respaldadas por la misma.

Por cierto, la frase de Shaw que solía citarse en esos debates era la siguiente:

"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana, e intercambiamos manzanas, entonces tanto tú como yo seguimos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos ideas, entonces ambos tenemos dos ideas".

La teoría nos dice que un bitcoin es, como aquella manzana: un bien fungible. Los creyentes en los NFTs nos dicen que sus imágenes son bienes no-fungibles: ni como las manzanas, ni como las ideas: no son intercambiables porque no hay ninguno igual a ellos. Y sin embargo… sí, son como las ideas de Shaw, porque su reproducibilidad es absoluta.

Tratar de establecer un paralelismo entre sus imágenes y los cuadros de los grandes maestros (y entre las capturas de pantalla y las meras fotos de cuadros) les interesa, porque si muchos están invirtiendo las grandes sumas por las que se han vendido algunos NFT es porque sus nuevos dueños aspiran a que con el tiempo se revaloricen y se conviertan en reservas de valor.

Pero no son equiparables: si tú compras una imagen NFT y yo otra, y ambos las mostramos en Internet, al final ambos tenemos dos, porque su copia perfecta está a sólo un 'Impr Pant' de distancia ('certificado de autenticidad' al margen).

Imagen principal | Basada en original de Master1305 en Freepik

Temas
Inicio