Compartir
Publicidad
Publicidad
Jon von Tetzchner, creador de Vivaldi: Opera tiró por la ventana 19 años de trabajo
Exclusiva

Jon von Tetzchner, creador de Vivaldi: Opera tiró por la ventana 19 años de trabajo

Publicidad
Publicidad

En el último año hemos os hemos ido contando la evolución de Vivaldi, un nuevo navegador creado por el equipo de Jon von Tetzchner, co-creador y antiguo CEO de Opera, y que busca en su nueva aventura recuperar el espíritu de versatilidad de su anterior proyecto. En vez de centrarse en la facilidad de uso, Vivaldi busca darnos todas las herramientas necesarias y más para adaptarse a nuestras necesidades a la hora de navegar.

Por eso, coincidiendo con que se cumplen dos años desde que se anunció el proyecto, y casi uno desde que se lanzó la primera versión estable, hemos estado hablando con su máximo responsable. Nos ha contado cómo funciona por dentro su empresa, qué es lo que opina sobre la evolución de Opera y qué podemos esperar de Vivaldi en este 2017.

Vivaldi es un navegador especialmente dirigido a gente con conocimientos avanzados. Parte de la base, como nos ha contado Jon, de que cada usuario es único, por lo que debería tener las suficientes herramientas como para hacer único su navegador. Hemos estado hablando con él, y aquí tenéis la entrevista íntegra.

Jon

¿Por qué decidiste crear un nuevo navegador en pleno 2015?

Creo que todos los navegadores se han ido moviendo en la misma dirección. Han intentado simplificarse para hacerse lo más fáciles de utilizar posible, lo que está bien, pero es como si asumieran que todos tenemos las mismas necesidades. Yo creo que eso no es así, todos somos diferentes, llevamos diferentes ropas, usamos diferentes coches, tenemos diferentes opiniones sobre la comida... y en cuanto al navegador, pues lo mismo.

Pasamos muchas horas con tu navegador, por lo que creo que es una herramienta muy personal. Y creo que pequeños ajustes en cómo navegas pueden ayudar marcar la diferencia en tu experiencia y en que seas más eficiente en lo que hagas.

"Tener varias maneras de interactuar con él hacen que sientas que el navegador está hecho especialmente para ti".

Nosotros hemos estado pensando en que vale, si haces algo más que ver tu Facebook o utilizas el navegador de forma activa, algo que hacen muchas personas, deberías tener una manera de organizar tus datos, de personalizarlo, de tener opción de crear atajos de teclado o gestos de ratón. Estas diferentes maneras de interactuar hacen que se sienta como que está hecho especialmente para ti.

Y ese es el sentimiento que estamos buscando. Vale, cuando descargas Vivaldi se ve diferente, se ve colorido, pero entonces empiezas a jugar con él y a cambiar cosas hasta que de repente lo sientes tuyo, y lo utilizas de forma natural. Esa es la dirección en la que vamos, y mucha gente nos dice que le gusta lo que hacemos, o sea que esta es ka apreciación individual que nos gusta.

Cuando otros navegadores miran sus estadísticas y ven cuánta gente utiliza una función u otra, si ven que mucha gente no utiliza una en concreto la quitan, lo que hace que quien sí la utiliza sienta como si no existiera. Entonces, nosotros lo que queremos es aceptar que todos somos distintos y con diferentes opiniones de cómo debería ser un navegador.

¿Y por qué basarlo en Chromium?

Crear un navegador desde cero lamentablemente es inviable. Es la razón por la que Chromium está basado en Safari, que a su vez está basado en KHTML, que es un proyecto de GNU/Linux. No ha habido ningún navegador creado desde cero desde 1995, que fue Opera.

La gente no crea navegadores desde cero, por lo que es sólo cuestión de decidir en cual te basas. En cuanto a nosotros, la decisión estaba entre utilizar Chromium, que te permite utilizar directamente WebKit, o Firefox.

"La gente no crea navegadores desde cero, por lo que es sólo cuestión de decidir en cual te basas."

Y nuestra sensación fue que Chromium nos ofrecía lo que necesitábamos. Primero porque es la plataforma más utilizada, y segundo porque queríamos crear el navegador de una forma distinta, con una interfaz de usuario basada en la web, y el concepto de tener una división clara entre las pestañas, con diferentes procesos, influyó en nuestra decisión.

También sabíamos que Firefox está atravesando por una reescritura significativa de su código, lo que hacía que si utilizábamos su código posiblemente fuéramos a tener que irnos ajustando todo el rato a los cambios.

¿Cuántos usuarios tenéis ahora mismo? ¿Lo soléis mirar?

Sí, sí lo miramos, y estamos cerca de un millón. Estamos muy contentos con ese número, y estamos trabajando en hacerlo crecer. En Opera llegamos a tener 350 millones de usuarios, pero también partimos de inicios humildes.

¿Cómo intentáis ganar nuevos usuarios en un sector tan competitivo donde hasta grandes como Microsoft o Apple lo están pasando mal?

Sabes, llevo desarrollando navegadores desde 1994, y siempre he estado en esta posición, tanto antes en Opera como ahora en Vivaldi. Entonces, esto de ser el tipo pequeño compitiendo contra los grandes es algo que siento que conocemos, es el mundo que he conocido durante prácticamente toda mi vida profesional.

Lo que hacemos es utilizar nuestro tamaño y enfoque para ser diferentes. Sí, no tenemos la distribución ni el dinero que tienen otros. O sea que lo que hacemos, desde esa perspectiva, es centrarnos en los usuarios finales. Intentamos crear un producto que esperamos que le guste lo suficiente a nuestros usuarios como para que crean que merece la pena recomendárselo a sus amigos.

"Cuando un usuario tiene una sugerencia, nosotros hacemos todo lo posible para llevarla a Vivaldi"

También nos centramos mucho en la innovación, estamos intentando buscar siempre nuevas maneras de innovar en la navegación, algo que requiere un uso continuo del feedback. Cuando un usuario tiene una sugerencia, nosotros hacemos todo lo posible para llevarla a Vivaldi, ya sea como característica por defecto o como opcional cuando se trata de otra manera de hacer una misma cosa.

Creemos que por eso nuestro navegador se siente tan único para ti, porque puedes hacer las cosas de muchas maneras, y puedes adaptarlo a tu entorno de trabajo y tu manera de utilizarlo. O sea que pasamos mucho tiempo reforzando esto.

¿Cual es vuestro proceso para decidir y desarrollar cada nueva función?

Tenemos una relación muy cercana con nuestros usuarios, un enfoque que creemos que otros no tienen. Dentro de la empresa tenemos nuestros desarrolladores trabajando, pero también muchos voluntarios fuera que reciben builds casi a diario y nos envían su feedback sobre lo que hacemos. Los cambios luego los llevamos a las versiones semanales para nuestra comunidad, donde cientos de miles de personas se las descargan y nos dan también su feedback. Y tras este proceso es cuando llevamos los cambios a las versiones oficiales.

"Trabajamos muy de cerca con los usuarios finales, recibiendo feedback"

Este proceso en el que trabajamos muy de cerca con los usuarios finales, recibiendo feedback sobre lo que hacemos bien y lo que hacemos mal, creo que es una mejor manera de diseñar un producto que simplemente hacer algunas estadísticas aleatorias. Nuestro método está basado en usuarios reales con opiniones reales, y estamos muy orgullosos de interactuar tanto con ellos, porque nos permite crear algo que la gente sabe apreciar.

Hay casos en los que un usuario nos dice que deberíamos añadir una función y podemos tenerla lista al día siguiente. Hay muchos otros casos en los que tardamos más porque somos un equipo pequeño y queremos hacer las cosas bien, por lo que otras opciones no son incluidas hasta que vemos que funcionan correctamente.

¿Cuánto crees que pueden hacer los navegadores para cuidar la privacidad de los usuarios?

Creo que hay mucho que puede ser hecho ahí, y creo que de cierta manera ese es un proceso que ya hemos empezado. Una parte de él es comprometernos a no monitorizar a nuestros usuarios. Creo que se ha convertido en algo común en el software el utilizar los datos de los usuarios. Esto es utilizado sobre todo para mejorar la experiencia del software, o sea que se puede entender por qué se hace, pero hay una línea muy delgada ahí.

Nosotros hemos decidido no hacer eso, no enviarnos a nosotros mismos información sobre los hábitos de nuestros usuarios. No queremos tener esa información, queremos que sea la gente la que nos diga qué quiere sin necesitar monitorizar su navegador.

"Queremos que sea la gente la que nos diga qué quiere sin necesitar monitorizar su navegador."

También hay pequeños detalles, como cuando utilizas bookmarks en el navegador evitas tener que estar buscándolo siempre todo. Cuando realizas una búsqueda en internet es cuando tus búsquedas se almacenan, por lo que los marcadores evitan eso, por lo que en cierta manera también son una medida de privacidad.

Hay muchos elementos como estos en los que seguiremos trabajando. Evidentemente también en cosas que ya tienen otros navegadores como ventanas privadas, pero hay mucho más en camino. Es un proceso gradual.

Más allá de la página de inicio y Google, ¿cual es vuestro modelo de negocio? ¿Cómo se mantiene el proyecto?

Gran parte de nuestros ingresos son por acuerdos con las búsquedas, es algo que ya hicimos en Opera. No ganas mucho dinero por cada usuario, pero cuando tienes muchos vas ganando más. Opera fue el primero en hacerlo en los navegadores en 2001, el poner una pequeña ventana de búsquedas en la barra de direcciones. Cuando haces una búsqueda ahí se generan beneficios para nosotros.

También hemos añadido un número de marcadores en el navegador. La idea es que cuando empieces de cero puedas usarlos como punto de entrada. La mayoría de estos marcadores no generan ningún beneficio para nosotros, sólo están para ayudar a los usuarios, pero algunos de ellos sí, como los de Ebay o Booking.com.

El principio que seguimos es que sean servicios que los usuarios quieran utilizar. Cuando son funciones útiles los usuarios las utilizarán, y ganaremos beneficios. No tenemos beneficios cuando a los usuarios no les gustan y no las utilizan o las eliminan.

¿Sigues aún la evolución de Opera? ¿Qué te está pareciendo?

Es una situación triste. La razón por la que hice Vivaldi es básicamente por lo que pasó con Opera cuando lo dejé. Decidieron reescribir el navegador para hacerlo más simple en vez de seguir el camino que llevábamos antes. Decidieron tirar por la ventana 19 años de trabajo en el motor del navegador, que era una buena pieza de software porque teníamos a gente brillante trabajando en ello.

"La razón por la que hice Vivaldi es básicamente por lo que pasó con Opera cuando lo dejé".

Con la decisión de Opera de ahorrar dinero se deshicieron de todo ese trabajo. Me entristeció mucho que pasase eso, lo que en combinación con su decisión de hacer el navegador igual al resto, con opciones limitadas, fue lo que tomar la decisión de hacer Vivaldi.

Ahora Opera ha sido vendido a una empresa china, que no pasa nada por el hecho de que sea china, pero he hecho búsquedas en Google sobre ella y la cosa no pinta bien.

Muchos de los que trabajaban en Opera eran mis amigos, éramos casi como una familia con fuertes lazos dentro de la empresa, y muchos de ellos fueron despedidos tras mi marcha. Eso es terrible. Y ahora tras la venta a la empresa china se despedirá a más gente, la mayoría muy inteligentes.

Lo bueno para mi es que he podido contratar a algunos de ellos. Pero eso no quita que siga temiendo por el resto de amigos que tengo allí. Pero bueno, las cosas son como son.

Has escrito un artículo quejándote de cómo trata de imponer Microsoft su navegador en Windows 10. ¿Por qué crees que lo hacen?

Creo que están intentando atraer más usuarios, y yo eso lo entiendo, y claramente tienen una ventaja porque es el navegador del sistema operativo. Pero parece que eso no es suficiente. Una cosa es robarte tu navegador cuando actualizas de Windows 8 a Windows 10 sin ni siquiera preguntártelo, pero es que hacen esto cada vez que recibes una actualización.

Además, cuando instalo un navegador de terceros, por alguna razón Edge se convierte en el navegador por defecto, y para mi eso es una molestia. Evidentemente yo sé cómo volver a cambiar el navegador por defecto, pero creo que hacen el proceso de cambiarlo cada vez más complicado, y no tienen razón para hacerlo.

"Si los usuarios quieren utilizar otra cosa, deja que la utilicen. "

Si los usuarios quieren utilizar otra cosa, deja que la utilicen. Es muy muy simple. Tuve una llamada de una mujer de 72 años, y fue entonces cuando vi que no era algo que simplemente me irritaba a mi. Esto era un usuario real casi llorando al teléfono. Porque si eres una persona sin conocimientos técnico y estás acostumbrado a usar algo, cuando te lo quitan no debería ser tan difícil volver a ello.

Yo creo que las decisiones de los usuarios son las decisiones de los usuarios, y si no quieren utilizar mi navegador no importa. Cualquier navegador que utilices o herramienta deberías tener la opción de utilizarla. Es tu decisión como usuario final, y tus decisiones deberían ser aceptadas.

Desde el principio anunciasteis que habría un cliente de correo electrónico en Vivaldi, pero aún no ha sido lanzado. ¿Por qué se ha retrasado durante todo un año?

Realmente no se ha estado retrasando, simplemente necesita tiempo. Crear un cliente de correo no es algo trivial, pero nosotros no queremos crear un cliente de correo, queremos crear un buen cliente de correo. Y eso es algo que requiere tiempo. Lo estamos utilizando internamente y cada vez luce mejor, pero queremos añadirle algunas mejoras más antes de mostrarlo.

¿Cuales van a ser las próximas nuevas características de Vivaldi?

Lo principal será el cliente de correo sincronizado y la versión móvil. Pero a parte de eso estamos haciendo pequeñas innovaciones a diario. Parcialmente es lo que los usuarios nos piden hacer, pero aparte de eso queremos seguir mejorando gradualmente cada parte de Vivaldi.

Realmente no quiero hablar de lo que vendrá a continuación porque preferimos esperar a que salga, pero también porque a veces realmente no lo sabemos. Es la manera en la que trabajamos, no hacemos planes concretos, simplemente sabemos en la dirección que queremos ir, la de crear un navegador muy rico en funciones. De hecho, puede que mañana hagamos algo totalmente diferente porque a alguien se le ha ocurrido una idea. Esto pasa muy a menudo.

¿Y qué hay sobre la versión para teléfonos? ¿Manejáis algún tipo de plazo?

Cuando esté lista. Esperamos tener algo que enseñar durante este año.

Cuando empezamos a trabajar teníamos la versión móvil como parte de la ecuación. Pero nos encontramos con algunas dificultades técnicas y decidimos lanzar primero el navegador para escritorio y lanzar luego la versión móvil un poco más tarde. O sea que está en camino, pero no el mes que viene. Dejemoslo ahí.

¿Habrá algún sistema para almacenar contraseñas e historial entre navegadores de distintos ordenadores?

Eso es claramente algo que se necesita. Tenemos una funcionalidad de sincronización que cada vez está más cerca, y habrá muchas cosas que puedas sincronizar, como por ejemplo tomar notas en un ordenador y tenerlas en otro cuando llegues a casa. De hecho tenemos más razones para sincronizar que muchos otros navegadores, o sea que claramente es una función que está en camino. Cada vez es más funcional, pero aún queremos hacer algunas interacciones más antes de lanzarlo.

Y la última. ¿Por qué deberían los usuarios darle una oportunidad a Vivaldi?

El navegador es la herramienta con la que más tiempo pasamos, y hemos creado uno que es diferente y único. Tú también eres diferente y único, y te mereces algo que esté hecho para ti, y de eso trata todo. Estamos creando un navegador personal, pruebalo, porque creo que si le das tiempo te va a gustar.

En Genbeta | Así es Vivaldi 1.0, la primera versión final del navegador para usuarios avanzados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos