Pruebas de autoría, exposición de obras y venta de NFT: así es la plataforma que vela por los derechos de autor de creadores y artistas digitales

Pruebas de autoría, exposición de obras y venta de NFT: así es la plataforma que vela por los derechos de autor de creadores y artistas digitales
Sin comentarios

La vida del artista nunca ha sido fácil. Y aunque todavía hay gente que cree que los creadores de contenido lo tienen mucho mejor, lo cierto es que son otra cara de la misma moneda. Al final, las tribulaciones son comunes: encontrar patrocinadores, buscar una audiencia, generar contenido acorde a los gustos de un público esquivo y, algo muy importante, evitar que se aprovechen de tu trabajo.

Por supuesto, no se puede controlar que alguien haga clic con el botón derecho del ratón y guarde una imagen o un vídeo que hayas publicado. Pero cuando se trata de trabajos para clientes reproducidos de forma comercial o sin el consentimiento del autor, la cosa adquiere un cariz más turbio.

La cuestión es... ¿cómo puede protegerse un creador frente a estas situaciones? Esta duda tan corriente es la razón de ser de Safe Creative, una compañía tecnológica que lleva desde 2007 salvaguardando los derechos de autor de miles y miles de artistas usando pruebas digitales.

Los desafíos de todo creador

Safe Creative Foto1

¿Pero exactamente cuándo y cómo debe proteger un creador sus derechos de autor y reproducción? Esta es una duda realmente extendida. Y es que muchas personas, incluidos profesionales con muchos años de carrera a sus espaldas, creen que sus trabajos solo están cubiertos por la ley cuando se solicita el registro formal de las obras. Un fallo realmente común, puesto que en realidad los derechos de autor emanan desde el mismo momento en el que una obra es creada.

Safe Creative simplifica el proceso de autoría creando una prueba digital a partir del archivo que se desea registrar, incluyendo titular, triple hash, sellado de tiempo doble homologado e inscripción en Ethereum

El problema fundamental es que, en caso de explotación indebida, el creador de dicha obra debe facilitar las pruebas que evidencien su autoría. A mayor número de pruebas, más sencilla y robusta será cualquier posible reclamación legal.

No importa si hablamos de una imagen compuesta en 2D, una fotografía, un rénder, una canción, un vídeo o cualquier otro tipo de creación. Lo importante es que esté adecuadamente documentada. Este proceso de demostración de la autoría a partir de pruebas es aceptado por el Convenio de Berna y reconocido por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Safe Creative simplifica todo este proceso y evita las visitas a una oficina especializada, proporcionando al creador todas las herramientas necesarias directamente en su PC. De esta forma, es posible crear una prueba digital a partir del archivo que se desea registrar, incluyendo titular, triple hash para demostrar su veracidad, sellado de tiempo doble homologado a nivel europeo (EIDAS) y, como gran innovación, inscripción con auditoría diaria en el blockchain de Ethereum. De esta manera, los derechos quedan registrados de forma indeleble y trazable en la cadena de bloques. Y la prueba de registro tiene validez permanente.

Con todas estas garantías, los creadores pueden dormir tranquilos sabiendo que sus obras están protegidas frente a un uso inadecuado. Más de 300.000 creadores registrados en Safe Creative y sus cuatro millones de inscripciones así lo demuestran.

Trabajos protegidos desde el primer boceto

Bocetos1

Por supuesto, una cosa es una obra finalizada, lista para ser entregada a un cliente o publicada en la plataforma de nuestra elección, y otra muy diferente un esbozo, una maqueta o cualquier otra versión preliminar. A fin de cuentas, no es del todo extraño que una empresa solicite a un diseñador gráfico un adelanto de su visión durante la fase embrionaria de un proyecto, para luego cancelarlo/despedirlo, aunque eso no le impida reutilizar esa preview comercialmente, ya sea tal cual o adaptada. ¿Cuántos diseñadores no han visto sus ideas y bocetos en una campaña que supuestamente habían perdido por no dar al cliente lo que pedía? ¿Qué se puede hacer en esos casos?

Gracias a blockchain, el creador se asegura de que sus trabajos son 100% trazables, pero sobre todo habilita su comercialización en formato NFT

Bien, esa es otra de las ventajas que Safe Creative puede aportar a los creadores, puesto que su plataforma es capaz de generar pruebas digitales de declaraciones de derechos de autor durante todas las fases de elaboración de una obra. No es necesario registrar únicamente el producto finalizado, sino que también es posible crear pruebas de bocetos, versiones descartadas y diferentes iteraciones que posteriormente el autor podrá explotar o publicar en la Comunidad Creators.

Este registro del proceso creativo se elabora mediante carpetas de prueba para cada elemento de la obra (los archivos se pueden registrar desde el propio PC o a través de servicios en la nube como Google Drive) y también puede ser útil en aquellas jurisdicciones en las que el registro nacional no permite el registro de una obra aún no finalizada. Manteniendo una serie de pruebas parciales de todo el desarrollo de la obra, se puede refrendar de forma más sólida el registro de la creación finalizada, aportando seguridad a su autor.

Salvaguarda vía blockchain y licenciamiento de NFT para aumentar su rentabilidad

Safe Creative Funcionamiento1

Sin duda, uno de los grandes valores añadidos de Safe Creative es la inscripción de las pruebas de autoría en la cadena de Ethereum. Gracias a la tecnología blockchain, el creador se asegura de que sus trabajos están inscritos de forma indeleble y que su propiedad es 100% trazable. Pero lo que es igual de importante: habilita su comercialización en formato NFT.

Safe Creative Identificacion1

Consciente de que cada vez más artistas digitales venden sus obras en formato no fungible, Safe Creative permite exhibir y comercializar licencias de obras digitales que en el momento de su compra se "mintean" como NFT, generando un certificado de la licencia de uso obtenida. Se aceptan virtualmente todo tipo de obras, permitiendo crear una corriente de ingresos adicional muy interesante para el autor.

Para comercializar una obra en la Comunidad Creators, tan solo hay que indicar los derechos de uso o explotación (reproducción, edición, licencia ilimitada...) y poner un precio. Ya está, no hace falta nada más. El comprador del archivo puede pagarlo mediante cualquier medio corriente, como una tarjeta de crédito (no es necesario echar mano a criptodivisas) y automáticamente recibe en su billetera digital el NFT con la licencia correspondiente. No importa si hablamos de imágenes, libros, vídeos o música.

Una tarifa para cada creador

Safe Creative es una alternativa más económica que los tradicionales procesos de registro de obras. Además, sus precios son flexibles, porque cada creador tiene un flujo de trabajo distinto.

Así, las personas que solo deseen registrar su trabajo de forma esporádica pueden hacerlo por 12,4 euros + IVA, pero también es posible acogerse a dos planes mensuales: profesional, con registros ilimitados con todos los derechos reservados por 6,50 euros + IVA al mes; y corporativo, sin límite de registros con derechos de explotación en el nombre del usuario y el de sus clientes, así como acceso multiusuario por 29 euros + IVA al mes.

Unas tarifas muy asequibles y que te permitirán dormir tranquilo sabiendo que tus obras están debidamente protegidas.

Imágenes | Theme Photos, Per Lööv, Nubelson Fernandes, ConvertKit, Safe Creative

Inicio