Compartir
Publicidad
Publicidad

La entrada en redes sociales de no iniciados: pequeños consejos de un formador

La entrada en redes sociales de no iniciados: pequeños consejos de un formador
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el último año he tenido la oportunidad de impartir formación en empresas públicas y privadas sobre la Web 2.0. Y como os podéis imaginar me he encontrado con usuarios de todo tipo: desde usuarios de nivel bajo/medio-bajo a totales desconocedores de lo que son las redes sociales. Los primeros habían entrado en el mundo 2.0 a trompicones y no sabían prácticamente nada de lo que estas plataformas digitales podrían ofrecerles; los segundos, conocían por otros, muchos de ellos por sus hijos, de la existencia de algo que se llama Facebook, Twitter o Tuenti.

Los primeros, más o menos, siempre tienen claro la necesidad de estar ahí y siempre aceptan los consejos, recomendaciones y tutelaje que les brindes. Los segundos son un hueso difícil de roer y para crearles cierta expectativa hay que hilar muy fino, porque son fáciles de desmoralizar y se puede perder su atención en la primera hora de curso.

¿Por dónde empezar con estos alumnos? Una difícil cuestión. No vale con soltarles un montón de teoría que pueden encontrar en cualquier manual. Lo mejor es darles una documentación que puedan leer a posteriori y romper el hielo con algún vídeo como El uso de la Redes Sociales en España de la Agencia 101 o la versión subtitulada de El Hundimiento hablando sobre la figura del Community Manager y las redes sociales de Puro Marketing.

Una vez roto el hielo, lo ideal es proponerles crear una cuenta de Gmail, a partir de la cual podrán abrir los perfiles en las redes sociales que les hayamos propuesto. Siempre, y digo siempre, hacerlo con Firefox o Chrome, nunca con Explorer para no llevarte sorpresas como bloqueos de cuentas.

Con la cuenta de Gmail creada, lo siguiente sería afrontar la apertura de un perfil en Facebook. Si no tenemos un tutorial realizado a base de capturas mejor olvidarse, porque más de la mitad se va a perder en la tercera pantalla. Aquí deberíamos incidir en la configuración de la privacidad, pues casi todos se creían que todo lo que se publicaba en la plataforma era público y accesible a todo Internet.

Con Twitter sucede lo mismo aunque el desconocimiento es todavía mayor. Una vez creado el perfil, a partir de explicaciones muy básicas y capturas de pantalla, y que vean que es más fácil de lo que parece a prior, deberíamos explicarles toda la nomenclatura: Timeline o Línea temporal, tweet, retweet, mención, DM o mensaje directo, respuesta, follower o seguidor, followings o personas a las que sigo, etcétera.

Con estos alumnos una imagen vale más que mil palabras y tenemos que lograr que, viendo cómo creas tú un perfil, ellos sean capaces de seguir tus indicaciones y crear el suyo propio. No hay que perder la paciencia en ningún momento, si no te entienden o se han perdido más vale volver atrás; así ganarás atención y ellos cogerán confianza. Las mismas recomendaciones son válidas tanto para introducirles en Pinterest, Google+ o LinkedIn.

Infografía | The Conversation Prism En Genbeta Social Media | La fiebre de las redes sociales, la infografía de la semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos