Compartir
Publicidad
Publicidad

La policía australiana retira 8.000 multas de tráfico después de que sus cámaras se infectasen con WannaCry

La policía australiana retira 8.000 multas de tráfico después de que sus cámaras se infectasen con WannaCry
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Justo cuando creíamos que el impacto de WanaCry estaba remitiendo y que nos acercábamos a una temporada de "enfriamiento", vuelven a aparecer noticias sobre el ransomware. En este caso la infromación nos llega desde Australia y ha sido publicada por Yahoo, donde dicen que la policía de Victoria ha tenido que retirar 8.000 multas de tráfico.

Al parecer las cámaras que las pusieron (unas 280 en total) se infectaron con WannaCry el pasado fin de semana, lo que ha provocado que no se pueda determinar si dichas multas estaban bien puestas o si, por el contrario, el virus estaba interfiriendo con el funcionamiento de las máquinas.

Al parecer el malware provocaba que las cámaras se reiniciasen constantemente. Por lo visto no existe ninguna indicación de que el malware hubiese causado lecturas de radar incorrectas, si bien por ahora la policía está mostrando mucha cautela a la hora de hablar del tema y apoyan su sistema al 100%.

Las consecuencias de la infección

A tenor de lo que se comenta por parte de las fuerzas policiales de Victoria, que haya habido esta infección no significa que las multas "no vuelvan a ponerse" si se demuestra que las cámaras funcionaban correctamente. Si el funcionamiento de la máuqina era bueno a pesar del virus, la multa se emitirá igualmente.

Las autoridades esperan poder volver a emitir las multas más adelante

El viernes se pensó que al menos 55 cámaras se habían expuesto al virus, y a fecha de hoy lunes se ha conocido la cifra oficial que comentábamos más arriba. Dichos apararatos no están conectados a Internet, pero al parecer la infección estuvo relacionada con la intervención directa de un ser humano, como en el caso del malware BrutalKangaroo.

Según se recoge, un empleado de mantenimiento conectó una unidad USB infectada con WannaCry al sistema de cámaras el pasado día 6 de junio. Las consecuencias se traducen en que se tendrán que retirar las casi 8.000 multas de las que hablamos más arriba, aunque esperan que se puedan volver a emitir si se diera el caso.

Por ahora la policía de Victoria ha informado de que no se emitirán nuevas sanciones hasta que la crisis no se haya resuelto, si bien las cámaras siguen recabando datos para enviar multas a posteriori. Los que no han parado de poner recetas son los agentes humanos, que siguen operativos y funcionales al 100%.

Vía | Yahoo
En Genbeta | Más potente que WannaCry y sin avisar: así es EternalRock, un nuevo malware que usa aún más "exploits" de la NSA

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos