Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Merece la pena tener un antivirus en nuestro móvil?
Seguridad

¿Merece la pena tener un antivirus en nuestro móvil?

Publicidad
Publicidad

La figura del antivirus lleva años siendo polémica, sobre todo según los sistemas operativos han ido mejorando su seguridad. Y si ya en el clásico PC muchos se plantean hasta qué punto son útiles, en otros dispositivos con ecosistemas más cerrados como los de los dispositivos móviles las dudas son aún mayores.

Pero con sistemas como Android teniendo una adopción prácticamente idéntica a la de Windows, se hace cada vez más importante aclarar este tipo de dudas. Por eso, aunque no haya una respuesta única para todos los casos, hoy vamos a tratar de exponer algunos de los argumentos que se hacen a favor y en contra para que puedas pensar qué se adapta mejor a ti.

Y es que al final la respuesta siempre es la misma, los antivirus están para sumar una capa de protección extra a tus dispositivos, por lo que el que sean útiles o no dependen en gran parte del uso que hagas de él. En cualquier caso, lo que sí que hay que tener cuenta es que no existen sistemas operativos invulnerables, por lo que tampoco podemos descartar que haya a quien le vengan bien estas piezas de software.

Que Android sea Linux no es un argumento válido

Las distribuciones del sistema operativo GNU/Linux tienen fama de seguras en el escritorio, ya que nunca ha habido gran cantidad de malware enfocado a ellas. Por lo tanto, es fácil relacionar eso con el hecho de utilizar el Kernel Linux, y como Android también se basa en él muchos llegan a la conclusión de que es igual de seguro.

Sin embargo la realidad no es tan sencilla. No podemos dejar de lado que una de las principales razones por las que GNU/Linux sufra tan pocos ataques es su baja tasa de adopción en el escritorio. Simplemente no merece tanto la pena adaptar un malware a un sistema que utiliza sólo un 1,53% de los usuarios de equipos de sobremesa según StatCounter.

El caso de Android es diferente, según la misma página de estadísticas tiene una tasa del 37,42% contando todo tipo de dispositivos, apenas un 1% inferior a la de la familia Windows. Esto le convierte en un objetivo mucho más atractivo para los atacantes, uno en el que sí merece la pena invertir esfuerzos para tratar de vulnerarlo.

Un ecosistema cerrado ya no es suficiente

Google Play

El hermetismo de Google (y también el de Apple) con sus sistemas móviles juega a su favor, ya que proteger por defecto a los dispositivos de instalaciones de aplicaciones de orígenes desconocidos ayuda a que los usuarios con menos conocimiento no instalen cualquier aplicación que se encuentran por la red.

Sin embargo esto ya no es suficiente. Según el último informe de seguridad de Android sólo el 0,71% de dispositivos tenía instaladas aplicaciones potencialmente peligrosas, un porcentaje que baja hasta el 0,05% en el caso de quienes sólo bajan apps de canales oficiales. Sin embargo, otros estudios de terceros apuntan justo en dirección contraria: el malware en móviles, especialmente en Android por su naturaleza más abierta, sigue creciendo sin parar.

A esto hay que sumarle que en los últimos meses siguen llegándonos noticias que hablan de cómo el malware sigue pudiendo colarse en las aplicaciones de Google Play, por lo que el sistema operativo de la empresa del buscador sigue lejos de ser tan seguro como a todos nos gustaría. Teniendo en cuenta que los móviles son el presente y futuro, parece difícil que esta tendencia vaya a cambiar.

El primera capa de seguridad: el sentido común

Origenes Desconocidos

Pese a que estos datos pueden parecer preocupantes, tampoco hay que entrar en pánico. De hecho tú mismo y tu sentido común sois la primera capa de seguridad de Android. Esto quiere decir que extremando las precauciones a la hora de instalar aplicaciones y navegar por Internet deberías estar protegido de casi todas las amenazas.

En primer lugar, es recomendable instalar aplicaciones sólo de orígenes conocidos y de los que te fías. Mucho cuidado especialmente con quienes ofrecen la apk de una aplicación de pago asegurándote que podrás utilizarla de forma gratuita, y también de las clásicas que te prometen poder "espiarle el WhatsApp" a quien quieras. Suelen ser cebos que se plantan para que te instales la apk sin pensártelo y meterte malware mediante esa instalación.

Y a pesar de que te descargues las aplicaciones de la tienda oficial de Google, tampoco pierdas de vista los permisos que pida cada una. Por ejemplo, es raro que una aplicación de linterna te pida el posicionamiento GPS o enviar SMS, o sea que para curarte en salud será mejor que busques una alternativa que no pida tantos permisos. Si ya es tarde para prevenir, a partir de la versión Marshmallow de Android ya puedes gestionar a mano los permisos de las aplicaciones instaladas para denegarles los que quieras.

Otro segundo punto muy importante es el de controlar las páginas que visitas, pues pueden jugarle una mala pasada al navegador de tu móvil metiéndole algún tipo de anuncio no deseado. También ten cuidado con los correos electrónicos fraudulentos, sobre todo si te descargan alguna aplicación o tratan de instalarte algo en el móvil.

Te darás cuenta que todos estos no dejan de ser prácticamente los mismos consejos que se le pueden dar a un usuario de PC. Y es que por mucho que la plataforma sea ligeramente diferente, los métodos a la hora de tratar de colarnos malware tampoco son tan diferentes, sólo que no estamos acostumbrados a verlos en nuestros teléfonos.

¿Entonces, de qué sirve un antivirus?

Androidpit Antivirus 2

A pesar de estos consejos, sigue habiendo usuarios que por gusto o necesidad gustan de explorar la red en busca de aplicaciones alternativas o nuevas experiencias. En estos casos nunca está de más gozar de una segunda capa de protección, porque al final eso es precisamente lo que tratan de ofrecer los antivirus.

Hemos hablado con Josep Albors, Jefe de Conciencia e Investigación de ESET, y le hemos preguntado por el papel de los antivirus en los dispositivos móviles. Él nos podrá dar una visión interna de cuales son las aspiraciones de las empresas de seguridad informática y qué quieren ofrecerle a los usuarios de dispositivos móviles.

"Viendo el incremento que han tenido las amenazas en dispositivos móviles, especialmente aquellos que utilicen Android, contar con varias capas de seguridad es indispensable", nos ha contado. "Google ha ido mejorando su sistema operativo a lo largo de los años, paro aun hoy es posible encontrar aplicaciones maliciosas incluso en mercados oficiales como Google Play".

"Por eso, una aplicación como un antivirus que revise aplicaciones o ficheros sospechosos nos ayudará a evitar que nuestro dispositivo quede infectado y perdamos la información almacenada en él, además de proporcionar otras características como la detección de páginas web fraudulentas, el bloqueo de llamadas y sms de números no deseados o funcionalidades para localizar y bloquear el dispositivo en caso de pérdida o robo".

Ni amigo ni enemigo, un antivirus está para sumar

Por lo general la red está dividida entre quienes creen que los antivirus tratan de engañarnos y quienes aún creen que son estrictamente necesarios. Pero la realidad no es ni negra ni blanca, y ninguna de las dos partes tiene la verdad absoluta. Las empresas de seguridad están para sumar, y saben que si no ofrecen un servicio útil los usuarios pasarán de ellas.

Por lo tanto, si eres una persona cuidadosa posiblemente no necesites antivirus. Eres perfectamente consciente de las páginas web a las que entras y de qué aplicaciones instalas, y como no sueles aventurarte con las que son semidesconocidas no te tienes por qué preocupar de que te vaya a entrar malware.

Aún así, al igual que existen las verificaciones en dos pasos para agregar una doble capa de protección a nuestras cuentas, también hay aplicaciones para ofrecer otra capa de seguridad a nuestro teléfono móvil. Por eso, puede que para muchas personas sea perfectamente factible sacrificar un poco de RAM y espacio a cambio de estar totalmente seguros de que esa aplicación que se han descargado no te la va a jugar.

Efectivamente, habrá suites de seguridad más efectivas que otras, aunque ese ya es otro debate. También las hay que van más allá de ofrecer el típico antivirus, y desarrollan sus propias soluciones de control parental, o soluciones concretas para problemas específicos.

En cualquier caso, deberíamos tratar de no polarizar el debate de los antivirus simplificándolo con posiciones a favor o en contra de ellos. Como hemos dicho, la mayoría de las empresas más importantes de seguridad están para sumar en la protección de nuestros equipos, por lo que, como en el caso de los ordenadores personales, el necesitarlos o no depende en gran parte de los hábitos de uso de cada usuario.

En Genbeta | Le he dado una oportunidad a Windows Defender y me he encontrado con un buen antivirus

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos