Síguenos

reconocimiento-de-caras-facebook.jpg

Facebook está en constante evolución y parece que no tiene intenciones de parar, de ahí que el ritmo de publicación de nuevas características no haya parado en los últimos meses. Viendo la importancia que tiene la fotografía en los perfiles de la mayoría de usuarios y que son ya 100 millones de fotos las que se suben cada día, desde Facebook han introducido una técnica para auto detectar caras.

Aunque esto bien podría parecer un nuevo argumento para los defensores de la privacidad y el anonimato, la nueva aplicación que Facebook ha creado pretende, por ahora, solamente reconocer las caras que se encuentran en una fotografía, sin llegar a hacer como otros servicios que además de reconocerlas son capaces de ponerle nombre y apellidos.

Según palabras de Sam Odio, encargado de la parte de Facebook relacionada con fotografías e imágenes, en el futuro seguirán trabajando sobre nuevas tecnologías para navegar, subir y etiquetar imágenes de forma más sencilla, puesto que consideran que es una parte esencial del servicio que prestan.

Si todavía no ves esta opción dentro de tu perfil no te asustes, porque como suele ocurrir en estos casos, el reconocimiento de caras sólo está disponible para ahora para un número limitado de usuarios, pero poco a poco irán extendiendo esta característica al resto de usuarios de la red social.

Todo lo que sea facilidad y ahorro de tiempo será bien visto por parte del usuario, pero seguro que en el momento en el que aparezca la posibilidad de añadir nombres automáticamente a dichas caras, aparecerán las quejas y las protestas.

Con esta idea lleva trabajando ya unos meses Adam Harvey, un estudiante de doctorado de la New York University que ha logrado encontrar la solución para evitar ser reconocidos en este tipo de fotografías. Lo que Adam hizo fue estudiar los métodos de camuflaje utilizados por ambos bandos en la I y II Guerra Mundial y cómo se podían trasladar a nuestros días.

reconocimiento-caras.jpg

Después de analizar un buen número de imágenes y métodos diferentes, pudo comprobar que al añadir una serie de pequeñas marcas entre los ojos y la boca, los sistemas de reconocimiento de caras dejaban de ser efectivos y éstas no podían ser identificadas de ninguna forma posible.

Obviamente nadie va a prepararse antes de salir a la calle para asegurarse de que, en caso de ser fotografiado y esa imagen subida a Facebook, su cara no sea reconocida. Pero sí es bueno saber que igual que la tecnología avanza sin parar abarcando más y más campos, métodos de hace 40 ó 50 años todavía son útiles para determinadas tareas.

Vía | ReadWriteWeb y VentureBeat
Imagen | moggs oceanlane

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios