Síguenos

el-futuro-de-webos.png

Agosto suele ser un mes tranquilo en cuanto a noticias tecnológicas. Medio mundo está en plenas vacaciones de verano y las noticias relevantes se podían contar, hasta este año, con los dedos de una mano. Como ya todos sabréis a estas alturas, agosto de 2011 está siendo un mes atípico, en el que dos bombazos informativos han hecho temblar los cimientos de dos industrias: la de los PCs, con la noticia de HP; y la de la telefonía móvil, con Googlorola, el anuncio de Steve Jobs y el futuro incierto que le espera a webOS.

Es en este último punto en el que me gustaría centrar hoy, porque creo que calificar como incierto el futuro de webOS es ser bastante optimista con ese interesante sistema operativo móvil que Palm anunció a bombo y platillo en enero del 2009. Muchas cosas han pasado desde entonces y muy pocas han sido realmente buenas para la plataforma.

Los inicios independientes de webOS en Palm

Lo cierto es que webOS aparece en un momento en el que la salud de Palm no es la mejor. Después del éxito alcanzado a principios de década, el año 2007 y parte del 2008 están marcados por constantes rumores sobre el futuro de Palm. Es más, cuando en junio de 2007 la compañía anuncia la inversión de Elevation Partners en Palm, los rumores sobre la venta de la segunda eran constantes, hasta el punto de que muchos creían que lo que se estaba viendo eran los últimos coletazos de la empresa.

Pero pocos meses más tarde, durante el CES del año 2009, Palm anuncia el Pre junto con un sistema operativo nuevo y que muchos consideraron en su momento innovador. No tanto por la interfaz gráfica en sí (que también), si no por opciones que hasta ese momento no estaban disponibles en sus dos grandes competidores (Android e iOS), como por ejemplo la multitarea.

Es clave recalcar el momento en el que webOS nace. El 2009 nos parece ahora que queda muy lejos, y muchas nuevas tecnologías (y móviles) se han lanzado desde entonces, pero lo cierto es que un año antes aparece el primer móvil con Android (el HTC Dream) y en el 2007 Apple lanzó el iPhone con la primera versión de lo que hoy conocemos como iOS. webOS empieza la carrera cuando Android, y sobre todo iOS, tienen ya los neumáticos calentados, y eso se paga.

Y vaya si se paga. No sé si puede considerar el regreso de Palm como un fracaso, pero no fueron capaces de cumplir las expectativas que se generaron. No me mal interpretéis: ya en aquellos momentos desarrolladores y consumidores afirmaban que el nuevo sistema operativo era muy interesante, pero competir contra dos gigantes como Google y Apple en esos momentos no era nada fácil.

La influencia de HP en webOS

Y HP compró Palm en abril de 2010 por $1200 millones de dólares. Lo que muchos en su momento vieron como una decisión correcta puesto que ambas compañías se necesitaban entre sí, pronto acabó enturbiándose. El CEO de HP que había liderado la adquisición, Mark Hurd, abandonó el gigante informático apenas cuatro meses después y el nuevo CEO, Leo Apotheker, seguramente nunca ha visto a Palm y webOS con los mismos ojos.

Es importante remarcar que Apotheker venía de liderar otro gigante de la industria tecnológica, SAP. Otro gigante que tenía una gran diferencia con HP: ser una empresa de software y no de hardware. Seguramente es por eso que el equipo de Palm/webOS nunca se ha sentido apoyado dentro de la nueva estructura de HP (hay muchos informes y declaraciones que apuntan en esta dirección) y es por eso que da la sensación de que Palm siempre ha trabajado bajo presión en esta nueva etapa. Con la presión de saber que las decisiones y los lanzamientos inmediatos pueden marcar tu futuro, hasta el punto de peligrar puestos de trabajo y el sistema operativo en su completo.

Tanto es así que los directivos de HP no tardaron en sacar la machada y cortar la cuerda de la que pendía el futuro de Palm y webOS. Productos como el TouchPad o el Pre 3 fueron cancelados y el futuro de webOS como plataforma ha quedado en entredicho desde entonces. Varios artículos publicados en estos últimos días afirman que esta decisión viene de la cúpula de HP y que Andy Rubenstein y otros ingenieros jefes de la división de Palm fueron informados a posteriori, cuando ya la noticia había sido filtrada a Bloomberg. ¿Os imagináis una situación parecida en Apple o Google? La verdad es que yo no.

¿Y ahora qué?

Nadie sabe a ciencia cierta qué va a pasar con webOS. HP tampoco parece que lo tenga claro, y varios rumores apuntan que la compañía podría ofrecer el sistema operativo a otros fabricantes para que lo incorporen en sus móviles, pagando una licencia.

Sea como fuere, la muerte anticipada de webOS nos ha mostrado una situación que pocas veces habíamos visto con anterioridad. Las ventas del TouchPad (a $99 dólares, eso sí) se han disparado en los últimos días, hasta el punto de que han aparecido iniciativas para instalar Android en el tablet. Richard Kerris, vicepresidente de la división que se encarga de establecer relaciones con los desarrolladores, afirmó hace apenas unos días que se han formado más de 60 grupos de desarrolladores para continuar la evolución de webOS como plataforma. Son síntomas, por lo tanto, de que aunque la salud de webOS pueda no ser la mejor en estos momentos, sigue habiendo interés por parte de la comunidad de desarrolladores y programadores.

Pero en toda esta ecuación falta un elemento: los consumidores. Para que webOS renazca y tenga una salud óptima es necesario que no sólo los desarrolladores muestren interés en el sistema operativo (que lo han hecho, y mucho, en estos días). Es también muy necesario que HP (o quién sea) tenga muy en consideración a los consumidores.

Bien es cierto que sin desarrolladores no hay aplicaciones, y sin aplicaciones no hay interés por parte de los consumidores. Pero si de buenas a primeras los consumidores son mínimos, toda la ecuación se rompe por la mitad.

Es por eso que desde esta pequeña habitación enciendo una vela por webOS. La competencia es necesaria y perder un sistema operativo tan interesante a los pocos meses de su lanzamiento sería una triste noticia para todos aquellos que le hemos prestado atención desde el 2009. En ordenadores, en portátiles, creando una licencia abierta de Enyo o liberando la parte propietaria del sistema a la Open Source Alliance. Pero que webOS no desaparezca. Al fin y al cabo dicen que la esperanza es lo último que se pierde.

En Xataka Móvil | El futuro de webOS está en los ordenadores portátiles y Google compra Motorola Mobility
En Xataka | HP llevará webOS a sus ordenadores a finales de año y ¿Por qué HP quiere liberarse de su división de ordenadores?
En Applesfera | Steve Jobs deja su puesto de CEO

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios