Síguenos

Ubuntu en tabletas

Cuando Canonical mostró al mundo su producto para teléfonos móviles, todos tuvimos claro que todavía no tenía el ecosistema completo (y así lo dije en su momento). Dije claramente que, en esa ecuación, todavía faltaba un elemento: presencia en tablets. Esa falta ha sido saldada hoy mismo, cuando ha presentado su propuesta para este tipo de dispositivos.

Completar el “ecosistema Ubuntu” era vital

Canonical tenía una filosofía bastante particular con respecto a sus desarrollos, sobre todo en los últimos tiempos. Su prioridad era diferenciarse, y para ello decidió ofrecer una experiencia de usuario diferente (y a la vez familiar) a la del resto de distribuciones de Linux.

¿Existe software libre que cumpla las necesidades del usuario? Lo incluye en su producto (véase el subsistema gráfico, drivers, software de usuario como LibreOffice…). ¿No existe lo que Canonical quiere ofrecer? Aprovecha y mejora lo existente, y desarrolla nuevos productos (véase Unity o Landscape).

Esta experiencia de usuario, hace unos años, se reducía a utilizar un móvil (cualquiera, dado que a duras penas se conectaba con nuestro PC, salvo en entornos corporativos) y a utilizar un ordenador personal, con el sistema operativo que más nos guste. Hoy en día el panorama es radicalmente distinto: cada uno de nosotros podemos tener uno o varios ordenadores, un smartphone y una tablet, y además solemos preferir que todo esté perfectamente integrado y sincronizado entre sí.

Por eso decimos que el ecosistema de Canonical tenía que completarse con esta pieza cada vez más importante en muchos hogares. Y en los tiempos que corren, con todos los dispositivos interconectados entre sí, era impensable no contar con una tableta que se integrara con el resto de sistemas operativos.

Ecosistema unificado, aplicaciones unificadas… ¿y el PC?

Ubuntu

Un ecosistema unificado, para Microsoft, era un mismo sistema operativo en PC y en tabletas, y uno muy similar en móviles para el que portar aplicaciones es muy sencillo. Para Apple, tener un sistema operativo para móviles y tabletas, y uno en sus ordenadores que tome elementos prestados de los demás, todos con una base común.

El caso de Canonical y Ubuntu, a priori, es más parecido al de Apple, en tanto que su sistema operativo en tabletas es prácticamente igual en concepto y en implementación que el que planean lanzar en teléfonos móviles. Además, el SDK para desarrollar aplicaciones es el mismo en ambos casos.

¿Qué ocurre con la versión para ordenadores de Ubuntu? ¿Se desarrollarán aplicaciones con el mismo SDK? Están dándose pasos para unificar plataformas (integración de webapps, etcétera). Pero parece lógico que, tarde o temprano, el SDK acabe unificándose y que las aplicaciones sean fácilmente portables entre todas las plataformas. No tardaremos en saber más detalles sobre eso.

Lo que sí está claro es que Ubuntu en PC también necesita una evolución (mejor que revolución: no conviene espantar a los usuarios que han atraído las otras revoluciones) y no debería tardar en llegar.

Ubuntu como sistema operativo independiente, y no como distribución de Linux

Si nos damos cuenta, desde que Ubuntu se desmarcó del resto de distribuciones utilizando un entorno de escritorio distinto y nuevo (Unity), ha ido cada vez más encaminado a ser considerado como un sistema operativo totalmente independiente, y no como una mera distribución de Linux más.

¿Qué comparte núcleo con Fedora, por poner un ejemplo? Sí. También Android, y no por eso lo llamamos “distro”. Ubuntu se está diferenciando de “la competencia” (por llamarlo de alguna manera: en el software libre no hay competencia como tal) con su entorno de escritorio, con kits de desarrollo específicos (basados en tecnologías libres, sí), con los productos que está presentado estos días. Dentro de poco Ubuntu va a ser Ubuntu por sí mismo, y no por ser “la distribución de Linux más popular”.

Plasma Active lleva tiempo funcionando en tabletas, sí, pero no deja de ser algo muy “para geeks”, no veo que haya intentado dar el salto al público general o no iniciado en las nuevas tecnologías. Ubuntu para móviles, cuando sea lanzado, será lanzado en dispositivos reales o con instrucciones claras para instalarlo en aparatos específicos. Ubuntu para tabletas, en la práctica, también. La idea de Canonical con Ubuntu es introducir un sistema operativo basado en GNU/Linux en el mercado, y para ello tiene que ir a los derroteros por los que se mueve.

Va a ser curioso, por cierto, cómo dentro de poco podremos elegir qué sistema operativo instalar en ciertos modelos de teléfono. Lo que hace años parecía utópico mañana será realidad.

En Genbeta | Canonical ha perdido su oportunidad con Ubuntu para tablets

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios