Sigue a

Logo de Google+

Ayer, Google presentaba el que probablemente sea su proyecto más ambicioso desde hace mucho tiempo: Google+. Es el final de un buen número de rumores sobre la red social de Google, y pretende borrarnos el recuerdo de los fracasos de Buzz y Wave, dos incursiones del buscador en lo social que terminaron en fracaso.

Si algo bueno tiene lanzar una red social tan tarde es que Google ha tenido mucho, muchísimo tiempo para aprender. Tanto, que podría decirse que Google+ reinventa la forma de compartir en Internet. Corrige los errores, las incomodidades y las carencias de las redes sociales ya existentes, y aprende de sus fallos para crear un producto totalmente renovador.

Sin embargo, en la web social las capacidades de un producto no son lo que más importa. La red de usuarios, el llamado efecto red, pesa más que cualquier tipo de reinvención y servicio revolucionario. ¿Podrá Google contrarrestarlo? ¿Llegaría al mismo nivel de usuarios que Facebook? Para mí no es imposible pero sí extremadamente difícil.

Google+, Google aprende de los fallos en la web social y los corrige

Google ha tenido mucho tiempo para reflexionar sobre lo social en Internet. Han visto qué falla, que resulta más incómodo cuando compartimos cosas por Internet. Cada una de las partes de Google+ responde a una necesidad que faltaba en la web social imitando los comportamientos que tendríamos fuera de Internet.

Con Circles, Google traslada los círculos de amigos de la vida real a Internet. Grupos de personas, creados de forma intuitiva y que nos sirven para agruparlos por intereses comunes. Así, compartir y conversar alrededor de unos temas concretos es mucho más sencillo, y evitamos contaminar al resto de personas con algo que seguramente no les interese. Hasta ahora, nadie tenía una forma tan simple de hacer esto.

Quedadas y Huddle (o HolaHola en español) son la respuesta a la comunicación instantánea entre varias personas. Sí, es algo que ya existía, pero no de esta forma. La mayoría de formas de comunicarnos en grupo, ya sea por texto o en vídeo son bastante más engorrosas que Quedadas y Huddle. Comparad, por ejemplo, Huddle con Windows Live Messenger o Google Talk, y Quedadas con los video chats de Skype: la solución de Google es la más sencilla.

Sparks, o Intereses en español, nos proporciona los contenidos más interesantes sobre un tema para que los veamos y compartamos con los círculos. Esto es lo menos revolucionario de Google+: la carrera por la “curación de contenidos”, por buscar sólo lo relevante lleva bastante tiempo empezada con servicios como Storify, Curated.by o My6sense. Habrá que ver si Google puede aprovechar su potencia y toda la información que almacena para crear un algoritmo de recomendación que sea verdaderamente útil.

Por último, Google también toca la experiencia del móvil social. Convierte el compartir fotos en algo más simple que antes, y además es el primero que aporta el contexto en las conversaciones. Aprovechando las características de los smartphones, la gente con la que hablemos podrá saber dónde estamos, lo que aporta más valor a las relaciones.

Como veis, la reinvención de Google+ se basa en perfeccionar el concepto de red social. Han tratado de crear una red natural, como la vida misma. Es simple, sencilla de usar, y centrada en la comunicación. Google+ es, para mí, lo más parecido que hay en Internet a las relaciones sociales físicas, fuera de la red.

Google+, una ‘revolución’ que difícilmente podrá superar a Facebook

fbgoogle.png

Como os digo arriba, Google+ es de lo mejor que hay. Un trabajo que, aun a falta de probarlo y ver cómo funciona, ya me parece una verdadera genialidad. Sin embargo, Google puede esperar sentado si pretenden que Google+ supere a Facebook.

La red social de Google no se va a llevar bien con Facebook. El propósito es el mismo: compartir cosas con los amigos y servir de plataforma de comunicación. No pasa lo mismo con Twitter, ya que en este sólo importa el contenido, y no tanto las relaciones entre las personas.

Entonces, ahora que sabemos que Google+ y Facebook “se llevarán a matar”, ¿quién puede ganar? Esta cuestión no la van a dirimir las funcionalidades. En las redes sociales, esto importa bastante poco. El factor decisivo van a ser los propios usuarios.

Y es que, ¿quién usaría una red social que es completísima, perfecta y fácil de usar pero en la que no tienes amigos? Sin usuarios, Google+ no vale nada. Y aquí es de donde viene el siguiente problema: los usuarios habrá que robárselos a Facebook*.

Google+ se enfrenta con un monstruo inamovible. Los más de 500 millones de usuarios de Facebook no van a cambiar así como así de red social. O Google ofrece algo muy bueno, o será imposible superar a la red social por antonomasia. Pero por suerte para los de Mountain View, existe un resquicio por donde colarse y adelantar a Facebook.

Ese resquicio se llama simplicidad. Ahora mismo, el principal fallo de Facebook es que resulta complejo para un recién llegado. No es intuitivo, no es simple. Google+, por el contrario sí que lo es. Son relaciones sociales naturales, simples, sin complicaciones. Ese es el primer punto al que Google tiene que atacar para ganar a Facebook, y de momento lleva la delantera.

Pero claro, por sí sólo un servicio simple no atrae a los usuarios. Google tiene que ofrecer algo más, algo que Facebook no tenga. Podrían ser muchas cosas, pero la principal es el móvil. Ahora mismo, los smartphones están explotando. Si hay algún sitio donde Google puede marcar la diferencia es ahí.

¿Y qué vacío hay en los móviles que pueda llenar Google+? La comunicación y el compartir cosas. Fijémonos en dos de las aplicaciones que más están triunfando: WhatsApp e Instagram. ¿Qué ofrecen? Comunicar y compartir de forma simple y rápida. Google+ tiene que aprovechar eso, y llevar al mayor número de sistemas móviles posibles una aplicación simple, fácil de usar y que funcione bien y que permita comunicarse y compartir de la forma más sencilla posible.

De hecho, esto es precisamente lo que hemos podido ver en los vídeos que han enseñado de su aplicación para Android: subida instantánea de fotos y chats simples, tanto individuales como en grupo. Ahora sólo falta que funcione bien y que llegue a más plataformas.

Superar a Facebook es una misión casi imposible. Es realmente difícil, y la carrera será muy, muy larga. Ahora mismo, yo no me atrevo a decir si Google+ será o no un éxito y pasará por encima de Facebook: eso es algo que no podemos saber. Todavía falta por ver cómo reacciona Facebook, la aceptación que tiene Google+ entre los usuarios y la evolución de ambos servicios.

Lo que sí tengo claro es que Google ha hecho un trabajo excelente, y que Google+ está en condiciones de competir con Facebook y con su gigantesco efecto red. No superará a Facebook a corto ni a medio plazo (si lo llega a hacer, sería seguramente en varios años), pero sí que puede plantarle cara y apretar a la red social.

Google + en vídeo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios