Gmail Backup: hacer copias de seguridad de los correos de Gmail cómodamente

Sigue a

Gmail Backup

GMail Backup es una herramienta gratuita y multiplataforma para realizar cómodamente copias de seguridad de los mails almacenados en la cuenta de correo electrónico de Google. Funciona tanto en Windows como en Mac y GNU/Linux, incluso puede ser ejecutado desde un terminal en modo texto o utilizando una interfaz gráfica sencilla.

Como único requisito, el usuario necesita tener habilitado IMAP en la configuración de su cuenta de GMail. El formato en el que se guardan los correos es EML, y contiene tanto el texto del mensaje como los archivos adjuntos.

La aplicación se descarga en un paquete ZIP y al descomprimirlo nos encontramos con los dos ejecutables, uno para la herramienta en modo texto y el otro para la versión con GUI (interfaz gráfica de usuario). Si se opta por esta última sólo hay que ejecutar el archivo y esperar a que aparezca la ventana, rellenar todos los datos y comenzar el backup. En el caso de la versión en modo texto, al ejecutar el archivo también se deben especificar los datos referentes a la cuenta.

Gmail Backup - Comando

En caso de usarlo en GNU/Linux o Mac y querer ejecutar la aplicación en modo texto, este sería el comando para realizar un backup de la cuenta:

sh gmail-backup.sh backup directorio usuario@gmail.com contraseña

Evidentemente hay que sustituir "directorio" por el directorio en el que se desean guardar todos los correos, "usuario" y "contraseña" por tu nombre de usuario y contraseña en GMail. Especificando al final del comando dos fechas en formato AAAAMMDD, la primera de ellas actuará como fecha inicial y la segunda como final para realizar sólo copia de seguridad de los mails recibidos entre esas dos fechas.

Y el comando para realizar una restauración de los mails debe ser de la forma:

sh gmail-backup.sh restore directorio usuario@gmail.com contraseña

Los usuarios de Windows también pueden ejecutarlo en modo texto, usando los mismos comandos que en las versiones para GNU/Linux y Mac, pero quitando el sh inicial y cambiando la extensión del ejecutable por .exe, que es el nombre de los ficheros.

El programa crea un fichero llamado stamp en el directorio donde se guarda el backup, en el que anota la fecha en la que fue realizado por última vez, de modo que las siguientes veces sólo obtendrá los que todavía no hayan sido descargados.

GMail Backup está todavía en desarrollo, aunque ya llevan varias versiones pre-finales para pulir todos los detalles y conseguir un funcionamiento estable en los tres sistemas operativos.

Vía | LifeHacker

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios