Instalar Windows Vista: primeras impresiones

Sigue a Genbeta

snipshot_9p1h5i0rhf46.jpg

Segundo día de nuestra experiencia en plan anuncio de cereales y todo marcha muy bien. Mejor de lo que esperaba la verdad.

Hoy toca dar algunos datos más de cómo se realiza la instalación de Windows Vista. Existen dos opciones, actualización, o instalación desde cero, que es la mejor opción. Si ya tienes una partición hecha, no hay nada de complicación: le indicas la misma y él se encargará de que subsista el nuevo sistema operativo con el ya instalado, en mi caso, Windows XP SP2.

La instalación que he realizado para Genbeta ha sido con la versión Windows Vista Ultimate, en español, y exactamente la misma que saldrá al mercado el próximo 30 de enero.

Una vez insertado el DVD e introducido el código de activación para esa versión (el DVD las contiene todas pero el número de serie solo sirve para la que lo has comprado), se dan una serie de parámetros al instalador y a partir de entonces es lo más parecido a una instalación desatendida. Y todo en modo gráfico. Esta parte me ha llevado unos 27-28 minutos, pero la instalación completa hasta que se puede interactuar con el nuevo sistema se va a los más de 40 minutos con los datos que hay que introducir al final, como el nombre, contraseña de administración y un par de cosas más. En cuanto al espacio que ocupa la instalación al final, tema que nos habéis preguntado mucho, en mi caso se ha quedado en casi 16 GB.

Nada más arrancar el sistema me di cuenta de que todos los periféricos que tengo conectados, incluído un ratón con apenas una semana, los ha reconocido adecuadamente. La conexión a Internet por cable parece incluso ir más veloz que con XP. Eso sí, en algunos casos me pide los drivers del fabricante, los cuales por cierto no tengo a mano: es el caso del receptor Bluetooth y la impresora, una antigua Samsung ML-1610.

En pantalla se presenta el Centro de Bienvenida, que saldrá en adelante siempre que iniciemos el sistema operativo. Se trata de una ventana donde disponemos de algunos enlaces a acciones comunes, así como a servicios de Microsoft. Busco algo relacionado con las actualizaciones y espero a que las descargue. Me indica que hay drivers nuevos y actuales ( de mediados de diciembre y hace un par de días) para mi tarjeta gráfica (ATI) y mi monitor (Dell). Los instala en un santiamén y el sistema parece mejorar. No hay más novedades.

Windows Vista funciona en estos momentos, sin instalar de momento ningún programa, muy fluido, mucho mejor que Windows XP de la otra partición. Parece mentira pero la experiencia está siendo mejor. Parece como si el nuevo sistema operativo gestionara de una forma más adecuada los recursos haredware de mi equipo. Ya veremos cuando tenga todos los programas que he de revisar instalados.

Busco rápidamente la herramienta que Microsoft ha incluído en esta edición de su sistema operativo para evaluar qué tal será la experiencia con el sistema operativo nuevo de acuerdo a mi equipo. No saco mala nota: 3.7. El sistema coge la nota más mala de todas las que evalúa: procesador, gráficos, memoria RAM, gráficos de juegos y disco duro principal. La nota más baja me ha correspondido por gráficos de juego. Como he dicho, con esta nota el sistema va muy bien.

Por hoy ya hemos terminado. Ahora toca instalar todos los programas que necesito, como Firefox, Opera, Nero 7, Adobe Reader 8, y un sinfín de software para evaluar.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios