Síguenos

Surface

Microsoft lanzó la primera versión de Surface en 2008. Se trataba de un sistema pensado para pantallas táctiles grandes, que permitía interactuar con varias personas a la vez con una interfaz simple y fácil de usar.

Cuatro años después, los de Redmond lanzan la segunda versión de este sistema de la mano de Samsung, que es el encargado de fabricar la SUR40, una pantalla multitáctil de 40 pulgadas sobre la que corre Surface.

Microsoft Surface, una nueva forma de presentar el contenido

Surface

Microsoft pretende que Surface sea una nueva forma de presentar e interactuar con el contenido. Según ellos, se puede usar en comercios para facilitar la presentación de los productos: los clientes pueden explorarlos más fácilmente y de una manera más visual.

Otro escenario de uso es en grupos de trabajo: varias personas trabajando en la misma mesa sobre lo mismo. En la presentación que han hecho en Madrid ponían un ejemplo muy claro, una aplicación que permite a un equipo médico ver el historial de un paciente (radiografías, análisis…) sólo con poner encima un papel con el código BiDi correspondiente.

Las posibilidades son enormes. La tecnología multitáctil reconoce hasta 50 dedos al mismo tiempo, y por debajo tiene Windows 7 Embedded (Windows 8 llegará en la siguiente versión) así que se pueden crear aplicaciones fácilmente con .NET 4.0, XNA y la SDK especial para Surface. De momento cuentan sólo con 1.000 aplicaciones, aunque esperan que este número crezca pronto.

Hemos podido toquetear un poco Surface, y tengo impresiones encontradas. Por un lado es un sistema muy interesante, las posibilidades del sistema son casi infinitas y es increíblemente intuitivo y fácil de usar. Aunque no tenían aplicaciones especialmente complejas, está claro que el potencial que tiene es enorme.

Sin embargo, también da sensación de que le falta algo. Por ejemplo, mientras que en Windows Phone 7 y en Windows 8 han conseguido una fluidez enorme del sistema y de las animaciones, en Microsoft Surface da la sensación de que los elementos gráficos van a tirones. El reconocimiento táctil tampoco es una maravilla y no responde todo lo bien que debería, no se si será el efecto demo o es así de serie.

Hardware

Microsoft Surface con la SUR40 de Samsung cuesta 7.800€, por lo que es un dispositivo orientado sólo a empresas e instituciones. Ya lo tienen algunas empresas de nuestro país, como BBVA o El Corte Inglés, y por lo que parece da buenos resultados. Habrá que esperar a ver cómo evoluciona el sistema y sus aplicaciones y si lo adoptan más empresas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios