"Pocahontas", o cuánto cambiaron las cosas durante el desarrollo de Windows 8

Síguenos

Mockup 1 de Windows 8

Todo producto tiene detrás un proyecto en el que fue desarrollado, y sobre todo los que son de tamaño entre grande y gigantesco. Cada versión de Windows es uno de estos productos, y cada una tiene un desarrollo que suele ser muy interesante de ver, sobre todo en retrospectiva. ¿Cómo fue el desarrollo de Windows 8, último producto de la compañía? Podemos ver algunos de los detalles, sobre todo relativos a la interfaz de usuario, en las imágenes que ha publicado I Started Something.

En las imágenes se aprecian muchas de las nuevas características que estrenaron en Windows 8 como la pantalla de inicio, la charms bar y la pantalla de bloqueo. Y es interesante apreciar lo que ha cambiado el producto desde los primeros bocetos, aunque no en concepto, sino en la forma. Pongámonos en contexto antes de comenzar: estos bocetos datan de 2010, un año después del lanzamiento de Windows 7 y del iPad.

Por ejemplo, la pantalla de inicio de ese boceto es básicamente lo que podemos probar por nosotros mismos, aunque con algunos matices: en la versión final se ve bastante más limpia. La de la imagen superior me parece muy sobrecargada: demasiados iconos, demasiado poco espacio entre ellos, tiles demasiado grandes. Por otra parte me parece un acierto que el icono de la aplicación esté siempre visible, es algo que echo de menos en Windows 8.

Otra de las características mejoradas en Windows 8 es la pantalla de bloqueo en la que podemos ver notificaciones. Este caso concreto se ha mantenido prácticamente igual, cambiando básicamente la posición y el tamaño de algunos elementos (y la desaparición de esa sombra tras el texto). Lo más llamativo es la charms bar: en el concepto que muestran aparecen bastantes más iconos de los que finalmente se desarrollaron. Confieso que esto sí me parece un acierto.

Mockup de la charms bar de Windows 8

Windows 8: simplicidad y minimalismo por bandera

Por seguir con el ejemplo. Una charms bar tan sobrecargada de iconos no haría sino confundir al usuario, abrumarle con demasiados comandos que, además, imagino que cambiarían según la aplicación (añadiendo o retirando comandos según el desarrollador lo vea conveniente). De hecho me permito añadir que eso que antes llamábamos Metro no es lo que veo en esos conceptos, solo veo una nueva interfaz que sigue oliendo al Windows de antaño por casi todas sus partes.

Y es que tradicionalmente (y por tradicionalmente hablo de la época pre-XP) los productos de Microsoft me han parecido muy sobrecargados en cuanto a interfaz de usuario se refiere. Muchos iconos por todas partes, muchas opciones en cada ventana que nos distraen de lo que realmente nos interesa en ese momento, mucho elemento de menú que no sabemos bien qué hace… Windows Phone 7 comenzó un soplo de aire fresco en este campo que por suerte se ha expandido a Windows 8 (y que continuará su camino, de eso no hay duda).

Aunque hay cosas que mejorar por todas partes. Y detalles tontos como que los iconos de la charms bar sean “un poco más” alterables, para al menos identificar que desde esa aplicación no se puede utilizar el buscador o las opciones para compartir con otras aplicaciones, sí que pienso que mejorarían la experiencia de usuario de Windows 8. Otro detalle tonto: la pequeña sombra en el texto de la pantalla de bloqueo (que se ve en la imagen correspondiente) permitiría que su texto fuera legible utilizando cualquier fondo; yo lo dejo caer.

Ah, por cierto. ¿Por qué “Pocahontas”? Muy simple: Pocahontas es a Windows 8 lo que Whistler fue a Windows XP, o lo que Longhorn fue a Vista.

Ver galeria completa » Conceptos de Windows 8 (5 fotos)

Más información | I Started Something

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios