Windows Blue, el inicio de la revolución de las actualizaciones de Microsoft

Sigue a Genbeta

Windows 8

Microsoft planea (acertadamente) modificar el calendario en el que se actualizan sus productos. El principal cambio será que, a partir de Windows Blue, cada producto dejará de tener su propio ciclo de vida. Hasta ahora las fechas de lanzamientos y actualizaciones de productos de Microsoft conformaban un calendario bien complejo, y Windows Blue va a ser el inicio de un nuevo ciclo de actualizaciones con más lanzamientos por año e integrando muchos productos de Microsoft.

¿Qué es Windows Blue exactamente?

Originalmente Windows Blue iba a ser un feature-pack que traería novedades a Windows 8 y Windows RT para este otoño. Windows Blue, no obstante, es bastante más ambicioso que una actualización para un único producto, dado que incluirá en una nueva dinámica de actualizaciones a otra serie de productos que forman parte del ecosistema de Microsoft.

Windows Blue será la primera actualización de esta nueva dinámica, e incluirá nuevas características (muchas aún sin concretar) en Windows, como una nueva versión del núcleo o Internet Explorer 11. Poco más se sabe de momento al respecto de Windows Blue como producto concreto, si bien el cambio de ciclo de actualizaciones parece más que claro. Mover, además, a los consumidores a modelos de suscripción para ciertos productos (como Office) facilita este cambio de filosofía.

Windows Blue: actualizaciones más frecuentes y a menor coste

Esta nueva dinámica de actualizaciones sería más parecida a la que llevaba la familia Windows Live hace tiempo, con “waves” que iban llegando progresivamente a todos los servicios que formaban parte de ella. Windows Blue será la primera “wave” de este nuevo ciclo, que afectará al ecosistema de productos de Microsoft al completo: Windows, Windows RT, Windows Phone, Windows Server, Outlook.com, SkyDrive y Bing, por poner algunos ejemplos.

La idea es dejar de lanzar un sistema operativo cargado de novedades cada tres años, una nueva versión de Office cargada de novedades con otro ciclo distinto, una nueva versión de Windows Phone cada X tiempo con nuevas características, y cada una siguiendo su propio calendario. La idea es más cercana a lanzar actualizaciones que incluyan novedades en toda la familia de productos de Microsoft, con menor tiempo entre ellas (ciclos anuales) y a coste menor en caso de tenerlo.

Windows 8

Estas actualizaciones irían bastante más allá de lo que hoy conocemos como service packs (que se limitan a ser parches acumulativos con todo lo lanzado hasta ese momento) y se aplicarían no un día exacto, pero sí en un periodo relativamente corto (y apuesto que con distribución escalonada según zona geográfica). Lo realmente interesante de este nuevo ciclo de actualizaciones es que cambia completamente el modo en el que Microsoft desarrolla y lanza productos y servicios.

Vamos a poner un ejemplo. Si salvamos el parón que supuso Vista (cinco años tras el lanzamiento de XP) y el ciclo anómalo de XP, aproximadamente cada tres años se lanzaba una nueva versión de Windows. Una nueva versión de la plataforma al completo, con un equipo enfocado en lanzar actualizaciones poco frecuentes y con bastantes cambios entre ellas. A partir de Blue la idea es lanzar una actualización completa cada año y, además, a poder ser vía Windows Store.

Y sí, la estrategia es muy similar a la de Apple con OS X: lanzar actualizaciones (gratuitas o de pago) más frecuentemente, utilizando su propia plataforma de distribución de software, y de paso ahorrándose pasar por los fabricantes. Porque Apple lanza sus propios ordenadores y diseña su sistema específicamente para ellos, pero Microsoft, tradicionalmente, lanza una compilación RTM de Windows y reza para que los fabricantes lancen a tiempo sus ordenadores con sus sistemas operativos.

Es obvio que con actualizaciones más frecuentes Microsoft podrá estar más al día, sobre todo observando los claramente más frecuentes lanzamientos de su competencia, y añadir nuevas características según exigencias del mercado. Microsoft no ha dicho nada al respecto de Windows Blue, si bien recientes ofertas de empleo han hecho que lo veamos como un hecho para, además, dentro de no demasiado tiempo. Por supuesto, no dudéis que estaremos atentos a todo lo relativo a este asunto.

En Xataka Windows | Blue, la ola azul que actualizará todo el ecosistema de Windows

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios