Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómo es navegar por Internet desde China
A fondo

Cómo es navegar por Internet desde China

Publicidad
Publicidad

China es el país más poblado del mundo. Su cultura es muy diferente a la nuestra y, además, existen una serie de restricciones a la hora de poder utilizar Internet en su territorio: nada de Facebook, nada de Twitter y nada de Google.

Para conocer cómo es la experiencia en primera persona, he hablado con Fausto Aguilera, un profesor de español que tiene su academia en Guangzhou, una de las ciudades más grandes del país.

Viviendo pegado a un VPN

Fausto lleva cinco años en China. Cuando llegó, Google ya había abandonado el país, cansada de que allí se "restrinja la libertad de expresión". Obviamente, estaba acostumbrado a utilizar los servicios de Google, y eso significa que tiene que contratar un VPN para poder acceder (sobre todo) a Gmail.

Para ello, contrata con varios amigos un VPN ilimitado que paga anualmente. El problema es que la velocidad deja bastante que desear. Si se conecta a Estados Unidos dice que la experiencia es bastante buena, pero el problema llega cuando se conecta a España para ver contenido local:

Ver un capítulo de 'Salvados' me lleva una hora y media.

VPN Fausto accediendo a Google gracias a Astrill, uno de los VPN más utilizados allí.

Sin entrar en temas de libertad de expresión o política, me cuenta que la mayoría de los chinos no utilizan VPN. Sólo aquellos que han viajado fuera y quieren seguir en contacto mediante Facebook, etc.

Los chinos que utilizan VPN lo hacen porque han viajado al extranjero y quieren seguir en contacto, por ejemplo, vía Facebook con otras personas. Las alternativas que tienen aquí encajan mejor con sus gustos y necesidades.

Otro punto interesante es que el Gobierno chino, obviamente, está al tanto de que, principalmente, los extranjeros utilicen VPNs para conectarse. De hecho, declara que cuando hay ciertos actos importantes (una cumbre política, el aniversario de una guerra, etc.) el VPN no funciona durante varios días.

Flip Flop

También he podido hablar con Carlos Gil, un español que está precisamente viajando estos días (durante un mes) en China. Algunos hostales ya ofrecen VPN directamente, tal y como se puede ver en el nombre de la red que aparece sobre estas líneas.

Como en cualquier viaje, él ha estado haciendo muchas fotos, pero no puede utilizar Google Fotos para hacer una copia de seguridad. En su lugar está utilizando la opción de Amazon, que allí funciona perfectamente.

En cuanto a Netflix, también hay que acceder mediante VPN. El problema es que, como ya sabemos, no todos los VPN funcionan con esta plataforma. Por curiosidad meramente científica, le pregunto sobre si existen restricciones a la hora de consumir pornografía en el país.

china

Fausto afirma no consumir este tipo de contenido, pero ha preguntado en un grupo de WeChat (llamado "ViviendoConBaidu") en el que habla con otros españoles que viven en el país. Existen muchas páginas que al parecer funcionan sin VPN, aunque para la mayoría es necesario.

"Las alternativas chinas me gustan más"

Por todo esto, pensaba que conectarse a Internet en China sería un horror. Sorprendentemente, Fausto me cuenta que las alternativas chinas a servicios de aquí le gustan mucho más.

Youku Captura de Youku que, como vemos, incluso tiene películas españolas.

Por ejemplo, Youku.com, una versión china de YouTube que está repleta de series y películas a gran calidad ( subtituladas tanto en chino como en inglés). Dice que es tan buena que incluso algún amigo que fue a visitarle se interesó por un VPN que le permitiera acceder desde España.

Qq Music

También me cuenta que QQ Music es una alternativa gratuita a Spotify en la que incluso está "una banda de un barrio de Toledo" que escuchaba cuando estaba aquí (algo que no suena demasiado bien, en cuanto a derechos).

"WeChat es Dios".

De todos modos, la palma se la lleva WeChat. Esta plataforma es el epicentro de todo. Dice que nunca lleva dinero, ya que lo paga "todo con WeChat: el taxi, la comida, los chicles, etc."

Su alumnado también le paga mediante esta plataforma. Además, incluye una especie de Instagram (se llama "Momentos") en la que publicita su academia, siendo la principal fuente para captar clientes.

De hecho, la llamada que mantuvimos fue por WeChat, y la verdad es que iba súper fluida. Puedes incluso minimizar la llamada y navegar por las diferentes secciones que tiene la aplicación.

Con sus familiares y amigos de España habla mediante WhatsApp, pero con sus contactos en China sólo utiliza WeChat: "no tengo ni siquiera sus números de teléfono".

Carlos también se sorprendió de esto viajando por China este mes: "todo está plagado de códigos QR de WeChat. Los encuentras en las mesas de los restaurantes y hasta los vendedores callejeros los llevan colgado del cuello".

Wechat Captura de una conversación de Carlos Gil mediante WeChat.

Incluso han utilizado esta aplicación para quedar con taxistas o personas responsables de viajes organizados. Arriba vemos una captura de una conversación en la que consiguieron hacer un grupo e ir en el coche de esa persona a ver el templo colgante de Datong.

Allí casi nadie utiliza WhatsApp (sólo para hablar con extranjeros por temas de negocios) y afirma que últimamente está habiendo muchos cortes en la aplicación. Creen que podría incluso ser porque están intentando bloquear esta plataforma en el territorio chino.

Velocidades y experiencia

Quitando la penitencia de la VPN, asegura que la velocidad allí es muy aceptable. En el metro hay Wi-Fi y funciona muy bien. Como curiosidad, para contratar Internet en casa, tienes que hacerlo por un año entero. Se trata de un pago único de unos 250 euros (sobre unos 20 euros al mes).

En la ciudad todo el mundo tiene acceso a Internet, "no es ningún lujo". Declara que le gustan mucho la cantidad de servicios que existen para poder pedir comida a domicilio y para poder dejar las bicicletas públicas en cualquier lugar (literalmente).

China

En su experiencia, las alternativas chinas "son mejores" a lo que utilizaba en España. El problema es que, naturalmente, está ligado a muchas personas aquí. Eso, dejando de lado el tema de la libertad de expresión, hace que su experiencia sea lenta y bastante dolorosa en el día a día.

En Genbeta | China lista para su nueva muralla, ordena bloquear los VPN a partir de 2018

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos