Publicidad

Las mejores DNS públicas para acelerar tu velocidad y mejorar tu seguridad en Internet
A fondo

Las mejores DNS públicas para acelerar tu velocidad y mejorar tu seguridad en Internet

Publicidad

Publicidad

No solo de megas vive el hombre (ni la mujer). Ya te hemos contado en numerosas ocasiones la importancia que tienen los servidores DNS en tu conexión a internet, amén de cómo encontrar los más rápidos a través de la herramienta Namebench. Elegir un buen servidor DNS mejorará tanto nuestra seguridad como nuestra velocidad de navegación, por lo que tener claras cuáles son las mejores alternativas resulta un must para aquellos usuarios que quieran potenciar su conexión.

Para los más perdidos, recordar que los servidores DNS son aquellos que se encargan de traducir las URL de un sitio web a la dirección IP necesaria para entrar. Cuanta menor latencia haya entre la información que enviamos y la respuesta que recibimos, antes accederemos al sitio web.

DNS, una de las mejores formas de mejorar tu conexión

A la hora de hablar de DNS, encontramos variantes gratuitas y de pago. Para salvaguardar tu economía, hemos querido escoger las DNS más veloces dentro dentro del ámbito público, para que puedas conectarte sin coste alguno.

Recordarte también que, dependiendo de tu conexión, habrá servidores DNS más adecuados que otros. Es por ello que nunca viene de más echar un vistazo en Namebench, herramienta que nos aconsejará cuáles son los DNS más adecuados para nosotros. Independiente a esto, los números hablan por sí solos y, como nos muestra DNSperf, el rendimiento de los DNS públicos está más que probado, por lo que resulta sencillo establecer un orden general sobre la velocidad que podemos llegar a alcanzar con ellos.

Cloudflare

Cloudflare Dns

Cloudflare promete ser más rápido y seguro que las propias DNS de Google, contando incluso con aplicaciones para Android e iOS que configuran el DNS de forma automática en nuestros teléfonos. La empresa estadounidense cuenta con un buen renombre en sus espaldas, y la ventaja de ser el DNS más rápido que podemos utilizar actualmente.

Este DNS tiene un query time (velocidad de consulta del URL) en Europa de 9.48ms, el mejor tiempo registrado según DNSperf (hasta un 57% más rápido que las DNS de Google). Esto se traduce en que Cloudflare es la mejor opción si lo que buscas es velocidad a la hora de navegar por internet.

Los DNS primario y secundario de Cloudflare son 1.1.1.1 y 1.0.0.1.

OpenDNS

Opendns

Actualmente bajo el paraguas de Cisco, OpenDNS cuenta con una larga trayectoria. En concreto, 14 años de servicio gratuito, ofreciendo buena velocidad, filtros personalizables, y prometiendo seguridad a la hora de navegar.

Los tiempos europeos de OpenDNS nos hablan de 16.92ms, cerca del doble de lo que ha llegado a tardar Cloudflare. No obstante, recordar que a nivel de funcionalidades (sobre todo si decidimos dar el salto a las opciones de pago) de OpenDNS es bastante amplio, por lo que es un servidor a tener en cuenta.

Los DNS primario y secundario de OpenDNS son 208.67.222.222 y 208.67.220.220.

Google

Google Dns

La Gran G, como no podía ser de otro modo, dispone de su propio servidor DNS. En su caso, como leemos en Xataka se almacenan datos anonimizados de los usuarios, con fines de diagnóstico y resolución de problemas. Google promete borrar tu dirección IP pasadas entre 24 y 48h, punto a tener en cuenta para los amantes de la privacidad. Si bien puede contar con el inconveniente de saber que nuestros datos pasan por Google, mantiene un buen equilibrio entre velocidad y seguridad.

Se trata del tercer DNS más rápido, según DNSperf, arrojándonos un tiempo de 22.31 ms. Estos servidores de Google, como principal ventaja (aparte de su velocidad), nos protegen contra ataques DoS, bastante comunes en los tiempos que corren.

Los DNS primario y secundario de Cloudflare son 8.8.8.8 y 8.8.4.4.

Norton

Norton Dns

Norton, la famosa división de Symantec archiconocida por su antivirus, también dispone de sus propios servidores DNS. Haciéndose público en 2010, el servicio DNS de la compañía nace para ofrecer mayor velocidad y seguridad a la hora de navegar, prometiendo bloquear el malware y los ataques de phishing.

En las pruebas de DNSperf el DNS de Norton alcanza una velocidad de consulta dentro de Europa de 23.43ms, cifra bastante cercana a la ofrecida por el DNS de Google.

Los DNS primario y secundario de Norton son 199.85.126.10 y 199.85.127.10.

Neustar

Neustar Dns

Neustar, compañía estadounidense conocida por ofrecer servicios de telecomunicaciones, cuenta con el quinto servicio DNS más rápido, según las pruebas en las que estamos basando el listado. Al igual que sus competidores, Neustar promete una experiencia de navegación segura y rápida, con protección frente a ataques DDoS y un Firewall propio.

Acariciando por unas décimas a la velocidad alcanzada por el DNS de Norton, Neustar obtiene un tiempo de respuesta de 22.93ms. Teniendo en cuenta la variabilidad de dichos ms en base a nuestra propia conexión o el momento temporal en el que hagamos la prueba, la diferencia entre una y otra es irrisoria.

Los DNS primario y secundario de Neustar son 156.154.70.5 y 156.154.71.5.

SafeDNS

Safedns

SafeDNS ocupa la sexta posición en lo que a velocidad de DNS públicas se refiere, y la séptima si incluimos las privadas. Esta solución posibilita el bloqueo de anuncios, contiene filtros contra el malware y permite bloqueos personalizados. No obstante, si queremos valernos de la versión gratuita, la mayoría de dichas funciones estarán capadas, siendo exclusivas de la versión de pago.

La velocidad que ha obtenido en las pruebas de DNSperf ha sido de 26.01ms, valor bastante cercano a las alternativas de DNSFilter y Newstar.

Los DNS primario y secundario de SafeDNS son 195.46.39.39 y 195.46.39.40

Verising

Verisign Dns

Con 24 años de edad, Verising es una empresa veterana en internet, centrándose en el mundo de las infraestructuras de red. En cuanto a su DNS, destaca por ser una buena alternativa a nivel de seguridad y privacidad, aunque su velocidad empieza a quedar notablemente por debajo del resto de alternativas.

En las pruebas que nos ocupan, el DNS de Verising es el primero en romper la barrera de los 30ms, alcanzando un tiempo de respuesta en Europa de 31.1ms. Una diferencia que empieza a hacerse de notar (recordemos que Cloudflare baja de los 10ms), pero ahí queda su propuesta, completamente gratuita.

Los DNS primario y secundario de Verisign son 64.6.64.6 y 64.6.65.6.

Comodo

Comododns

Centrada en los productos de seguridad, la empresa Comodo tiene a bien ofrecer su servicio DNS de forma gratuita. En esta parte del ranking no debes esperar las mejores velocidades de respuesta, pero sí una férrea apuesta por la seguridad, centrándose en el bloqueo del phishing, spyware e incluso anuncios.

La velocidad del DNS de Comodo es de 33.68ms, cifra alta en comparación a los primeros DNS del ranking, pero precio a pagar por un extra de seguridad que debe tenerse en cuenta.

Los DNS primario y secundario de Comodo son 8.26.56.26 y 8.20.247.20.

Quad9

Quad9 Dns

Llegando a los últimos puestos del ranking nos encontramos con Quad9, servicio DNS joven (activado en 2016), centrado en aquellos usuarios que buscan seguridad a la hora de navegar.

Con una velocidad en Europa de 34.43ms, se plantea como una buena alternativa para navegar tranquilos por internet, con una velocidad aceptable, pese a no ser de los más rápidos.

Los DNS primario y secundario de Quad9 son 9.9.9.9 y 149.112.112.112.

Yandex

Yandex Dns

Por último, pero no por ello mala opción, los rusos de Yandex ofrecen a los usuarios sus servicios DNS. Desde su website nos cuentan las bondades a nivel de seguridad con las que cuentan sus servidores, protegiéndonos de páginas maliciosas mediante algoritmos propios (ayudados, eso sí, de la gente de Sophos).

Los servidores europeos de Yandex son capaces de traducir las URL en 46.1ms, velocidad inferior a la del resto de alternativas comentadas, rompiendo la barrera de los 40ms. No obstante, el extra de seguridad que aporta lo hace merecedor de una buena posición en el mundo de las DNS.

Los DNS primario y secundario de Yandex son 77.88.8.8 y 77.88.8.1.

Privacidad y velocidad: por qué cambiar el DNS

Dns

Por defecto, nuestra conexión de red dependerá de los servidores que nuestra propia compañía haya establecido para nuestro router. Cambiando el DNS por una alternativa de Cloudflare, OpenDNS o Google, nuestra velocidad de navegación puede mejorar considerablemente, al reducir los tiempos de carga en las páginas web.

En otro lado, y aunque no es algo frecuente en el caso de los usuarios europeos, pudiera darse el caso de que los gobiernos bloqueasen el acceso a determinados websites. Dicho bloqueo puede ser saltado si cambiamos la configuración de nuestro DNS.

Por último, encontramos en los DNS un bastión para la seguridad como muestran Quad9 o SafeNDS, para todos aquellos preocupados por su privacidad y seguridad a la hora de navegar. Siendo así, nos encontramos en definitiva con una forma básica, gratuita y rápida de mejorar nuestra experiencia con el navegador al alcance de cualquier usuario.

Midiendo la velocidad del DNS

Namebench Dns

DNSperf es una de las mejores páginas web para comprobar la velocidad de un DNS (tanto en Europa como a nivel mundial), así como para acceder al listado de cuáles son los más rápidos y estables. No obstante, encontramos diversas herramientas para medir la velocidad de los DNS y comprobar cuál es el mejor según nuestra conexión, como pudieran ser DNS Benchmark disponible para Windows y Wine, DNS Jumper disponibe solo para Windows, o Namebench, disponible para Windows, Linux y Mac Os.

Siendo conocedores de las distintas herramientas para medir la velocidad y calidad de los DNS, Namebench es nuestra opción a recomendar por su sencillez.

El más popular de ellos, y uno de los que mejor nos ha funcionado ha sido Namebench, ya que no tenemos más que abrir el programa, y este buscará el DNS más adecuado para nuestra conexión de forma automática. De esta forma no será necesario comparar por nosotros mismos los tiempos de cada DNS.

Cómo cambiar tu DNS

Cambiar el DNS es un proceso sencillo, que dependerá del dispositivo que estemos utilizando. Podemos cambiar los valores desde el propio ordenador o teléfono, desde los propios ajustes que nos ofrecen los distintos sistemas operativos.

Dns En Macos

En el caso de que estemos utilizando una distribución de Linux o MacOS, para cambiar el DNS no tenemos más que acceder al panel de red de los ajustes. Desde allí accederemos al apartado de DNS, en el que podremos añadir uno nuevo, asignando los valores primarios y secundarios pertinentes.

Cambiar Dns Xataka Basics

Si, por el contrario, nuestra plataforma es Windows, el proceso es bastante similar, ya que podemos hacerlo desde el panel de control. Desde este, accederemos al apartado de conexiones de red, y dentro de Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) visualizaremos la opción de Usar las siguientes direcciones de servidor DNS. Al activa dicha opción, podremos rellenar los campos correspondientes al primario y secundario (mostrados como servidor DNS preferido y servidor DNS alternativo.)

Cambiar Dns En Android

En lo que a sistemas operativos móviles se refiere, cambiar el DNS es posible desde Android e iOS. En el sistema operativo de Google, debemos ir al apartado de Redes e internet, para buscar dentro del mismo nuestra conexión Wi-Fi. Al pulsar sobre ella podremos acceder al menú de opciones avanzadas, para buscar los ajustes de IP, que debemos cambiar de Protocolo DHCP (por defecto), a IP estática. Una vez cambiado, podremos acceder a los apartados DNS 1 y DNS 2. Cambiamos al gusto y guardamos.

Cambiar Dns En Ios

Cambiar el DNS en iOS es bastante similar, por lo que partimos de buscar nuestra red Wi-Fi en los ajustes y acceder a sus opciones avanzadas. Aquí, pulsaremos en Configuración DNS, y cambiaremos el ajuste automático por el manual. En el subapartado Servidores DNS pulsaremos sobre Añadir servidor, para introducir la DNS primaria y secundaria. Tras guardar, el proceso habrá finalizado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir