Lo próximo de Bizum serán los pagos con QR en comercios físicos: la compañía plantea su llegada para "los dos últimos trimestres"
A fondo

Lo próximo de Bizum serán los pagos con QR en comercios físicos: la compañía plantea su llegada para "los dos últimos trimestres"

La solución de pago por móvil de la banca española, Bizum, tiene cerca de cinco años de historia. Nació en 2016 en el momento apropiado y de la manera adecuada. Podría ser el caso de éxito de una startup que llegó para solucionar un problema y obtuvo la recompensa del público, pero la idea parte de un sector tradicional y de empresas incluso centenarias.

Es el resultado de la unión de diferentes entidades financieras españolas que creyeron que aliarse para ofrecer una solución de pagos móviles universal para todas las entidades, con una infraestructura única, sumaba. Y sí, ha sumado.

Desde Bizum esperan tener experiencias reales de pago en comercio físicos en los últimos dos trimestres del año

Bizum duplicó su número de usuarios y triplicó ampliamente operaciones y volumen en 2020. A finales de marzo, además, han anunciado que han alcanzado los 15 millones de usuarios y siguen creciendo este 2021 con la vista puesta en obtener beneficios por primera vez. Aunque no sea ese su principal objetivo como nos explica Fernando Rodríguez, director de Desarrollo de Negocio de Bizum, que aventura a Genbeta la llegada progresiva del servicio a los comercios físicos en los próximos meses.

De transferencias instantáneas a un verdadero sistema de pagos

Fernando Rodríguez, director de Desarrollo de Negocio de Bizum
Fernando Rodríguez, director de Desarrollo de Negocio de Bizum

Los números que está cosechando Bizum en los últimos meses hablan por sí solos. La pandemia ha impulsado su uso y la marca ya ha calado en el lenguaje cotidiano incluso convirtiéndose en una suerte de meme cuando cae WhatsApp. "Cualquiera cosa, Bizum", es una broma recurrente en Twitter cuando la plataforma de mensajería instantánea falla.

Los hitos que el servicio de los bancos españoles va cosechando le aseguran, por ahora, salir reforzado de un año crucial para ellos. Desde 2019, el 2021 ha sido el periodo fijado para abandonar las pérdidas de una empresa cuyo objetivo nunca fue registrar grandes beneficios, aunque pueda resultar llamativo. "Nuestra idea no es no ser una empresa más orientada al beneficio, sino una empresa orientada a contener costes", apunta Rodríguez.

Bizum espera desembarcar en los próximos meses en el comercio físico con pagos mediante códigos QR

El plan de negocio lo mantienen y la proyección sigue los pasos marcados. Si hay beneficios este año, que es lo que esperan, esos beneficios se repartirán en forma de dividendos a las entidades que sostienen financieramente el proyecto o se reinvertirán en la iniciativa. Porque los bancos son los que abonan cuotas por el uso de Bizum y lo que deciden si, luego, cobran a sus clientes por el uso del sistema o no. A lo largo de los próximos meses, además, Bizum espera desembarcar en el comercio físico con más de una experiencia esencialmente basada en la tecnología de los códigos QR. Una tecnología ampliamente utilizada por plataformas como WeChat, la superaplicación china en la que, por supuesto, se fijan tal y como nos confirman.

Al final, en la práctica, el movimiento supone comercializar la experiencia adquirida con Loterías y Apuestas del Estado. Para las administraciones de loterías y a petición de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, Bizum desarrolló un sistema que se basa en códigos QR y sirve tanto para abonar apuestas como para cobrar premios. La idea es aprovechar know-how y abrirlo a todo tipo de comercio físico, grande o pequeño. Generalizar este sistema.

La idea es empezar a generalizar esta año los pagos mediante códigos QR
Pagos entre amigos con Bizum

"Lo que estamos haciendo ahora mismo es estudiar las distintas experiencias de usuario que tendríamos a nuestro alcance y viendo el impacto. La que ya tenemos es la generación del QR por parte del usuario. Estamos valorando también la generación del QR por parte del comercio y también la posibilidad de que el pago sea sin contacto", indica el directivo. "Es decir, un usuario puede enseñar un QR y poder pagar y la idea es aprovecharnos de esa primera experiencia y lanzarla en otro tipo de comercios: grandes cadenas y comercios pequeñitos".

Supone, además, emplear una tecnología que vive una segunda juventud durante la pandemia porque se está utilizando, por ejemplo, en la hostelería para mostrar las cartas. Pese a que no se usa para pagar, cada vez más personas están familiarizadas con esta evolución de los códigos de barras. Aunque no descartan otras modalidades de pago para el futuro.

¿Y cuándo llegarán los pagos mediante QR a Bizum de una forma más generalizada? "Esperamos que sea este año", responde Fernando. "Q3, Q4... en los últimos dos trimestres del año esperamos tener alguna experiencia real. También depende un poco de los comercios. Tienen que hacer sus adaptaciones y, al ser un nuevo método de pago, tenemos que ver cuáles son los tiempos. Estamos trabajando ahora mismo en lo que son las experiencias de usuario, el desarrollo técnico y confiamos en que en algún momento de este año este esté en marcha".

"En los últimos dos trimestres del año esperamos tener alguna experiencia real"
Un código QR

Como ha sucedido en el comercio electrónico, la idea es que los bancos comercialicen esta solución a todo aquel negocio que esté interesado. "Lanzamos la posibilidad del pago de ventas online con Bizum a finales de 2019 y hemos notado un incremento muy fuerte durante el año pasado. Acabamos con 200 comercios en 2019 y en 2020 estuvimos cerca de los 10.000. El objetivo este año es duplicar prácticamente esos esos comercios, quedarnos en torno a los 18.000 comercios", nos explica.

"Sería como ha pasado con el comercio electrónico. El comercio interesado tiene que hablar con su banco, contratarlo... También los grandes comercios, igual que los electrónicos, tienen sus propios sistemas y requieren de un desarrollo casi personalizado de cualquier tipo de nueva integración. Entonces yo creo que eso llevará un poquito más de tiempo, pero seguro que vemos algún gran comercio aceptando pago en físico este año".

Numerosos pequeños comercios utilizan Bizum, especialmente durante los últimos meses, al margen de las soluciones empresariales del sistema de la banca española

No obstante, especialmente durante los últimos meses, cualquiera ha podido comprobar cómo los pequeños empresarios de la hostelería y otros tipos de comercios han adoptado Bizum informalmente con la solución pensada para los pagos entre particulares. La idea es ofrecerles soluciones próximamente para que no deban proporcionar el número de teléfono y empleen el servicio de forma, por decirlo de alguna manera, regulada. Y para evitar este uso no contemplado, entre otros motivos, existen limitaciones.

"Bizum al final no deja de ser ahora mismo una transferencia, pero con unos límites. Yo puedo hacer una transferencia, del importe que quiera y a cualquier persona sin ningún tipo de limitación, pero en el caso de Bizum solamente podemos recibir 150 operaciones al mes", cuenta Fernando. Además, el importe máximo de las operaciones diarias está en los 2.000 euros. Estos usos al margen de lo establecido son monitorizados por la compañía.

La particular estrategia de Bizum: un servicio integrado en las aplicaciones de los bancos

El logo de Bizum en un teléfono móvil

Mientras que otras soluciones de gran éxito como Swish, la aplicación de pagos más popular de Suecia auspiciada por los seis grandes bancos del país, optaron por lanzarse como una aplicación, la solución de la banca española decidió integrarse en las aplicaciones de las entidades.

"La decisión respondió al final a una cuestión estratégica", comenta Rodríguez. "O partes de una aplicación que tiene cero usuarios y la haces crecer o partes de N aplicaciones que ya tienen miles de usuarios detrás y solamente les pones ese servicio para que lo utilicen, sumando poco a poco más valor a la aplicación del banco". Fue la decisión tomada, aunque encima de la mesa también estuvo la posibilidad de alumbrar una aplicación independiente. Una idea que no descartan de cara a un futuro con la idea de poder integrar a cualquier usuario de terceras entidades no participantes en Bizum.

La idea de una aplicación independiente de Bizum no se descarta para un futuro

Esta decisión, sin embargo, implica ciertas complicaciones. Mientras Bizum como tal se encarga "de mantener la marca, marcar las reglas de juego (es decir, los límites de la operativa), trabajar en la definición de nuevos casos de uso [como la solución de gestión de pedidos recientemente lanzada] y de que todas las entidades estén en el mismo plano", de ahí sus famosos siete empleados, estas entidades son las que deben hacer los desarrollos en sus propias plataformas. Los explotadores del servicio son, al mismo tiempo, diferentes partners tecnológicos con diferentes velocidades.

Es por esto que las nuevas funcionalidades, básicamente el pago en comercios electrónicos o físicos, no llegue a todos al mismo tiempo. Actualmente, de 31 entidades financieras que forman parte de Bizum, solo 19 ofrecen el pago en ecommerce (la funcionalidad tiene más de un año) y 9 el uso de los QR en las administraciones de loterías. Una desigual experiencia de uso del servicio que juega en contra del mismo. Durante este tiempo, además, la experiencia del pago online ha sido renovada.

De 31 bancos con Bizum, solo 19 ofrecen el pago en 'ecommerce' tras su lanzamiento a finales de 2019 y reciente renovación el pasado mes de marzo

"Estamos viendo que quizás algunas entidades adoptan este tipo de desarrollo a mayor velocidad y lo que hacemos con las que están un poco más rezagadas es ir trabajando con ellas para para que pueden sacar cuanto antes las funcionalidades", reconoce Fernando Rodríguez. La idea es, explica, "presentar una experiencia de uso homogénea en cualquier entidad". Por ello asegura que están trabajando para acortar plazos y, además, conseguir que las nuevas entidades en llegar, ING fue la última grande en llegar, se estrenen con todas las funcionalidades en marcha. "Siempre que se vea el logo de Bizum en un sitio, cualquier usuario debe poder hacer uso del servicio que allí se ofrece".

La pandemia y Bizum

Bizum en el móvil

Decíamos al principio que la pandemia y la necesidad de reducir los contactos de todo tipo, incluso a la hora de pagar, han impulsado el uso de Bizum. Algo que corrobora su director de Desarrollo de Negocio a este medio. Inmediatamente después de la declaración del estado de alarma en España se encadenaron varias semanas de caídas en el uso tras el choque inicial, pero pronto la situación empezó a normalizarse, aunque los pagos ya iban más allá de los que se realizan entre amigos.

En 2020, el segmento de usuarios de Bizum que más creció fue el de las personas que están por encima de los 50 años

Se pagaban clases online, se pagaban las compras realizadas por un tercero... y también se incrementó su uso en cuanto a causas caritativas. Bizum permite hacer donaciones a organizaciones no gubernamentales u organizaciones religiosas adheridas y el envío de dinero, sobre todo a iglesias, marcó récords. "Más del 50 % de las 3.500 ONG que tenemos ahora mismo son parroquias", ejemplifica Fernando.

El impacto del coronavirus en nuestras vidas también ha propiciado que aumente la digitalización en prácticamente todos los segmentos de la población. Si antes de la pandemia en Bizum veían cómo crecían sobre todo los usuarios de 18 a 34 años, en 2020 el segmento que más creció fue el de las personas que están por encima de los 50 años. "Es muy llamativo", concluye Rodríguez.

Temas
Inicio