Compartir
Publicidad
Publicidad

Cameron impulsa una reforma radical de la propiedad intelectual para adaptarla a la era digital

Cameron impulsa una reforma radical de la propiedad intelectual para adaptarla a la era digital
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

David Cameron está entusiasmado y según algunos totalmente convencido. Hasta el punto que la Baronesa Wilcox, la encargada de hacer la revolución que en el Reino Unido llaman reforma, se ha convertido, cuentan, en la "preferida" del premier.

Los socios liberales están encantados y sugieren que es posible que Cameron se lleve por delante la ley de tres avisos. Además las bases liberales y digitales han acentuado su presión sobre Nick Clegg. El "nuevo" Cameron le puede hacer un gran favor al vicepremier.

Lo que parece estar claro es que el conservador que cree en la sociedad se ha convencido de lo difícil que será cumplir la promesa que hicieron a la sociedad británica para convertir al Reino Unido en el país más atractivo para emprender, sin una reforma de la propiedad intelectual.

"Los fundadores de Google me han dicho que nunca podrían haber iniciado su empresa en Gran Bretaña. Ellos (en EE.UU) tienen lo que llaman "fair use" que permite a cualquiera usar libremente fragmentos de obras sujetas a derechos de autor para una serie de usos que van más allá de la investigación". Como el que se ha aprendido una lección en la que cree...

Un concepto similar existe en el Derecho británico donde se le llama "trato justo" pero sus contornos son vagos y su alcance es muy limitado. En Gran Bretaña la reproducción de contenidos (extractos) se limita a la investigación pública.
Necesitamos abrirnos mucho más...

Se ha aprendido las lecciones de la Baronesa. Allí donde va defiende la reforma y cita a Richard Florida. Se ha desmelenado y alguien le ha explicado lo de las Creative Commons.

No llegará a tanto pero va mejorando. Le gusta poner el ejemplo de Google una y otra vez. "Un servicio que ofrece una instantánea de contenidos que están accesibles en cualquier momento". Ese es el camino...

Así que puedo anunciar que estamos revisando nuestras leyes de propiedad intelectual, para ver si podemos hacerlas aptas para la era de Internet.

Seis meses para identificar todas las trabas que la actual legislación (también la definición y concepto) de propiedad intelectual suponen para el crecimiento económico y el interés general. Los derechos de autor, la legislación sobre patentes y los intereses de los intermediarios no pueden ser un freno para el crecimiento y la innovación.

La Baronesa Wilcox, que labró su "descontento" cuando estuvo al frente del Consumer Focus, ha explicado el alcance de la reforma con una sencilla declaración de principios:

Un sistema de propiedad intelectual creado en la era de papel y la pluma no se ajusta a la era de la banda ancha y los satélites.

La Baronesa tiene por jefe en el ministerio a Vince Cable (en la foto con Cameron), el terror de los tiburones financieros. El tipo más duro de la política británica. Ella, el duro, Clegg y Cameron se han comprometido a sacar adelante la reforma.

Suena a bonitas promesas como las de aquella campaña de Obama... que se llevó el viento. Pero Cameron no está en campaña. Está en el Número 10 y tiene mayoría suficiente en el Parlamento.

Más Información | Department for Business, Innovation and Skills (News Distribution Service)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos