Compartir
Publicidad
Publicidad

Comcast+NBC: la consolidación oligopolista de los medios del pasado

Comcast+NBC: la consolidación oligopolista de los medios del pasado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos se va a tomar su tiempo antes de dar el visto bueno a la polémica compra por parte de Comcast de una participación del 51% de la NBC Universal. Por lo pronto ha solicitado más información a las dos compañías sobre un proceso de convergencia que de ser aprobado creará la corporación mediática más grande del planeta.

Comcast, el mayor operador de cable e internet de Estados Unidos, necesita la aprobación de la FCC, pero también del Departamento de Justicia antes de tomar el control de NBC Universal. El grupo NBC Universal es el fruto de la fusión previa de dos empresas, NBC (General Electric) y Vivendi Universal, un conglomerado francés cuyos orígenes se remontan a las concesiones monopolísiticas de la gestión de agua... en tiempos de Napoleón III. Un gigante industrial vinculado al poder del Estado y ajeno a una dinámica real de mercado que creó Canal+ y se ha visto involucrado en innumerables casos de corrupción. Controla junto con Veolia y Suez Ondeo más del 70% del suministro del agua a nivel planetario.

Las cadenas de televisión NBC y Telemundo, 11 canales de cable, 26 estaciones televisivas locales y los estudios de Hollywood son los principales "tesoros" de la parte "débil" del acuerdo representada por Vivendi y General Electric.

El acuerdo alcanzando entre las dos compañías, de ser autorizado, permitirá a General Electric, propietaria del 80% de NBC Universal, hacerse con un 20% de Vivendi. Esta semana la FCC envió cartas a ambas empresas para informarles de que sus respuestas no cumplían con sus instrucciones y le solicitaba revisar y complementar sus respuestas. Las voces críticas con la operación ponen el acento en la progresiva toma de control "por las mismas manos" de la industria de contenidos y las operadoras que controlan las redes de difusión de estos.

La Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ por sus siglas en inglés) se opone firmemente a la operación y espera que la FCC de Obama la paralice o condicione en gran medida. Su presidente, O. Ricardo Pimentel, ha alertado sobre una "fusión" que supondrá menos diversidad de voces, menos empleo y la consolidación oligopolista de los medios en el pasado:

Una fusión entre Comcast y NBC debería causar verdadero pavor. Cuando una entidad que ofrece programación líder se une con los compañeros que controlan los canales a través de los que fluye el contenido, se concentra demasiado control en muy pocas manos. La consolidación de medios ya ha resultado en mucho de lo anterior, no permitamos más de lo mismo.

La "integración vertical" resultante permitiría a una empresa líder en distribución de noticias, información y entretenimiento. controlar también la producción de una gran cantidad del contenido que el público americano recibe. Varios legisladores han opinado que hay riesgos de que Comcast trate su propio contenido con preferencia vía cable e internet, levantando impedimentos para sus competidores y los productores más pequeños e independientes que tienen aún mayores probabilidades de quedar fuera de la programación de cable.

Los "compromisos de interés público" que Comcast ofreció cuando anunció el acuerdo el pasado diciembre, el lanzamiento de un nuevo canal de multidifusión aprovechando los contenidos desarrollados desde Telemundo y una promesa no específica de aumentar la programación de este canal en español, se han evaporado o no definido.

La marginación de las minorías del universo televisivo, "frente y detrás de las cámaras" fue tratada recientemente en una audiencia del Congreso para discutir la fusión de Comcast y NBC-Telemundo. Ejecutivos de televisión y cable y representantes de grupos minoritarios expusieron ante cuatro congresistas visitantes la necesidad de imponer condiciones de participación antes de aprobar el plan de unión entre los dos colosos de las comunicaciones y el esparcimiento.

Los activistas han encontrado su mayor fantasma en la compra de la cadena NBC por Comcast, principal compañía proveedora de internet. Al controlar el acceso a la red de sus usuarios, Comcast podría hacer que las páginas y vídeos de la NBC carguen a mayor velocidad que las de la competencia. Comcast presiona a Obama junto con AT&T y el Partido Republicano para frenar la regulación de la Neutralidad de la Red. Los nubarrones están a la vista de todos: Comcast también ofrece servicios telefónicos y podría bloquear o ralentizar el uso de aplicaciones como Skype, que permiten hacer llamadas a través de internet. Menos mercado. Menos Libertad.

En Nación Red | "Hollywood y Vivendi presionan a los socialistas": entrevista a Françoise Castex (eurodiputada)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos