Compartir
Publicidad
Publicidad

Las redes sociales japonesas, altavoz de la denuncia sobre la gestión política y empresarial de las nucleares

Las redes sociales japonesas, altavoz de la denuncia sobre la gestión política y empresarial de las nucleares
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las redes sociales están siendo de gran ayuda en la búsqueda de noticias sobre familiares y amigos desaparecidos en Japón pero también son ya el altavoz que más vibra en el debate abierto sobre el potencial peligro de la energía nuclear al que no es ajeno la crítica de los usuarios japoneses a su gobierno por como está gestionando el desastre con acusaciones que llegan a sugerir que está maquillando la información de manera más que irresponsable. Una vez más el medio de comunicación de la gente salta por encima de las viejas y formales barreras informativas.

Muchos internautas centran sus críticas en la actual gestión del gobierno pero el desencanto político viene de atrás. El primer ministro Naoto Kan iba a ser interpelado en el parlamento por varios casos de "corrupción" el mismo día del terremoto. Además el primer ministro japonés está siendo también muy criticado en los medios japoneses tradicionales que afirman que la reacción de su gobierno tras la explosión de la central nuclear de Fukushima había sido muy lenta, por ejemplo se le reprocha su tardanza en ampliar el perímetro de seguridad alrededor de la central y ordenar la evacuación de la población.

Incluso el primer diario de Japón, el moderado Yomiuri, ratifica hoy estas críticas al gobierno que extiende además como hacen las redes sociales a la poderosa TEPCO, la empresa que opera Fukushima y que suministra electricidad a todo la zona este de Japón. El editorial se puede leer en su versión en inglés.

TEPCO facilitó a la Administración entre 1977 y 2002 más de 200 informes falsos sobre sus centrales nucleares y se demostró que había ocultado sistemáticamente varios incidentes relacionados con la seguridad de los tres complejos nucleares que gestiona en Japón. Todos sus reactores fueron cerrados temporalmente y su presidente, Nobuya Minami, fue obligado a dimitir. Puede sorprender a algún ciudadano de bien, incluso indignar, que la empresa en cuestión haya seguido operando. Pero es que para muchos TEPCO es el poder. Tokyo Electric Power Company la compañía eléctrica más grande de Japón y la tercera del mundo.

En España, Rajoy, aprovechó su visita este sábado a Asturias para insistir en su defensa de la energía nuclear y entonces le aplaudieron. No le llamó la atención a los medios y yo sigo perpleja, no tanto por los aplausos más bien por lo que dijo el día que lo dijo. Por su parte Arsenio Escolar recuerda el giro nuclear de Zapatero, pero el debate que está en los medios y la red no llegó este fin de semana al territorio de la política lo que nos convierte en una excepción mundial. Si bien el diputado del PP y secretario general de la Fundación FAES, Jaime García-Legaz, que según se cuenta presionó a los marianistas para aprobar la Ley Sinde, es el principal promotor del dossier nuclear que formaría parte del programa electoral.

Del lobby nuclear español también formaba parte nuestro "amigo" Aldo Olcese, presidente de la Coalición de Creadores. Según informó El País hacía lobbyng para instalar centrales nucleares rusas en Marruecos. Ojo al cóctel del comisionista y primer halcón del lobby del copyright en España. Os dejamos con el destacado de aquella crónica del diario El País:

El posible uso por Marruecos de tecnologías nucleares no occidentales ha causado siempre cierta alarma en España. A finales de los noventa, Rabat mantuvo contactos con Pekín con vistas a la instalación de una desaladora con tecnología nuclear en Tan Tan, en la costa sur del país. El proyecto no prosperó."A 200 kilómetros de Canarias y situada en un territorio sísmico, [la planta desaladora] aparece como una enorme y grave amenaza para el archipiélago y sus habitantes", advertía hace años el Gobierno autónomo en una página web. Su consejero de Industria, Lorenzo Suárez, se desplazó entonces a Rabat para ofrecer una alternativa consistente en construir una desaladora que funcionase con energía eólica. Podía potabilizar 5.000 metros cúbicos diarios, un 38% menos que la planta china.No todos en España, sin embargo, han visto con malos ojos el desarrollo de la energía nuclear en Marruecos. Frustradas por no poder construir centrales en su propio país a causa de la moratoria en vigor, las eléctricas españolas han soñado con hacerlo en el vecino del sur para abastecer el mercado español a través de la interconexión en el Estrecho. El apóstol de esta doctrina es Aldo Olcese, presidente de Fincorp Mediación y uno de los empresarios más introducidos en Marruecos. Olcese sedujo a Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, que le encargó en 2005 que sondease a las autoridades españolas sobre su disposición a apoyar tal iniciativa. La acogida no fue muy favorable y el proyecto permanece en vía muerta.

Imagen | Greenpeace

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos