Compartir
Publicidad
Publicidad

Los ases de la web, esos ingenieros del alma de la Red que quieren salvar a Sakineh

Los ases de la web, esos ingenieros del alma de la Red que quieren salvar a Sakineh
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Los miles de signatarios invisibles de la petición lanzada por el sitio web de mi revista, La Règle du Jeu, estuvieron allí. Y, mientras la cosa se preparaba, los "ninjas" de mi amigo Jean-Baptiste Descroix-Vernier, esos ases de la web, esos ingenieros del alma de la Red que garantizan la continuidad del sitio y han conseguido que el llamamiento a manifestarse circule, estuvieron allí. El resultado fue un momento de una rara emoción. Y cuando, ante los miles de parisienses presentes en la plaza de la República, este hermoso domingo de septiembre, la voz de Sajjad, el hijo de Sakineh, brotó de un teléfono móvil para expresar su gratitud, los riesgos que asumía al sumarse a nosotros desde Tabriz y la importancia que tiene, incluso en Irán, una concentración de esta índole, algunos de nosotros pensamos, con el sollozo del salmista como un nudo en la garganta: "No hemos luchado para nada, nuestra súplica no ha sido en vano.

Bernard Henri Lévy

Sajjad Gaderzadeh, el hijo de Sakineh Ashtianí -la mujer iraní condenada a lapidación por adulterio - ha desaparecido - se supone que ha sido detenido junto con su abogado, Javid Houtan Kian y los dos periodistas alemanes que lo entrevistaban.

Así lo ha confirmado el Comité Internacional contra la Lapidación y el intelectual que ha decidido no cavilar y actuar para salvar la vida de Sakineh y ahora de su hijo (y su abogado y los periodistas... y los gays ahorcados sin piedad...).

Lapidación y horca, símbolos del mal tolerado, en el regímen de un loco muy cuerdo que hizo carrera sacrificando niños. Con ese excremento humano algunos quieren abrir espacios de civilización y otros muchos hacer negocio colaborando en la represión de los disidentes.

El alma democrática de la red y su jovial determinación a ser contestataria (y espontánea por esencia y principio) frente a los abusos del poder es una de las "últimas esperanzas" frente a la claudicación de unos políticos y negociantes (van juntos) dispuestos a repetir la historia. Bernard- Henri Lévy todavía confía en el alma de la Red. Eres tú. Actúa. Quizás también en otra dirección. Es la hora de los ninjas, esos ases de la web, esos ingenieros del alma de la Red... El político de aquí (Bruselas o Madrid), instalado en su confort de listas cerradas y medios controlados, no hará nada de relieve para "no poner en peligro las relaciones internacionales", salvo que sienta la presión electoral o el bochorno de sus actos. Así son. Quedas tú.

Más Información | freesakineh.org

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos