Compartir
Publicidad
Publicidad

Los hijos de Facebook hacen historia pero se quejan de la falta de solidaridad, que sólo les llega de la red

Los hijos de Facebook hacen historia pero se quejan de la falta de solidaridad, que sólo les llega de la red
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
La revuelta que ha estallado en todo Egipto es histórica por muchos motivos, y encamina la nación hacia un futuro esperanzador. Lo más inesperado, incluso para los propios egipcios, es que esta intifada la encabecen los jóvenes, los llamados hijos de Facebook, sin ningún plan religioso ni ideológico aparte de un futuro mejor para Egipto y su pueblo. - Ahmed Zewail, Premio Nobel de Química en 1999

Ahmed Zewail escribe hoy en El País un artículo que ha titulado Los hijos de Facebook y en el que pone el dedo en la llaga por la que respira la herida de la Realpolitik y del miedo. Mejor Mubarak que lo que la revolución pueda traer. La condena a un pueblo al que se le niega su derecho a alcanzar la democracia.

El egipcio y premio Nobel, por el contrario, alaba a estos jóvenes que quieren ser dueños del futuro y que han demostrado de sobras querer una transición ordenada, pero no por Mubarak.

El pueblo egipcio ha perdido la paciencia, después de mucho tiempo, con los juegos de poder entre los miembros del entorno del presidente a propósito de la sucesión y el nombramiento de su hijo, Gamal Mubarak, la falta de transparencia entre quienes ocupan los puestos de poder, y las elecciones fraudulentas que hicieron que en el último Parlamento hubiera una mayoría del partido de Mubarak y prácticamente nada de oposición.
Aunque Egipto ha vivido ciertos avances económicos en los últimos años, las masas pobres se han quedado atrás y la clase media ha retrocedido. Solo la pequeña élite que ocupa la cima social se ha beneficiado en abundancia, al aprovechar la combinación de su influencia política y el capital. La corrupción resultante de ese maridaje y el hecho de que los funcionarios estén exigiendo sobornos han acabado por agotar la tolerancia de la gente.

¿Qué hacemos ahora?, se pregunta Ahmed Zewail. Estas son las cuatro medidas que según él, deben tomarse para resolver la crisis actual:

La primera, reunir un consejo de sabios (tanto hombres como mujeres) que elaboren una nueva visión nacional y redacten una Constitución nueva basada en la libertad, los derechos humanos y el traspaso ordenado de poder.
Segunda, garantizar la independencia del Poder Judicial.
Tercera, celebrar elecciones limpias y justas a las dos cámaras del Parlamento y a la presidencia, supervisadas por los jueces.
Cuarta, formar un nuevo Gobierno de transición, de unidad nacional, lo antes posible.
Para que este plan salga adelante y tenga legitimidad, el presidente debe dimitir ya.

Frente a la gran ameneza, que lo justifica todo, de una oposición controlada por los Hermanos Musulmanes, se alza la verdad de una oposición respetuosa con los valores liberales y democráticos. Al gabinete de comunicación del embajador esta verdad le molesta.

Quizás porque más que la revolución de Facebook sea la de WikiLeaks. Transparencia, levantar la afombra, incluso de la embajada. Los voceros de la seguridad que aplasta la libertad y legitima la represión del guardían de Egipto y hasta ayer de la Internacional Socialista.

Es otra manera de insultar a los héroes de la libertad, que en Egipto llevan años fortalenciendo un polo laico y democrático (auspiciado en parte por la Internacional Liberal y muy bien valorado por las organizaciones en defensa de los Derechos Humanos) que además sería claro favorito en unas elecciones limpias.

Pronóstico que el mensaje neoconservador, mejor Mubarak que un Hermano Musulmán, pone en serio riesgo, como cuentan jóvenes liberales desde el corazón de El Cairo. Así es, cada día sin el apoyo occidental a su principal reivindicación, "Váyase Sr. Mubarak", es un añadido de desesperación para millones de jóvenes egipcios que al menos hasta hace una semana defendían nuestro modelo político y de convivencia, pero que se preguntan, ¿si Occidente en el fondo no prefiere el status quo que ellos sufren en forma de limitación de las libertades y cárcel (tortura) para el disidente?.

Otra forma de tortura que lleva a la desesperación y que en España ya tiene su franquicia (versión provinciana) en ese periodismo de papel y de la concesión o subvención que defiende el status quo del torturador. Los proMubarak españoles en acción. Punto. Radio, papel y televisión. ¿Tardofranquismo residual o la triste verdad de una corriente de opinión en los viejos medios?. Democracia limitada, Seguridad y Estado policial.

¿Torturas allí por nuestro bien aquí?. Control de Internet y de la disidencia por poner en peligro el mapa de la realpolitik que supuestamente frena la expansión del "hermano musulmán".

Desde luego no son las voces de esta generación... menos acomodada, menos miedosa y más ambiciosa. Más democrática y liberal. ¿Transición ordenada por Mubarak?, preguntan uno de los revolucionarios que ya han podido leer y escuchar alguna aberración en español. "No te preocupes son residuos del franquismo". El joven licenciado que antes de salir corriendo, "se escuchan disparos", tenía la entereza de discutir sobre "una UCD con ElBaradei al frente" como si estuviese en su clase de políticas.

"Cuando haya elecciones limpias ganaremos ampliamente", son los Jóvenes de la Libertad, la gente de Wael Nawara, Ayman Noor, un gran candidato, los decididos chicos y chicas del Democratic Front Party que sueñan con hacer caer a todas las dictaduras de la zona, los entusiastas lectores y seguidores de Al-Aswany y el movimiento Kifaya, sin olvidar a una amplia y numerosa representación de la izquierda democrática, muy significativa en Egipto.

Una oposición muy mayoritaria. Esa es la versión que no se escucha pero se escapa por una rendija digital. Al menos aquí, en esta ventana, transmitimos el mensaje de los que quieren libertad y nos piden que digamos, Mubarak vete ya, para ver si algún gobernante o líder político es capaz de pronunciar esas pocas palabras que ningún titular ni telediario parece echar de menos. "¿No es noticia?", no es noticia. Obediencia debida. Editores y Políticos. Ya no hay diferencia.

Foto | El blogger egipcio @BooDy cubriendo sus heridas con un pañuelo En Nación Red | Blogueros encarcelados y torturados en Egipto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos