Compartir
Publicidad
Publicidad

Manos a la obra en Interior para hacer frente a la "amenaza" del hacktivismo

Manos a la obra en Interior para hacer frente a la "amenaza" del hacktivismo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ayer el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, después de anunciar que convocar algaradas por internet será castigado con un mínimo de dos años de cárcel para que los fiscales puedan pedir prisión provisional, se pasó por la sede de Isdefe para participar en las Jornadas Técnicas de Protección de Sistemas de Control en Infraestructuras Críticas, que organiza la sociedad pública en colaboración con el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC) que depende del Secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa.

Allí fue donde el ministro anunció que ampliará la capacidad operativa del CNPIC con la creación de una nueva oficina (de coordinación cibernética) para hacer frente a las amenazas que se ciernen contra España y sus infraestructuras críticas. Según una comunicación del propio Ministerio del Interior, “entre las amenazas a la ciberseguridad, una de las más significativas ha sido el considerable aumento del hacktivismo, tanto por el número como por la variedad de sus ataques”.

Los medios electrónicos y las redes sociales han permitido a los hacktivistas (Interior cita exclusivamente al grupo Anonymous) una mejor planificación y la posibilidad de desplegar sus acciones – tanto en el mundo digital como físico – de manera coordinada.

En los próximos meses se definirá mejor la Estrategia Nacional de Ciberseguridad contra el hacktivismo, la ciberdelincuencia y el ciberterrorismo. En su desarrollo también participará el ministro de las descargas. Vaya tropa, Mariano.

En Nación Red | Organizarse en la red y hacer resistencia pasiva, nuevos delitos según Interior

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos