Publicidad

Francia y Alemania reducen su propuesta de tasa a las tecnológicas: la publicidad digital es el nuevo objetivo

Francia y Alemania reducen su propuesta de tasa a las tecnológicas: la publicidad digital es el nuevo objetivo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La cuestión de los impuestos de las grandes compañías tecnológicas (o de su falta de pago) sigue siendo uno de los asuntos más importantes a los que se enfrenta la Unión Europea en materia fiscal. En ese sentido, Francia ha sido el país que más ha luchado por evitar que las compañías tributen menos de lo que les corresponde, y para ello quería fijar una tasa dedicada a estas empresas. Sin embargo, y pese a contar con el apoyo de Alemania, los países nórdicos e Irlanda (el país cuyas ventajas más han sido aprovechadas para pagar menos) bloquearon el acuerdo.

Al ver que sacar adelante una tasa tecnológica general sobre el 3% de los ingresos digitales iba a ser misión casi imposible, París y Berlín han rebajado sus pretensiones y su nueva propuesta sólo ataca a las compañías de publicidad. Es decir, que por ejemplo, Apple, Amazon o Microsoft quedarían fuera, y los grandes objetivos serían Google y Facebook, los gigantes del sector.

Falta de acuerdo y plazos que se alargan

No es lo único que ha cambiado. Al principio, la Comisión Europea proponía que la tasa estuviera pactada antes de final de año, pero ahora se han dado tres meses para lograr un acuerdo. El objetivo es cerrarlo antes de marzo de 2019, para que entre en vigor antes de enero de 2021.

Se llegue o no a un acuerdo en la Unión Europea, la parte fuerte del plan pasa por lograrlo a un nivel más global, en la OCDE

La tasa a la publicidad de Facebook y Google estaría presente en el sistema fiscal europeo hasta 2025, fecha para la que se espera que el asunto pueda estar cubierto de otra forma, y es que, tal y como se afirma en el documento aportado por POLITICO donde se explicaba la postura francoalemana el acuerdo "contribuirá a la modernización de nuestros sistemas impositivos", implicando que en cuestiones de tributación, Europa sigue sin estar adaptada a la era moderna.

La idea es que cada país pueda desarrollar sobre unos mínimos, con el objetivo en el horizonte de que sea en la OCDE, que contempla a las 30 economías más avanzadas (y por tanto países ajenos a la UE), donde se alcance un acuerdo global que impida que las compañías sigan logrando poder evadir impuestos mediante ingeniería fiscal en paraísos fiscales. Que el acuerdo no sea global es uno de los argumentos de los países opositores para no aprobar la primera propuesta

España, Reino Unido e Italia mantienen propuestas propias

Tres de los grandes países que abogaron por la primera propuesta han comunicado que continuarán trabajando en leyes que solucionen la problemática de forma local, basándose en lo negociado por la Comisión Europea.

España hará pagar un 3% a las empresas que facturen 750 millones de euros a nivel global y tres millones en nuestro territorio. Las compañías afectadas por la tasa serían las dedicadas a la publicidad online, los vendedores de datos y los intermediarios. Reino Unido persigue el mismo camino, salvo que no hará tributar a las compañías que venden datos y que la base de facturación es menor a la española, con 572 millones de euros.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir