Publicidad

FrenaLaCurva, una plataforma para ayudar a vecinos que lo necesiten durante la cuarentena

FrenaLaCurva, una plataforma para ayudar a vecinos que lo necesiten durante la cuarentena
Sin comentarios

Si algo se ha demostrado estos días de cuarentena en España, es que, en general, estamos siendo solidarios y respetando la orden gubernamental de que nos quedemos en casa. Así, en la mayoría de casos, si se teletrabaja, se sale para lo necesario: hacer la compra básica, tirar la basura, ir al médico, etc.

Sin embargo, hay muchas personas en España, un país envejecido, que pueden necesitar ayuda, y que o bien no viven cerca de sus familiares, o ni siquiera tienen nadie a quien pedir ayuda. Si para mí, joven, ya supone un riesgo salir en el día a día, sobre todo en zonas de mucha densidad, los grupos de riesgo lo tienen mucho más crudo.

Para poder ayudar a ancianos con la compra o la basura, a padres que pueden necesitar canguro altruista, o simplemente formas de hacer más fácil el paso de los días, se ha creado la plataforma 'FrenaLaCurva', una iniciativa que busca poner en contacto a personas que se encuentre cerca, gracias al uso de la geolocalización. Otras plataformas que se pueden utilizar para lo mismo son NextDoor o Supervecina.

Cómo ayudar a tus vecinos en FrenaLaCurva

Frenalacurva Como parte de FrenaLaCurva también existe Actua.frenalacurva.net, donde podemos encontrar muchos recursos para estos días.

FrenaLaCurva nació como una iniciativa del Gobierno de Aragón, pero a día de hoy es una plataforma ciudadana que funciona gracias al trabajo de voluntarios, activistas, empresas, organizaciones y laboratorios de innovación abierta. Como dicen en sus 'Instrucciones de uso', "es una herramienta tecnológica complementaria de que depende totalmente de que nos activemos fuera del ámbito tecnológico", "especialmente teniendo en cuenta a colectivos en situación de vulnerabilidad o brecha digital".

Las necesidades y ofrecimientos de los que son intermediarios son los siguientes:

  • Necesidad propia: la persona en necesidad de un servicio rellena el formulario.
  • Necesidad con ntermediación: necesidad creada por personas que saben de necesidades de personas que no pueden rellenar el formulario por no tener acceso a móvil / ordenador.
  • Ofrecimiento:​ voluntarios que pueden hacer compras, sacar basura...
  • Servicio Público Disponible: mercados o farmacias con horarios modificados, veterinarios abiertos, centros sociales que ofrezcan comidas, aseo y comida para transportistas...
Ofrecimientos

Dentro de ellos, hay muchas necesidades, como compra de medicinas o alimentos, comida preparada, bajar la basura, pasear o acoger animales domésticos, o acompañamiento tecnológico. Este último punto es importante, pues hay muchas personas que están solas, y no disponen de los medios tecnológicos ni distracciones que estos días mantienen a mucha gente fuera del aburrimiento.

Para "frenar la curva", los creadores han utilizado OpenStreetMap y Ushashidi, una plataforma de Internet que ayuda a capear "información vital en zonas de catástrofe o de conflicto". Utilizando su mapa, e incluso sin registrarnos, podemos ver ofrecimientos, y necesidades. Algo interesante es que podemos publicar "necesidades con intermediación", si uno de nuestros conocido no tiene medios o conocimientos para publicar.

Frenalacurva 1

Para publicar necesidades y ofrecimientos sí hay que registrarse, y se nos pedirá que titulemos la necesidad, nuestra ubicación aproximada, une breve descripción, y la categoría relacionada con la necesidad o la oferta que queremos realizar. Así, podemos ver como podemos ofrecer servicios de 'Maker', en el caso de que tengamos impresora 3D o medios para fabricar mascarillas, recursos que pueden ser imprescindibles.

Consejos de privacidad y de seguridad para la compra a colectivos de riesgo

En iniciativas como FrenaLaCurva uno de los problemas puede ser la pérdida de privacidad de quien se ofrece y de quien necesita ayuda. Por ello, en las instrucciones, recomiendan no dar la dirección de tu hogar ni de la persona dependiente, sino direcciones aproximadas. Asimismo, recomiendan dar el correo electrónico en vez del teléfono, al menos públicamente, para que la experiencia sea menos invasivo.

Por otra parte, es importante recordar que en muchos casos lidiaremos con colectivos de riesgo. Para ellos, desde las instrucciones nos recuerdan que no debe haber contacto físico, que hay que dar la compra en la puerta, hablar a unos dos metros, que es mejor no tratar con dinero físico, en la medida de lo posible, etc.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios